• Mar. Jun 28th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

TONI ZENET. Teatro Casa de Vacas, Madrid 22-09-10

Poradmin

Sep 25, 2010
Image

La noche prometía. Nada más y nada menos que Toni Zenet en concierto y en buena compañía. ¿Qué más poder pedir para una noche de miércoles? Pero los planes se tuercen, y lo que prometía ser una velada memorable… se convierte en un reto para mi… ¡Tengo que ir sola al concierto! (las obligaciones e imprevistos laborales a veces nos juegan malas pasadas)

Image

 

Empieza a anochecer en Madrid. Pero en el Retiro las cosas se ven diferentes. Así que recobré los ánimos tras la decepción por el cambio de planes, sobre todo por las altas expectativas que tenía puestas en el concierto…

 

Algo intimidada por tanta gente y mi soledad, pido permiso para sentarme al lado de dos mujeres: Ana francesa y Ana madrileña, unida a mi misma, también Ana (casualidades de la vida), nos juntamos tres tocayas en la misma mesa. Al final de la noche habíamos entablado amistad y el entusiasmo y el placer por haber compartido tan buena noche en compañía del gran Toni Zenet… Un saludo desde aquí a esas dos mujeres excepcionales, sin dejar por ello de pensar que la magia que Toni Zenet le puso a la noche hizo algo especial en que surgiera esta amistad y se creara este ambiente tan adecuado…

Image

 

Pero sigamos con lo que fue en sí propiamente el evento. El teatro de la Casa de Vacas es al aire libre. Con sus mesitas y la posibilidad de tomar algo de beber y comer, lo cual se agradece, y más a las horas a las que era la cita (las 21:30h). Las noches ya empiezan a refrescar, y por suerte había llevado chaqueta (Tomad nota quienes vayáis a ir a alguno de los siguientes conciertos que quedan pendientes: http://www.casadevacas.es/). Aunque debo deciros que Zenet consiguió crear un ambiente en el cual olvidamos por completo la temperatura ambiental, y creamos un microespacio cálido y acogedor… ¡Sólo nos dimos cuenta al terminar el concierto y romperse el clima creado!

 

Zenet sale a escena con arte, y se mueve por las tablas seguro, tranquilo, elegante… Pero al mismo tiempo con cercanía, con humor, espontáneo… Es un equilibrio entre una música calculada al dedillo, pero con su toque fresco. Es un crooner andaluz, y su música de fusión natural, no etiquetada, con flamenco, copla, son cubano, tango argentino y jazz de Nueva York te transporta lejos… lejos como si llegaras hasta “LOS MARES DE CHINA”, título de su último trabajo, el cual se promocionaba aquí.

 

Parece que son versiones de clásicos, lo cual creo que ya es todo un punto a favor hacia su música. Es difícil que no guste. Y esto es todo un mérito. Pero es que cómo el mismo dice “Algunas canciones hay que buscarlas. Otras ya estaban ahí, sólo hay que descubrirlas”.

Image

 

Para mi una de ellas es “Un beso de esos”, con la que empezó el concierto. Aunque sinceramente todas suenan a eso, a canciones que ya estaban ahí, pero que escuchando atentamente la letra descubres pequeños toques actuales… Eso sucede por ejemplo con “Estela”, cuando la define como una “reina sin corte, la perfecta vecina, una Gilda que baila… con guantes de cocina”. Me encanta el toque que le da al llamarla “Mi bruja piruja”… Esos guiños hacen que sonrías al escuchar la canción y que se trate de canciones con letras valiosas, con contenido… Algo que no es demasiado frecuente, lamentablemente…

 

Son canciones con ese aire de copla de antaño, en cuanto a que son canciones con historia, no unos simples estribillos repetidos sin cesar.

Cuenta Zenet en su concierto que un amigo suyo dice “No me quieras tanto, quiéreme mejor”. Y eso es lo que él nos cuenta en “Dientes de rata” cuando dice “Muérdeme flojito (que fuerte tú me matas)”.

 

Contamos con el regalo de una nueva voz que le acompañó en “Agua de Levante”: Tamara. Se unieron dos voces delicadas, diferentes, ligeramente rasgadas y dulces al mismo tiempo, elegantes y estudiadas, controladas y acompasadas. Un placer…

Image

 

En “El mismo lado de la cama” Zenet nos plantea un amor imposible. Imagina que ambos queremos el mismo lado de la cama… Todo un dilema, ¿verdad?. Pero a pesar de todo… “Siempre nos ganan las ganas”. Y eso es lo mismo que nos ocurre con Zenet. Que termina el concierto y nos quedamos con ganas de más…

 

Pero aparece tras nuestras súplicas regalándonos un maravilloso “Ná de ná” Adaptación de Javier Laguna (con un Zenet encantado de que tuviera que recurrir al andaluz para que le cuadrara el verso). Aquí os dejo un fragmento: “No reniego de ná / el pasado pasó / Ya no añoro el ayer / Porque al fuego arrojé / Mi placer, mi dolor, / puedo vivir sin los dos. / Desde hoy tú serás la razón de mi felicidad”.

 

El momento final, en el que se va y nos deja a todos tarareando todos “La vie en rose”, prometo que no tuvo precio. Además, junto a Ana (francesa y seguidora de Toni Zenet), parecía una auténtica dedicatoria a mi compañera de velada… Hay quien dice que las casualidades no existen. No sé. Pero el caso es que tras un rato pidiéndoles otra más, volvieron a salir, y “casualmente” tocaron una canción (adelanto de su próximo trabajo) en la que decía:

“Fue por casualidad que tú volvieras al mismo lugar y en la misma fecha

Fue por casualidad que desde entonces yo parara allí casi todas las noches”.

Image

 

Espero que la casualidad haga que este artista aumente su reconocimiento. Como dicen desde su discográfica (“El Volcán Música”) “Si Chavela Vargas, Gardel y Sinatra hubieran nacido en Málaga no necesitaríamos a Zenet”. Pero como no es el caso, es alguien e indispensable y, desde luego, por mi parte, altamente recomendable para todos los públicos…

 

Esa noche faltaron músicos (como dijo él, “debieron caerse de la furgoneta cuando pasaban por Extremadura”). Pero su gran “poderío” en el escenario hicieron que la “sola” presencia de los magníficos Manuel Machado (Trompeta), Pepe Rivero (Piano) y José Taboada (Guitarra) fuera más que suficiente para realizar un concierto espléndido, con una compenetración y sensibilidad. Su disfrute por la música nos hizo deleitarnos y paladear cada nota. Creo que, concluyendo, puedo decir que un concierto de Toni Zenet no se escucha. Se disfruta, se paladea, se siente… Es un goce para los sentidos y para el buen gusto. Música, letras, puesta en escena… ¡Les recomiendo que no se lo pierdan y le sigan la pista!

Image

 

 

http://www.zenetelvolcan.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.