• Jue. Ago 18th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

NACHO VEGAS final de gira

Poradmin

Dic 24, 2009
Image

El cantautor asturiano apura las últimas fechas de la extensa gira de “El Manifiesto Desastre”. Todas serán muy especiales: un concierto único en el Palau de la Música de Barcelona, dos días consecutivos en Gijón y la inauguración de los nuevos conciertos exclusivos de la Sala El Sol (Los Martes al Sol), en la que compartirá escenario (y canciones) con Abraham Boba. No te lo pierdas.

Image

>Sábado 9 de enero, Barcelona (Festival del Milenni, Palau de la Música)
Viernes 15 de enero, Gijón (Casino) + Alondra Bentley
Sábado 16 de enero, Gijón (Casino) + Alondra Bentley
Martes 19 de enero, Madrid (El Sol, Los martes al Sol) junto a Abraham Boba

 

>NACHO VEGAS, “El Manifiesto Desastre” (Limbo Starr, 2009)

Los periodistas que después de escuchar este disco tengan preguntas para Nacho Vegas merecen toda la admiración del mundo. Es todo un mérito, porque sus nuevas canciones son tan explícitas que apenas dejan rincón de la casa por barrer. Expone todo tipo de conflictos: desde revelaciones existenciales de la niñez hasta rupturas sentimentales narradas en directo, pasando por menciones al sexo anal como consuelo cotidiano.

Nacho Vegas es uno de esos artistas que, guste o asuste, expone su discurso con una potencia y urgencia muy por encima de la media. Hagan la prueba: no es posible escuchar El Manifiesto Desastre mientras se hace cualquier otra cosa (ya sea completar sudokus, planchar los calcetines o escribir e-mails). Sólo por esto ya es distinto del 95 por ciento de los álbumes que se editaron en 2008.

Estamos ante su cuarto trabajo en solitario, aunque también habría que contar los que grabó a medias con Enrique Bunbury y Christina Rosenvinge (Vegas siempre ha criticado que en España las colaboraciones se vean como discos menores). Es uno de los pocos artistas surgidos del “indie” de los noventa que ha crecido con cada nuevo disco.

En El Manifiesto Desastre nos encontramos a un músico encendido, que no tiene miedo a sonar crudo, épico y vulnerable. El voltaje emocional de “Morir o matar” confirma su inmenso estado de forma. En el resto del repertorio Vegas nos reconquista exponiendo estados de ánimo extremos. También sabe usar un pulso pausado, ideal para describir esas etapas de transición que a menudo resultan tan intensas como los momentos cruciales de una vida.

>
Tras la disolución de Las Esferas Invisibles, ha armado una nueva banda que suena igual de clásica, matizada y contundente. Su nuevo disco contiene once cortes, diez originales más una adaptación de Guy Clark, rebautizada como “Nuevas mañanas”. También se ha atrevido con un acercamiento a la ranchera titulado “En lugar del amor”. En algo tenían que influir sus recientes conciertos en Sudamérica, donde comienza a asentarse como un artista pujante. Otra de sus características es generar en sus fans altos niveles de ansiedad por escuchar material nuevo (echen un vistazo a la siempre actualizada nachovegas.blogspot.com). Está claro que ha tocado nervio en muchos oyentes. Vigilen su objetividad: ustedes pueden ser los siguientes en perderla.

www.myspace.com/elmanifiestodesastrepornachovegas

 

>Biografía completa

Nacho Vegas es considerado, a estas alturas, un personaje dentro del panorama español. Un personaje tras el que se encuentra el asturiano Ignacio González Vegas (Gijón, 1974), pero, sobre todo un autor prolífico e inquieto. Cuando se habla de Nacho Vegas se habla de un cantautor con influencias clásicas pero que tiene un fuerte arraigo en el rock independiente. Pertenece a esa estirpe de artistas que no temen lo políticamente incorrecto -como Albert Plá, Andrés Calamaro, Josele Santiago, Los Planetas o Fernando Alfaro- y se dedica a iluminar los rincones oscuros, a describir conflictos, emociones y obsesiones, siempre armado de una amplia cultura musical (también de la otra). Su popularidad va traspasando poco a poco el límite entre el público indie y el mainstream. Tras haber publicado desde 2001 tres álbumes en solitario, un puñado de epés, y sus discos en colaboración con Enrique Bunbury y Christina Rosenvinge-, ha generado una admiración y leyenda que sorprende igual que fascina.

Han pasado unos cuantos años desde que la urgencia juvenil le llevara a coger una guitarra como medio de expresión -escondiendo su timidez tras una melena rubia como miembro de Eliminator Jr-, y NV sigue sin cesar en su búsqueda empírica: ya sea a través de los grupos en los que ha militado (Manta Ray, Diariu), en las colaboraciones que junto a otros artistas ha llevado a cabo -Nosoträsh, Corcobado, Mus o Migala-; o basándose en su propia experiencia vital. Llevado por la misma necesidad, NV dejó Manta Ray para bucear en su mundo interior, para presentarse en solitario, que no solo, para desvelarnos su compromiso con la sensibilidad y la sinceridad, y para ofrecernos un nuevo enfoque a la figura del cantautor rock, fuertemente influenciado por los que él considera los maestros: Dylan, Cohen, Drake o Van Zandt.

>Vegas se crece con cada entrega, porque es un artista capaz de asimilar influencias y reciclarlas con estilo propio. Adapta magistralmente a Leonard Cohen, Townes Van Zandt o Guy Clark. Se mete en las canciones para conocerlas por dentro. Igual se siente a gusto colaborando con las dulces Nosoträsh que con los intensos Migala. Igual comparte gira con el abrasivo Fernando Alfaro que se enrola en el circo freak de Bunbury (a petición del jefe de pista). Lo mismo pone música a los haikus de Diariu que comparte un epé con Aroah o firma un precioso tributo a Bambino. Nacho disfruta aprendiendo y buceando en las canciones, propias y ajenas.

>Sin duda, una de las claves de su "éxito" sea la calidad emocional de sus letras, declaraciones de una conciencia obsesionada con la necesidad de explicarse a sí misma, de revelar sus pasiones y de dar a conocer sus crisis más íntimas; desbordadas por un mundo interior en el que la vida y la literatura se entrelazan con las esferas individual y colectivas, y confluyendo para crear un imaginario que las trasciende, hasta el punto de conseguir que personajes, títulos o frases se hayan asentado en el subconsciente común de sus seguidores y formen ya parte de sus vidas. Dramáticas pero esperanzadoras historias -en parte gracias al uso de su cáustico y personalísimo sentido del humor-, construidas sobre sentimientos verdaderos que hablan de la pérdida y el encuentro, de la confusión y la clarividencia, de la carne y la medicina, y en definitiva, de la vida misma; muchas de ellas protagonizadas por personajes patéticos, y con la presencia constante de elementos como el mar, la oscuridad, la luna o el sol, que nos recuerdan que vivimos bajo una inmensa voluntad exterior. NV, constantemente sobre los escenarios, en solitario o acompañado, explorando y registrando, y así tal vez mitigando sus conflictos y miedos, apetencias y ansias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.