• Mar. Jun 28th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

PAJARO Y SURROUNDERS EN NOCTURAMA, O EL ROCK DE UNA SEVILLANA NOCHE DE VERANO

Poradmin

Jul 23, 2014
Image

Esa noche, los Surrounders fueron los encargados de abrir el espectáculo. Una banda de músicos sevillanos influenciados por diversos estilos musicales y distintos géneros dentro de la música de raíces americana; oldtime, ragtime, bluegrass o western, y con ellos en el escenario, y con temas de su primer trabajo, “A better place", la noche se tornó para ofrecer un solemne quinario al rock sevillano con los sones de una rockera marcha fúnebre llamada “Ione”  y que particularmente, me parece la genialidad más absoluta de Pájaro. Su mejor carta de presentación.  

 

Con su banda sobre el escenario, el reconocido disco “Santa Leone”, que ya había iniciado su andadura tras la cofrade y rockera puesta en escena, comenzó a sonar con “TLP”, seguido por mi tema favorito. Una canción que siempre me gusta oír básicamente porque siempre me gusta como la toca Pájaro. Si Dick Dale escuchase su canción a este guitarrista virtuoso del Parque Alcosa, seguro que le gustaría como a mi, porque la toca diferente.

Y además, porque además empecé a notar algo distinto en cada tema. Esa versión de “Esperanza”, pese a ser la de siempre, me sonaba diferente, pero esa ligera diferencia, fue la nota predominante de la noche. Se notaba cierto toque de producción y cada canción era mucho mejor que nunca.

Pájaro, quien prometió no hablar mucho y si tocar más, se refirió a los músicos gaditanos para interpretar su particular versión de “El amor brujo” de Falla, ya que “si Bertín Osborne es gaditano, también lo es Falla”, indudablemente, no hay color.

 

Y llegó el recuerdo a Silvio, y con ella, la magistral versión de su “Las Criaturas”, que si ya eran grandes por San Juan de la Cruz y Silvio, ahora Pájaro, la eleva a la quintaesencia. No me canso de escuchar esta versión, redonda, inmensa y magnífica. Me da la vuelta, simplemente.

 

“Perché”, dedicada a todos nosotros, dio paso a Ramón Ramos y Manuel R. Dastis, de “Surrounders”, quienes subieron al escenario con el violín y el banjo, para dar forma a una distinta y maravillosa “Luces Rojas”. Unidos sobre el escenario, con Javier Durá y su contrabajo, ya se notaban los efectos de ese experimento de Pájaro y Surrounders llamado “Pájaro Meet Surrounders For Alt, Country Showdown”, un nuevo trabajo y una interesante apuesta de Happy Place, responsable de ambas bandas, la cual, espero ansiosamente con ilusionante entusiasmo.

 

De nuevo Pájaro a solas, con su banda, interpretó “Tres pasos hacia el cielo”, con ciertas diferencias pero con la sensibilidad de siempre. Silvio está en esa canción y está con nosotros, es la sensación que siempre me deja al escucharla. Creo que esa es la magia de esa canción.

Subió Kini de Triana, con su corneta. Y “Palo Santo”, hizo el resto. Todos los que allí nos encontrábamos permanecíamos atentos a la genialidad de la música que se hace distinta, con personalidad, porque por muchas veces que haya oído este tema, como el “Santa Leone”, siempre me suena diferente.

 

Cerró la noche una muestra de su próximo trabajo, una versión de un himno ciertamente desconocido de Silvio, que Pájaro interpreta a su manera, y que definitivamente, me acabó de ganar completamente. “El Pudridero” cerraba la noche mágica de swing sevillano y buen rock en Nocturama.

 

Silvio y Pájaro se comunicaban sin hablar, y eso, ocurre siempre que Pájaro coge su guitarra. Todos nos comunicamos sintiéndole tocar, acompañado de su banda, y siempre, muy a la diestra del cielo.

Avanti!

 

Entrada relacionada