• Vie. May 24th, 2024

Musiqueando

Tu web de música

No se dice suerte, mucha mierda Kanka

PorDaniel Pérez López

Mar 13, 2023

Resulta que la noche del viernes estaba emocionado y nervioso porque era la noche donde el cantautor malagueño Juan Gómez más conocido como El Kanka volvía a Sevilla tras un breve receso de descanso.

A finales de 2021 abandonó redes y cualquier atisbo de notoriedad con una canción, Propósitos de año nuevo donde dijo que se tomaría un tiempo para el descanso propio y centrarse en su futuro trabajo, pues bien, pasado año y tres meses de aquel entonces El Kanka volvía de nuevo a Sevilla con nuevo disco bajo el brazo, nueva gira y con un Cartuja Center Cite abarrotado hasta las manillas, colgó rápidamente el Sold out y no es poca cosa pues el espacio dispone de 3.500 localidades, poca broma a lo que este hombre está consiguiendo.

Se presentaba con una puesta en escena nueva, nada que ver con lo que había hecho hasta entonces, todo un despliegue de logística dando como resultado un telón al fondo el cual hace las mismas de la portada de su nuevo disco, Cosas de los vivientes, varios árboles a izquierda y derecha del escenario y enredaderas por los micros, la verdad que precioso.

Sería cosa de las 21:10 cuando se apagan las luces y resuena un tronar de ovaciones, palmas y silbidos para arropar desde el minuto uno a El Kanka y esa banda de musicazos que les acompaña, se presentaba con la canción que da inicio al nuevo disco titulada Autorretrato, una carta de presentación de quien es él y que viene a ofrecernos.

 Le siguió Por tu olor, canción de su anterior disco y a continuación una de las debilidades de los seguidores de este artista, Para quedarte (que cosa más bonita de canción y de interpretación), acababa de empezar el concierto y ya nos tenía a todos bajo su brazo y metidos en su bolsillo, decidió en este set list empezar a base de grandes himnos de su carrera pues después de este para quedarte vino Lo mal que estoy y lo poco que me quejo, canción que daba título al primer disco de estudio y donde empezó todo.

Se presentó al personal con unos versos en décimas donde acababa diciendo, Cosas de los vivientes, canción que da nombre a este último trabajo y empezaron a sonar los primeros sones de dicha canción, canción vitalista y cargada de buenas intenciones donde a pesar de que el disco salió relativamente hace poco el estribillo ya era coreado por amplia parte de los asistentes. Empezaría Hoss Benítez con la batería a hacer una especie de solo para terminar acompasando su batería a los sones de Eres, la canción de amor por excelencia de este disco para este que os escribe, es que este hombre tiene una facilidad para plasmar esos primeros cosquilleos de cuando conoces a alguien y de esas pequeñas cosas, eres en este disco la podría describir como la debilidad personal de este nuevo trabajo.

Con Andalucía pondría boca abajo el Cartuja Center con prácticamente todo el público cantándola de arriba abajo y acompasando por palmas rumberas y donde la gente se cantaba los unos a los otros, lo gozaban y bailaban, felicidad en la cara de todas las personas que tenía alrededor mío. Después de este bloque se dirigió al público y dio las gracias un Kanka visiblemente emocionado y agradecido con todo lo que está viviendo y por la acogida de Sevilla, diciendo incluso “ojalá poder bajar y dar un besico a cada uno de vosotros”, es un artista que se caracteriza por la cercanía con su público, tras volver a agradecer de nuevo sonó en su guitarra el arpegio de Para vivir, canción que fue segundo adelanto tras su regreso a la vida pública.

Siguió presentando este último trabajo canciones como con O algo, Canción de adiós, se sientan alrededor de una mesa, sentados a corrillo, con una instrumentación más minimalista para volver a continuación un poco más atrás con Guapos y guapas, canción de un EP de tres canciones, titulado CanEpé, con ese mantra de estribillo que dice “dejadme por favor que yo prefiera cuidarme más por dentro que por fuera”, cuanto aprendizaje y verdad hay en las canciones de este hombre.

Volvería a la senda de presentación de canciones de este disco precisamente ahora con la canción que cierra disco y casualmente aquella primera canción a la que me refería al principio de la crónica, single que soltó a finales de 2021, Propósitos de año nuevo.

Empezaría a entonar los sones del clásico bolero Piensa en mí para que sonara el acordeón de Carlos Manzanares con las notas de su clásico moderno, Querría, canción que suena a canción de esas, de las de toda la vida, con La senda volvió el rumbeteo y el baile, nos lleva desde lo sentimental a lo festivo de un plumazo y que bien lo engarza, está todo más que estudiado, al milímetro, termina Juan levantándose de la mesa yéndose mientras el resto de músicos se quedan a la mesa, es muy cómica esta parte porque van de a poquito cada uno volviendo a sus posiciones iniciales mientras el staff va retirando microfonías y sillas, hasta quedarse Álvaro Ruíz solo con su guitarra y hacen como una mini parodia donde el pipa le sugiere que se levante, la verdad que está graciosa esa pinicelada y finaliza así este bloque para dar comienzo a otro, donde el bajista Pedro Campos empieza a dar son con una especie de clave y lo acompañan Hoss y Manin con batería y percusión para hacer una especie de batucada a lo Safri duo, para que se sume Álvaro esta vez con guitarra eléctrica haciendo sones de Santana que darían la introducción a Vente a vivir conmigo.

Era ya momento de volver a lo de siempre a uno de sus mayores hits, concretamente Que bello es vivir, donde le han dado una pequeña vuelta a la tuerca y la han hecho un poco más funky a lo que habitualmente lo interpretaban.

Lo que vino a continuación me encanta, aquí os escribe un carnavalero confeso y eso de coger una canción, hacerla pasodoble de carnaval y meterle en medio el estribillo por bachata me parece un trabajo de orfebrería y es que eso es lo que ha hecho con Youtuber y hace presentación de toda su banda, la cual es Álvarito Ruíz, guitarrista, Hoss Benítez a la batería, Pedro Campos al bajo, Carlos Manzanares a los vientos, teclas, acordeón y productor y por último su mano derecha desde el principio, El Manin a las percusiones.

¡Y Boom! El sorpresón de la noche, interpretaban Venga cuando vengas cuando aparece en escena Carmen Boza para interpretar dicha canción, la cual ya grabó en su día junto a El Kanka, en su segundo disco, haciendo un alarde vocal y un despliegue de flow y energía, momentazo el que nos regalaron y sorpresón de los gordos.

Una vez repuestos de la sorpresa encarrilamos ya el tramo final del concierto, seguimos con ritmos funkys con Tu opinión donde acaban a capella todos los integrantes cantando a coro y es que como ya dije anteriormente, nada es azaroso y está todo muy muy muy estudiado, sigue alternando canciones de presentación del disco con temas anteriores de su discografía como el siguiente que fue Sí que puedes, y con Canela en rama, su canción más conocida hasta la fecha puso ese paripé que suele hacerse como finalización del concierto que después no es tal.

Volvió a solas El Kanka con su guitarra para interpretar Volar él solo y la amplia mayoría de asistentes que lo arroparon, agradece a la gente que está en la sombra para poder realizar un evento de tal calibre, técnicos, logística y demás equipo que le rodea y no son tan visibles y encadena ese agradecimiento con Sabéis quienes sois, canción que sacó en plena pandemia como abrazo desde la distancia y una oda a la amistad y dedica la siguiente canción a todos los músicos asistentes al recinto, dicha canción es No se dice suerte y es que para suerte la nuestra, de que esté de vuelta de nuevo y que sea por mucho tiempo más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *