• Mié. Ago 17th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

SIX FEET UNDER – “GRAVEYARD CLASSICS. VOL III”

Image

Image

Llega a las tiendas la tercera remesa de clásicos del Hard Rock y el Heavy Metal revisados por los Six Feet Under. El nombre, obviamente, no podría ser otro que "Graveyard Classics III".

Los muchachos de Chris Barnes vuelven a seleccionar temas de varias bandas (hasta 10 en total), como ya hicieron en la primera de las entregas de esta serie, allá por el 2.000. Y han pasado de los monográficos como el que se marcaron para el segundo "Graveyard Classics", versionando el disco "Back In Black" de los AC/DC.


 

Tras la escucha del disco, creo que el resultado andará en los mismos términos que las dos entregas previas de estos recopilatorios de covers. Esto es, fascinará a algunos y será defenestrado por otros. Me temo que hay poco término medio. Realmente la historia de la banda en sí ha transcurrido por estos derroteros desde que sacaron su primer disco en el ’95. Desde que Chris decidió priorizar sus labores en Six Feet Under a las de Cannibal Corpse y que dieron con él fuera de la mítica banda del "Tomb Of The Mutilated". Esta salida del grupo para crear a los SFU parece que creó un pequeño cisma entre los seguidores del Death Metal extremo, donde unos se hicieron fanáticos de la nueva banda y otros la consideraron de segundo nivel, lejos de las grandes y legendarias formaciones del sonido brutal. A cada edición del grupo, se reafirmaba esta división de opiniones. Y cada una de estas grabaciones de "Graveyard Classics" ha enfatizado aún más estas posturas: o los quieres o los odias.

 

Hay que reconocer que resulta todo un riesgo el tomar prestados grandes clásicos del Hard Rock, Heavy Metal o Thrash Metal y llevarlos a un sonido extremo y bruto, como han hecho SFU. Se reconoce el arrojo; más aún después de que las dos anteriores entregas pasasen sin pena ni gloria.

 

El resultado han sido diez cortes donde la música tributa bastante acertadamente a grandes bandas de la historia del Rock & Metal, mientras que la voz destaca por encima de la parte instrumental y no siempre para bien.

Todos sabemos que las cualidades de Barnes lo hacen un vocalista muy gutural y extremo, muy válido para el Brutal o el Death, pero creo que la "responsabilidad" de versionar temas ajenos hace que los arreglos hayan de ser sumamente cuidados y trabajados para que el resultado sea satisfactorio. También es cierto que una versión necesita de la impronta personal del grupo que la interpreta (para hacer una versión exacta, mejor oímos el original, ¿no?). Pues bien, da la sensación de que en este disco faltaría lo primero: los cortes resultan "embutidos" en un estilo donde entran con dificultad. Y ello es debido básicamente a la voz.

 

Para empezar el disco han echado mano de un temazo como "A Dangerous Meeting" de (mis idolatrados) Mercyful Fate. Y, como se suele decir, la primera ha dado en la frente… aunque para mal. La parte vocal resulta sencillamente lastimosa, ininteligible. Es casi imposible entender nada de lo que Barnes canta. Desde luego, no se podían esperar falsetes al estilo del "rey" King Diamond. Pero es que la voz no comulga para nada con el tema que interpretan (y bastante bien, por cierto) el resto de la banda.

 

Esto que comento acerca de voz y música se hace una constante a lo largo de todo el trabajo, aunque quizás sea este "A Dangerous Meeting" el caso más significativo.

Para mi gusto, aquellos cortes donde la voz ha dado mejor resultado han sido los que se enmarcan dentro de un estilo más agresivo. O sea, los temas más Thrash, como "The Frayed Ends Of Sanity" de Metallica (donde suenan muy espectaculares los coros del comienzo) o "At Dawn They Sleep" de Slayer. También "Snap Your Fingers, Snap Your Neck" de Prong, que es el grupo de sonido más Groove de los elegidos. Supongo que esto era de esperar.

 

También me resultó muy curiosa la versión del "Destroyer" de Twisted Sister. De hecho, creo que también ha quedado bastante bien, sobre todo considerando que la diferencia de estilos no presagiaba un resultado tan satisfactorio. El ritmo lento y pesado, sumado a unas guitarras de sonido muy genuino y característico que crean el ambiente adecuado, hacen que la voz entre muy acomodada en la canción. Como tema, no es el que más me agrade dentro de este disco, pero resulta muy convincente como versión.

 

El "Pounding Metal" de Exciter y el "Not Fragile" de Bachman – Turner Overdrive también dan un resultado bastante aceptable en la parte vocal. Algo parecido a lo de "Destroyer": un ritmo no muy rápido y la reiteración en el riff ayudan a que la voz se acople mejor. Sobre todo en la pegadiza parte final del "Pounding Metal". Además, en "Not Fragile" se agradece que sea el corte con menos parte lírica.

En el resto de canciones, me temo que el aspecto vocal no da un rendimiento demasiado satisfactorio, al contrario que la parte instrumental.

 

Una voz que se debate entre el Death más gutural y el Gore se oye incómoda entre ritmos tan Heavy como los de "Metal On Metal" de Anvil o tan Rock como los de "On Fire" de Van Halen.

Incluso se han atrevido con una de los Ramones, concretamente "Psychotherapy". Creo que es en esta en la que Chris vocaliza más. Quizás la mejor entonada, pero ni por esas. La voz resulta antinatural, divergente con el estilo musical.

Como decía, la sección instrumental difiere totalmente de las labores de Barnes. La cuestión musical de los temas no queda nada mal. No es que el disco vaya a pasar a la Historia de la música Metal, pero no hay nada que objetar a lo hecho aquí por Steve Swanson, Terry Butler y Greg Gall (guitarra, bajo y batería; respectivamente), que pueden estar perfectamente satisfechos de su trabajo.

 

Al fin y al cabo, la banda lleva ya unos 15 años tocando y grabando con la misma formación (excepto los primeros años, donde estuvo como guitarrista el ex-Obituary Allen West). Así que deben de conocerse y compenetrarse muy bien.

Por cierto, el disco fue grabado en los estudios D.O.I. Digital Audio de Tampa (Florida) y mezclados en los Audiohammer Studios por Mark Lewis. La producción corrió a cargo del propio Chris Barnes y ahí sí que estuvo más que acertado. Por supuesto, la compañía que lo saca vuelve a ser Metal Blade.

 

Además, como podéis ver, la selección de temas es excelente. Incluso la elección de "The Frayed Ends Of Sanity" para versionar a Metallica me parece todo un acierto. Un tema poco recordado, pero que particularmente me gusta mucho. Tan sólo decir que el de Prong me parece el track más flojo de la selección hecha.

Las guitarras saben dar buena cuenta de los riffs, con bastante solvencia todos ellos, a pesar de la diferencia de estilos en cuanto a los temas interpretados. Si bien la música la intentan acomodar al estilo Groove-Death típico de la banda, siempre queda la esencia del género original propio de cada corte. Muy acertados en este sentido.

 

Mencionar un "A Dangerous Meeting" muy bien tributado musicalmente (incluso en la ejecución del solo de guitarra hacia la mitad del tema) y donde son los cambios de ritmo cuando más se aprecian los arreglos.

Otros punteos en "Metal On Metal", "Not Fragile" (con una soberbia guitarra en la segunda mitad del track), "Pounding Metal" o "Destroyer" o incluso los riffs de "On Fire" dan buena fe de la maestría de Swanson. Toda una lección de cómo afrontar temas de otras bandas con destreza.

 

Terry Butler pasa un poco más desapercibido en el bajo. Pero hay que destacar la labor de Greg Gall con una gran batería en cortes como "Metal On Metal" o "Pounding Metal".

Me gusta en especial cómo tocan "The Frayed Ends Of Sanity" (bueno, ya dije que me encanta esta), con un estupendo punteo y una buena batería.

"At Dawn They Sleep" la versionan con buen gusto (incluidos los solos de guitarra), aunque cualquiera que se atreva con un clásico de Slayer tendrá el difícil hándicap de la comparación.

 

Y de "Psychotherapy", decir que suena especialmente limpia para lo que se puede oír en el resto del disco. Se ve que a los Ramones les han dado un trato especial.

En fin, cara y cruz para las partes instrumental y vocal en este disco que creo que pasará bastante de puntillas por la escena (si tenemos en cuenta los antecedentes de sus entregas previas). No obstante, si os gustan las curiosidades o sois seguidores de Six Feet Under, si comulgáis con la mezcla de sonidos clásicamente Heavy y Thrash con voces de lo más guturales; entonces en "Graveyard Classics 3" encontraréis lo que estáis buscando.

 

Para finalizar, os dejamos con las palabras del señor Chris Barnes a la hora de definir este trabajo: "Seleccionamos los temas de esta edición de los "Graveyard Classics" realmente tratando de buscar las primeras canciones en nuestro crecimiento musical, así como los temas de cuando éramos simplemente fanáticos de la música Heavy y antes de comenzar a tocar en una banda. De nuevo, eligiendo los temas que han permanecido con nosotros a lo largo de todos estos años y seleccionando aquellos que creímos que sonarían de forma más interesante si las tocábamos en el estilo Groove-Death de Six Feet Under. Durante el tiempo en el que nos dedicamos a hacer versiones muchos de nuestros seguidores nos pedían temas de Slayer o Metallica. Era algo que yo realmente quería hacer, siendo dos de nuestras mayores influencias, así como influencias de toda una generación de músicos del Death Metal."

 

SIX FEET UNDER: "Graveyard Classics 3". Track list:

"A Dangerous Meeting"

"Metal On Metal"

"The Frayed Ends Of Sanity"

"At Dawn They Sleep"

"Not Fragile"

"On Fire"

"Pounding Metal"

"Destroyer"

"Psychotherapy"

"Snap Your Fingers, Snap Your Neck"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.