• Mar. Oct 19th, 2021

Musiqueando

Tu web de música

Paraísos perdidos de Iván Ferreiro

Poradmin

Jun 26, 2012

Bienvenidos a esta nueva sección donde cada semana podréis leer un nuevo relato basado en la letra de una canción (se admiten propuestas). Espero que disfrutéis de estos pedazos de mi humilde literatura tanto como yo disfruto escribiéndolos.  El de hoy, que ha servido de introducción por su temática, está basado en la canción “Paraísos perdidos” de Iván Ferreiro.

Ivan Ferreiro – Paraisos perdidos – Confesiones-directo

“Todo acaba mal si esperamos un final mejor. Soñamos sin sentir cómo los pies se despegan del suelo, para volar a través de las dulces nubes de un éxito que nunca llegará. Y es que a veces tildamos de fracaso lo que para muchos sería un rotundo triunfo. Sólo el raciocinio y la objetividad nos proporcionan las armas para ser certeros en nuestros pronósticos, evaluando nuestras capacidades, nuestras posibilidades y nuestras probabilidades de victoria. Incluso  así, funcionando como máquinas, existe el riesgo de que factores externos a nuestro alcance desvirtúen el resultado final.

 

¿Qué debemos hacer entonces? ¿Negar nuestras emociones? ¿Exterminar nuestras esperanzas de raíz? Existe una solución plausible que no satisfará a los más soñadores pero realizará a aquellos que disfruten de la vida: disfrutar jugando nuestras cartas y esperar ‘a ver qué pasa’. Los inicios a veces son más dulces que el final, incluso siendo éste exitoso. La ilusión de la preparación, el trabajo realizado, la gente conocida por el camino; el apoyo de la familia, el amor de los que te quieren, el odio de los que te envidian,… Debemos disfrutar de todos esos ingredientes, sabiendo que lo que hacemos posiblemente produzca el mejor de los resultados, sea éste el que sea.

 

No demos vueltas a qué nos deparará el futuro cuando tantas variables escapan a nuestro control. Manejemos aquellas que están en nuestras manos, vivamos, seamos felices por el camino sin pensar en la posible tristeza del final. Valoremos lo que tiene valor y despreciemos todo lo que sólo creemos que lo tiene.

 

Los sueños son hermosos, nos transportan a mundos idílicos donde por un momento parecemos tocar el cielo. Están bien, pero una vez despertemos, manos a la obra. Nos quejamos de lo que nunca tuvimos, pero quizás estemos quejándonos mientras vivimos el mejor momento que nos podía tocar: quizás el escenario nunca nos trató mejor.”

 

My Great Web page

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *