• Vie. Ago 6th, 2021

Musiqueando

Tu web de música

Piensa en Floyd en solitario

Poradmin

Sep 24, 2012
Pues no hay que pensarlo, así se titula el concierto al que pudimos asistir el pasado viernes en la Sala Fanatic de Sevilla. Se trata de un único guitarrista/vocalista tal y como explica en su web www.pinkfloydsolo.com .

 

Nada más escuchar las primeras notas de la primera canción (Shine On You Crazy Diamond) ya nos dejaba claro el enfoque que le estaba dando. No se trata de un acústico similar a ciertos conciertos de David Gilmour en solitario donde incluso Shine on You se llega a interpretar sólo con una guitarra y voces. Ni tampoco de una réplica al estilo The Australian Pink Floyd los cuales incluso han recomprado material de viejas giras de los originales.

En esta ocasión la base musical está programada en pistas de acompañamiento para que nos fijemos en el solista. Ese gran músico que, aparte de crear dichas pistas, canta y toca la guitarra con una calidad técnica envidiable sin buscar la réplica. Introduce sus propias variaciones en cuanto a los complicados riff de guitarra y a la entonación de la voz. Yo apoyo esta forma de hacer este tributo, porque se trata de música para escucharla relajado y no para dar saltos en medio de la pista de baile, por lo que para una réplica estaríamos comparando con los discos y sería imposible llegar a esa perfección, además de perder un poco el aliciente de algo nuevo.

Image

En cuanto al repertorio, continuó con Learning To Fly, Keep Talking, Hey You, Coming Back to Life y High Hopes. Me paro aquí para destacar la buena actuación cuando tocó sentado la guitarra tipo lap steel. A continuación también sobresalió la guitarra eléctrica en la siguiente canción: Another Brick in The Wall Part 2; cómo no, precedida por The Happiest Days Of Our Lives. El resto de concierto fueron las canciones Time, Money, Poles Apart, Take It Back, Wish You Were Here y Comfortably Numb con su espectacular solo de guitarra. Por último tras la petición del público volvió a aparecer para interpretar la que era obvio: Run Like Hell, que podría punto y final al concierto.

Aparte del equipamiento de sonido, que se componía por dos guitarras eléctricas, una acústica, la mencionada lap steel y el rack de pistas con el ordenador portátil, la música estaba acompañada por los efectos visuales que creaban la máquina de humos y tres láseres de colores, pero estos no brillaron mucho puesto que el humo se desvanecía rápidamente. Para quien no lo sepa, también es destacable la buen acústica que posee la sala Fanatic incluso para conciertos así donde la asistencia de público no es tan masiva y no se cuenta con la absorción del sonido por parte de los propios cuerpos de los espectadores.

Por último mi recomendación es que os acerquéis a verlo. Lógicamente no es como para hacer el camino de ida y vuelta en coche en la misma noche Córdoba-Madrid o Córdoba-Granada para ver a Roger Waters como hizo un servidor en 2011 para The Wall Tour y en 2008 para The Dark Side Live Tour. Pero si actúa cerca de donde residáis, os gusta Pink Floyd y/o queréis escuchar temas más tranquilos del disco The Division Bell en compañía de alguien, os lo recomiendo.



My Great Web page