• Dom. Sep 26th, 2021

Musiqueando

Tu web de música

Image

 

 

Galería de fotos aquí.

 

El show nos dejó muchas anécdotas y muchos momentos para recordar, el primero, nada más salir al escenario: Steve Vai aparecía en escena llamativamente vestido y bromeando, dijo que le había pedido prestado los pantalones a Prince. Es sólo una anécdota, pero sin duda, ante el ejercicio de ponerme a escribir la presente crónica, me doy cuenta que me quedo sin calificativos para describir lo sentido y lo vivido en esta noche mágica del 14 de septiembre de 2013 en Sevilla.

 

Image

 

Comencemos a enumerarlos:

Generoso: sin duda Steve fue claramente generoso con un público que se había gastado algo más de 40 euros en la entrada, ofreciéndole un espléndido recital de 3 horas. Nada más comenzar el concierto nos dijo que tendríamos… 6 horas de concierto! Y, a medida de que el tiempo iba pasando, llegamos incluso a fantasear de que a este "loco" de la guitarra le diera por cumplirlo. De hecho cuándo llevábamos ya 2 horas de concierto nos recordó que aún nos quedaban 4 por delante… al final el órdago se quedó en 3 horas, la mitad, que no es poco!!!

 

Image

Expectación: la suscitada desde que en Julio nos enteráramos de su visita, la expectación se respiraba en el ambiente, resultado: agotadas entradas.

Agradecido: agradecido hacia un público que le sigue y que le apoya, consciente de que la fiel respuesta de su público le permite seguir en la brecha, agradecimiento que fue desgranando a lo largo de su actuación pero dejó claramente manifestado en su despedida, con unas sentidas palabras hacia los allí presentes y la promesa de volver a visitarnos.

 

Image

 

Histórico: histórico fue el concierto que dio en la Sevilla del 92 en aquel mítico certamen Leyendas de la guitarra como parte de los fastos previos a la Expo, fue un 19 de octubre del año 1991. Y hoy, prácticamente 22 años después, Steve Vai regresaba a Sevilla, sin duda en otro concierto histórico. Menos de mil personas podrán decir: yo estuve allí.

 

Image

Espontáneo e improvisador: cuándo en los bises invitó a dos chicas al escenario y nos explicó cómo íbamos a componer juntos una canción en aquel mismísimo momento. Tras las presentaciones, bromas, explicaciones de rigor. Steve Vai invitó a las chicas a que les "cantaran" primero, un ritmo de batería, que a continuación comenzó a ejecutar el batería en bucle. Tras esto pidió a la otra chica que le tarareara un ritmo de bajo, al que el bajista le dio un toque funky por sugerencia de Steve Vai. Tras ello le pidió de nuevo a la primera chica que hiciera lo que le diera la gana con la voz que el lo imitaría con su guitarra. La chica intentó poner en apuros a Steve con algunos agudos, pero definitivamente no hubo nada más fácil para Steve, que los imitó a la perfección… quizás, digo yo, que podía haber probado con unos buenos guturales. Tras despedir a las chicas e invitarlas a ver el resto del concierto desde el lateral del escenario, le explicó al batería como quería que le hiciera una intro tras la cual pasaron a interpretar este simpático experimento cuajado en directo.

 

Image

 

Expresivo: Viéndolo tocar… si pudieras ponerte unos tapones en los oídos que insonorizaran totalmente… con tan sólo observar su rostro podrías sentir toda su música, todo su feeling en su expresión facial. Tuve el privilegio de poder estar parte del concierto en el foso de fotógrafos y fui testigo a un metro y medio de distancia de esto, mágico.

Sensual: su movimiento sobre el escenario es sensual como el de una serpiente. Posa y te da la foto.

 

 

Image

Extraterrestre: No sólo por su forma de tocar, de otro planeta, si no por el atuendo que sacó al escenario en la recta final, un traje de robot con casco y todo y lleno de leds, marciano total.

Familiar: porque Steve con su cercanía nos hizo sentir a todos como si estuviéramos en familia.

Image

 

Compañerismo: el que demostró hacia su banda, a pesar de ser la estrella, mostró afecto y respeto hacía sus músicos.

 

Generoso: porque en ocasiones cedió el protagonismo a sus compañeros dejándoles espacio para lucirse en solos de batería y momentos de guitarra acústica para su acompañante en la segunda guitarra.

Natural: por su espontaneidad a la hora de dirigirse al público.

 

 

 

Image

 

ShowMan: por su gran sentido del espectáculo no sólo centrado en el virtuosismo en el manejo de la guitarra si no también en todo lo que rodea a su actuación, aspecto visual, puesta en escena, sorpresas, iluminación, para construir un espectáculo maravilloso.

Bromista: por su sentido del humor y dotes de comunicador conectando con el público.

Genial: porque en definitiva así fue la actuación de Steve Vai, sencillamente genial!

Image

  

Fotografías: Alberto Ferraris Ravé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *