• Lun. Ene 30th, 2023

Musiqueando

Tu web de música

Scott Kelly + Orthodox

Image

Image

11/03/2011 Zeppelin Club, Sevilla.

Mientras aparcaba el coche por las calles del polígono Navisa, lugar dónde se sitúa la sala Zeppelin que desde ahora cambia su nombre a sala Fanatic, resonaba en el aire música de semana santa. Por un momento me hizo pensar si los responsables de esto serian Orthodox, quizás habían vuelto a vestir las túnicas de nazareno y prepararnos un show sorpresa. Se trataba sin embargo de la banda de las tres caídas que ensayaba las marchas que interpretaran en la próxima semana santa. Sólo nos quedaba entrar en la sala y disfrutar del concierto de Orthodox y de Scott Kelly.

 

Nada más entrar sorprendió ver que por toda la sala "habían crecido" un montón de sillones, un ambiente chill-out poco común, una aproximación distinta que sobretodo se reveló adecuada para la tranquila música de Scott Kelly.

Image

Orthodox salían al escenario sustituyendo el bajo por un contrabajo y acompañados por un saxofón, en lugar de repasar su nuevo lanzamiento "Baal" centraron su concierto en su anterior disco “Amanecer En Puerta Oscura”. Lejos del frenetismo de arreglos, cambios de afinación, ajustes de potenciómetros en sus pedaleras y efectos de la última vez que los vimos actuar en Sevilla, Orthodox ofreció un concierto menos intenso y más introspectivo. La música de Orthodox se abandonaba esta noche al free-jazz del Howard Shore más desquiciado por Cronemberg.

Image

Hay grupos de los que sabes a priori lo que esperar de ellos y siempre te van a dar lo mismo, puede verse como una garantía a prueba de fallos y algunos grupos saben explotar esto sin que se les critique como AC/DC. Otros grupos, sin embargo, repiten la misma formula una y otra vez y acaban encasillados, apalancados y criticados por ello. A otros se les critica por cambiar causando un cisma en público y crítica… Orthodox pertenecen a ese grupo de bandas interesantes a las que hay que estar atentos, que te sorprenden y a veces te salen por donde no te esperas.

Image

Scott Kelly aparecía en el escenario con la única compañía de una guitarra acústica. Muy sobrio y lento fue desgranando temas de su carrera en solitario. Un registro muy alejado del que practicaba con su banda Neurosis. Su voz cavernosa y apagada recordaba a Mark Lanegan. Scott entre canción y canción se dirigía al público en un murmullo apagado por la gravedad de su voz. De una pasividad opiácea interpretaba tema tras tema sin atisbo de llegar a climax alguno durante todo su concierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *