• Vie. Jun 14th, 2024

Musiqueando

Tu web de música

Sonreímos, hostia, sonreímos

Poradmin

Ene 20, 2014
Image

No uno ni dos, sino tres años se tardó en conseguirlo pero, por fin, tendría a TAB tocando en mi ciudad, ante mis ojos. Caprichos del destino (y el mercado laboral), una llamada hizo que Sevilla se cruzase entre los gallegos y yo, teniendo que conformarme con recibir algún que otro “whatsapp” contándome lo grande que estaba siendo el “bolo”. Pena infinita. Hasta este viernes, en que en la Sala Malandar pude quitarme esa espina y ver a los gallegos llevar al directo las canciones de su estupendo “Victoria Mística” junto a una gran colección de ya clásicos del pop español.

 

La sala rozaba el lleno cuando TAB atacaron “La malicia de la especies protegidas”; siempre digo que una sala pasa la “prueba del algodón” cuando un grupo que tiene el “ruido” como una de sus características principales se sube al escenario y  quizás, era la canción apropiada para probar el comportamiento de los monitores. Y Malandar pasó el examen con buena nota: gran volumen y un sonido afinado (¡las manos del técnico de Triángulo valen millones!) desde el principio  hizo que pudiésemos disfrutar el concierto en las mejores condiciones: El himno de la bala, Enemigos del espíritu, Un rayo de sol, Robo tu tiempo…una tras otra, sin apenas descanso (tan solo para corregir algunos problemas en el equipo de Zippo), con Rodrigo desatado a la guitarra e Isa enamorando a todos los allí presentes (“No tengo espíritu de tía buena” contestó a uno de los piropos oídos).

 Image

Se equivocan los que solo ven ruido y distorsión en la propuesta de TAB: bajo todas esas capas, aparecen fantásticas melodías que hacen que las canciones atraviesen tu cuerpo, quedándose en algún lugar de la memoria para siempre, al igual que ocurre con sus “padres sonoros”, My Bloody Valentine, a los que se acercaron mucho en canciones como “Delirio místico”, con los susurros de Isa y el sonido del teclado creciendo sobre las guitarras. El concierto fluía y “De la monarquía a la criptocracia” marcó un punto de inflexión: los tímidos movimientos de cabeza empezaron a ser sustituidos por saltos, bailes y brazos al aire. Aquello pintaba a concierto para recordar. Rafael Mallo aporreaba sin descanso la batería, llevando al grupo en un galope desbocado hacia la parte final del concierto, con Ellas se burlaron de mi magia (brutal, poderosa, una canción inmensa), Isa vs. El partido humanista (con Isa desgañitándose con “Lo malo del gobierno es Ana Botella, lo malo del gobierno es el puto Gallardón”…) y “Lo hispano marcha-la banca paga”. Contentos ellos y más aún el público, volvieron (algo nada habitual en el grupo, poco amigos de los “bises”) aclamados para cerrar con “¿Quiénes son los curanderos?”, quizás porque, como dice la canción, nos habíamos portado bien.

 Image

Un “show” redondo, pleno de intensidad, ruido controlado y una buena colección de frases que ya forman parte de la historia del pop español, toda una demostración de lo mejor del “beautiful noise” y sin duda, uno de los mejores directos vistos en mucho tiempo. Sí, Triángulo de Amor Bizarro nos hicieron sonreír, vaya que si lo hicieron…

 

 

Fotos: Lidia de Dios

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *