• Mar. Dic 6th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

Vanesa Martín se hace gigante en Sevilla

Poradmin

Jun 20, 2015

“Gente andando deprisa, pasando por tu vida de puntillas, otros, sin duda, llegan para quedarse. Miradas que te encuentras y miradas que rechazas. Música, un lenguaje poderoso capaz de zarandearte y llevarte a la gloria. Cada noche es la primera vez, restos de piel van quedando en cada escenario…”

 

Con estas palabras daba comienzo una noche mágica donde una apoteósica Vanesa Martín se hizo gigante brillando ante un Auditorio Rocío Jurado que esperaba a la artista como se espera aquello que tanto se añora. Sevilla añoraba a Vanesa, la esperaba y la simbiosis entre público y artista fue muestra de ello, porque Sevilla es tan de Vanesa Martín que ni ella misma se lo aguanta. Una Vanesa Martín que llegaba en uno de los momentos más dulces de su carrera, tras cuatro discos de estudio y haber arrasado escenarios a lo largo de la gira de su último álbum Crónica de un baile, la cantante llegaba para algo más que un concierto, nos esperaba por delante casi 2 horas y media de sentimiento, magia y volver a sentir, una vez más,  por qué vale la pena seguir luchando por la música en directo. No era la primera vez que la malagueña presentaba en tierras hispalenses su último trabajo, ya tuvimos ocasión de deleitarnos con sus acordes el pasado año en Fibes, pero lo de anoche fue de otra pasta, sumando además el regalo que supone que tu ciudad sea testigo de la grabación del directo de la artista para el que será su próximo DVD en directo, un directo donde quedó patente que a corazón y alma a Vanesa Martín no le gana nadie.

Arrancaba la noche con la artista ascendiendo desde lo más bajo del escenario para hacerse presente entre las más de 8 000 personas que abarrotaban un Auditorio Rocío Jurado con entradas agotadas desde hacía varias semanas. 27 temas nos esperaban por delante, casi 2 horas y media de puro espectáculo con una artista que brilla con luz propia y consigue atraparte lentamente. Sintiéndonos, fue el tema elegido para dar comienzo al baile, tema de su disco Cuestión de Piel y que nos llevaba entre agradecimientos de la artista a los asistentes a Respirar de ti. Poco hacía falta para levantar a un público que se encontraba totalmente entregado a la artista desde que esta apareció en el escenario y que encontró en la sensualidad de Ropa desordenada el momento para entregarse a la malagueña. Los juegos de luces cambiaban y nos mantenía el ritmo para mecernos con Hablas, una de las preferidas del público, el pasado se resolvía pronto con esta declaración de principios y poco podía presagiar Sevilla la noche de sorpresas que le esperaban a partir del siguiente tema. Entre una explosión de sonidos e intensidades del coreado Frenar Enero  hacía irrupción en escena para acompañar a Vanesa Martín Melendi, lo que terminó de dar rienda suelta a aquellos que aún andaban sentados en las gradas. Las sensaciones se iban acumulando y nos presagiaba que la magia seguiría acompañándonos durante toda la noche y sin poder recuperar el aliento tras la sorpresa de mano de Melendi llegaba uno de esos temas fetiche de la malagueña, porque solo ella consigue trenzar Trampas y manejar los tiempos con esa templanza. Canción a canción se iba liberando cada vez más intensidad y llegaba el turno de agradecer a todos los asistentes al concierto y para ellos iba dedicada Tiempo de espera, continuaría con Hoy no para seguir desgranando ese Crónica de un baile que tantas alegrías y emociones le están brindando a la artista malagueña.

 

Una de las cosas más bonitas de la música es el constante descubrimiento, y así se  nos descubría la siguiente sorpresa de la noche venida directamente desde Italia, la artista Annalisa que sorprendió e impresionó por igual a todos aquellos que todavía no tenían el placer de dejarse llevar por la potente voz de esta italiana, con la que Vanesa quiso compartir su aclamado Si me olvidas. Tras la tempestad llega la calma, y tras esta furia de voces en el escenario llegaba el momento de Durmiendo sola, donde pudimos apreciar con más claridad si cabe la grandeza de la artista que teníamos enfrente nuestra, acompañada tan solo por los acordes y la simplicidad del piano. Para seguir sin dejar ningún tema en el tintero llegaba No te pude retener donde cada nota era acompañada por otra llegada de un público entregado. La complicidad entre la artista y Sevilla se dejaba evidenciar y Vanesa Martín hizo creer a Sevilla con su Polvo de mariposas.

Arráncame parece uno de esos temas creados a conciencia para el directo, un tema que hace aún más grande a la artista y que mediaba con la entrada de una India Martínez en escena que conseguía rematar un grandísimo tema con la contundencia de su voz. Todavía había espacio para alguna que otra sorpresa más y esta con el tema 9 días, composición inédita y que la malagueña entregaba a Sevilla en forma de regalo. La noche todavía tenía mucho más que dar y Vanesa Martín tenía todavía mucho que decir así que tocaba Si pasa o no con el último invitado de la noche, un Sergio Dalma que hacía aparición en el escenario y que ponía boca arriba el auditorio hispalense. La sugerente Aún no te has ido encandilaba para dejar paso a Libres e incitar más a un público al que el tiempo se le iba escapando. Temas de siempre como Déjame a mí no decepcionaban a nadie y donde otros artistas rezuman artificios Vanesa solo se vale de su guitarra para hacerse inmensa y llenar cada rincón del escenario. La malagueña quiso acordarse de su amigo Miguel Poveda, el cual no pudo estar presente porque se hallaba presentando su directo en Fibes y al que la artista dedicaba Casi te rozo. Un incansable auditorio Rocío Jurado pedía más y Vanesa se sentía como en casa y se atrevió con esa artista, que merece mención aparte y que da nombre al auditorio que ella estaba levantando, así llegaba Mi amante amigo en una cover de Rocío Jurado donde la artista volvió a hacerlo y abrir más de una boca. Saber manejar los silencios es casi tan importante como manejar los acordes y con un recinto totalmente silenciado tras Mi amante amigo se desgranaba Rienda suelta enlazada con La vida para el último tramo del concierto. Entre agradecimientos y la emoción que desprendía su propia mirada Vanesa Martín se despedía de Sevilla, tras haber puesto cuerpo y alma durante más de dos horas y media Crónica de un baile llegaba a su fin con su primer single Sin saber por qué.

Vanesa Martín se consagraba una vez más ante un público que se hizo sumiso a la merced de la templanza y armoniosa voz de la malagueña, el auditorio Rocío Jurado fue testigo de una noche mágica, noches que no se olvidan en mucho tiempo. Poco queda que decir de una artista en mayúsculas que regaló a Sevilla ser protagonista y confidente de su disco Crónica de un baile, una artista que consigue hacer bailar con su voz y sus composiciones incluso a la propia música. “La vida es maravillosa no se pierdan ni un detalle” confesaba Vanesa Martín en su despedida y desde Musiqueando queremos darle las gracias, porque por noches como esta, sin duda, merece la pena.  

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *