• Mar. Oct 4th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

Musiqueando con…El Sevilla

Poradmin

May 16, 2014

Minutos antes de su actuación en Valencia, durante la gira presentación de “Semos unos máquinas”,  Miguel Ángel Rodríguez (El Sevilla) se paró a charlar un rato con nosotros y comentarnos cómo anda el grupo, qué es de sus vidas y todo aquello que se le antojó. Y aquí tenéis sus respuestas.

MUSIQUEANDO: Bueno, la primera pregunta creo que es bastante obvia: si, según este disco, “seis unos máquinas”, ¿qué partes del cuerpo tenéis biónicas o hidráulicas…? 

SEVILLA: Ostia tío, esa pregunta es de las de Jesús Quintero… (risas).Cuando sacamos el disco de “Semos unos monstruos”, la gente nos lo decía por la calle: “tíos, sois unos monstruos”. Se puso de moda aquello. Ahora les da por decir: “máquinas, que sois unos máquinas”. Y el disco se llama así por eso, de escuchar lo que la gente dice por la calle.Tenemos en mente una trilogía, de tal manera que el tercero posiblemente sea “Semos los más grandes”. No quiere decir que sea el próximo, sino el tercero de esta trilogía que saldrá dentro de dos, tres, cuatro, diez… quien sabe lo que duraremos.De todas formas, lo que no podemos pretender ahora es ir de quinceañeros, de cantarles a las chicas de instituto…  Más bien tenemos que fijarnos en las madres que llevan a esas chicas al colegio. La letra ya te lo dice: unos máquinas antiguos como las máquinas de coser, antiguos pero calientes como la máquinas de café; viejos, oxidados, descacharrados y para el desguace, pero máquinas al fin y al cabo.Pero vamos, que si tú pensabas que lo que te iba a responder era que lo biónico era “el rabo maquinero”, pues tú apúntalo ahí y no pasa nada (risas). 

MUSIQUEANDO: Con este lleváis (corrígeme si me equivoco) unos 13 discos grabados y cerca de 20 años funcionando. Creo que cuando os disteis a conocer (allá por el ’96) bastante gente puso fecha de caducidad a la banda a corto plazo. Imagino que os sentís muy satisfechos de haber vencido a ese futuro al que os abocaban los agoreros, ¿no? ¿Cuánto trabajo hay detrás de este tiempo? 

SEVILLA: Bueno, te corrijo porque estás “casi” bien informado: son 14 discos. Y son “poco más de 15 años” porque, aunque nos queden un par para llegar a los 20, esto es como cuando vas a cumplir cuarenta tacos. Hasta que no los tienes, dices que son treinta y tantos (aunque sean 39).Y lo de los agoreros, pues te digo que tendría que buscarlo porque tengo discos duros donde he guardado un montón de información de aquel tiempo. Me descargaba las páginas que hablaban de nosotros… (te hablo de los principios del internet).Pero sí que es verdad que había un tipo que, cuando salimos, se dedicó a decir que éramos una banda que no iba a llegar a ningún lado, que del primer disco no íbamos a pasar… Cuando grabamos el segundo, nos hace una crónica en una web musical diciendo que “¡cómo habíamos grabado otro disco!” y que ese sería seguramente el último. Con el tercero, seguía el tío diciendo que eso era una moda y que, si habíamos vendido muchos discos, había sido una casualidad. Y luego le perdí el rastro, pero hasta el tercero estaba el hombre empeñado en que no grabáramos más discos y que ese fuera el último.

MUSIQUEANDO: Hombre, por suerte o por desgracia, en algún momento eso será verdad. Tendréis un disco que sea el último. Ahora bien, que sea el disco 40… 

SEVILLA: Hombre claro… (risas). A ese tipo le perdí la pista, pero sí es verdad que tuvimos una época chunga a cuenta de esas cosas. Nunca quisimos la crítica positiva gratuita, pero sí queríamos críticas verdaderas. Por ejemplo: “A mí no me gusta este grupo, no me gusta cómo suena, ni me gusta el cantante, ni tampoco las letras… pero sí es verdad que había 19.000 personas en un festival, cantando sus canciones”. Esa es la crítica que siempre hemos aceptado.Otra cosa es lo que nos pasó en el primer Doctor Music Festival, el del Pirineo en el `97. Había 19.000 personas viéndonos, pero un tío que hizo una crónica de aquello para un periódico llegó a poner “aquello parecía un desierto, no había nadie viendo a los Mojinos Escozíos”. Y todo porque para el grupo anterior, que se había hecho conocido por haber sacado una canción para la Pepsicola,  no había ido nadie. Entonces este hombre pensaría que, si una banda inglesa que se oía a todas horas en la tele había reunido a 200 personas en un sitio donde cabían 25.000, los Mojinos Escozíos tendrían que tener menos público aún.La propia gente de la organización calculó que juntamos entre 19.000 y 21.000 personas y la crítica de ese periodista fue que no había nadie…Eso, hoy día, nos la suda. Pero sí es cierto que entonces había algunas críticas que nos dolían. Aun así me gustaría conocer al pavo este para decirle: “Qué mala suerte tuviste, tío. No diste ni una con nosotros…” (risas). Es que le dolía que vendiéramos discos (porque del segundo fueron 400.000 copias) y que Warner Music nos fichara para el tercero… En fin.

 MUSIQUEANDO: Al ver las canciones que incluís en el disco, imagino que seguís reflejando la vida cotidiana que os rodea, exprimiendo siempre el lado divertido de todo lo que os pasa o veis en ella…  Bueno, es una reflexión más que una pregunta. 

SEVILLA: Sí, ya veo. Pero bueno, es una reflexión muy bien hecha (risas). 

MUSIQUEANDO: Ah, por cierto, estoy con vosotros en lo de “Viva el Beti manque pierda” ¿Tú eres “bético”, quizás?

SEVILLA: Realmente yo no soy bético, pero es una canción hecha con mucho cariño y respeto. Además intenté colarla y promocionarla por los cauces debidos, a través de locutores béticos de la radio andaluza. También a través de twitter, pero recomendándola ellos (estos locutores) para que cayera bien entre el beticismo, porque está hecha con mucho cariño.Te cuento una anécdota que nos ocurrió en los Sanfermines, con 25.000 personas en un concierto de los Mojinos Escozíos cantando a la vez “Beeeti, beeeti…”. Se te ponían los pelos de punta. Luego Manu Sánchez [nota del redactor: presentador de un programa en la televisión autonómica de Andalucía, donde colaboraba El Sevilla] me decía: pues si te vienes al campo y escuchas “Beeetis, beeetis…” por 40.000, entonces se te va a poner “todo” de punta (risas).Yo no soy bético, soy “yético”. Y esto que te voy a decir tal vez no lo entienda la gente a nivel nacional, pero yo (como creo que la mayoría de los sevillistas) no queremos que el Betis baje a segunda división. Se pueden hacer todos los chistes del mundo entre los aficionados de uno y otro equipo, pero pienso que Betis y Sevilla se necesitan el uno al otro. Son como esos matrimonios que se llevan mal pero que siguen viviendo juntos (risas).Si la gente de fuera de Sevilla o Andalucía se puede pensar que entre nosotros hay odio, es en parte porque en los telediarios nacionales siempre acaban sacando a los tres tontos que rompen los cristales del autobús de un equipo o de otro, o entrevistan a los más frikis que encuentran en un derbi. Parece que se fijan más en los Sevilla-Betis que en los derbis de otros equipos, como si en Sevilla todos fuéramos así de frikis. Y lo que nos gusta de verdad es la guasa y el cachondeo.Pero, en cuanto a la canción, de verdad que está hecha con todo, todo el cariño y el respeto. Es de mis canciones favoritas del último disco.Es más, tú puedes meterte con un personaje famoso porque precisamente es famoso. Nosotros llamamos a un disco “Pa’pito el mío” porque hubo un disco muy popular en todo el mundo que fue “Papito”, de Miguel Bosé. Si coges el disco de un cantante que no conoce nadie, entonces no puedes hacer la broma.En este sentido, tú puedes coger el cántico de un equipo cuando este es conocido por todo el mundo en España. ¿De qué otro equipo conoce la gente los cánticos en el resto de España [supongo que exceptuando Madrid y Barça]? Eso es algo que tiene el Betis que lo diferencia del resto, porque en su afición es único.Y esto no te lo digo sólo aquí, que hace uno días lo decía exactamente igual en la radio del Sevilla FC. Yo soy sevillista, pero hay que reconocer las cosas tal y como son. 

MUSIQUEANDO: Cuando editáis un trabajo nuevo, soléis incluir mogollón de canciones en el disco y, además, hacer videos para muchas (o todas) las canciones.  Como los que tenéis en la web ahora: “Un día en la ferretería, en la montaña, en el parque”. Unos videos totalmente estilo Benny Hill (que era un crack). A veces parece que trabajáis en esto sólo para pasarlo de puta madre. 

SEVILLA: Tenemos la suerte de tener un trabajo en el que lo pasamos de puta madre. Sí que es verdad que detrás de todo esto hay mucho trabajo. Por ejemplo, en la edición de esos videos hay un montón de horas.En el estilo de lo que hacemos (eso que decías de Benny Hill) está todo inventado ya. También te digo que, por ejemplo, lo monologuistas que están tan de moda ahora, tú oyes algunas de sus historias y muchas cuentan chistes que yo escuchaba hace 20 años. Pero en ambos casos no se trata de copiar tal cual, es adaptar a la actualidad y a una historia que estás contando algo que puede ser gracioso. Pero vamos, que esto ha sido así durante toda la historia: tú lees a Quevedo y resulta que tenemos cosas en 4 ó 5 canciones que ya contaba él en el siglo XVII. De hecho, Quevedo escribió un libro sobre el pedo [“Gracias y desgracias del ojo del culo y defensa del pedo”] y nosotros somos muy escatológicos.El humor es algo que siempre ha estado ahí para hacer uso de él. Y del hecho que nos comparen los videos con los de Benny Hill, pues no nos importa nada. Es más, como tú has dicho, el tío nos parece un monstruo, un número uno. Además, por desgracia, hay ya generaciones que ni lo conocen, y el tío había sido un actor en toda regla.Lo que sí hay que hacer es adaptarlo a los tiempos. Antes hacíamos cosas para ponerlas en un DVD, con buena calidad. Ahora hay que ponerlas en la web y resulta que los vídeos más cutres son los que más han visto nuestros seguidores, los más currados son los menos vistos… Es como si quisieran que cogiéramos la cámara y grabáramos lo que estamos haciendo ahora mismo; la inmediatez. Eso lo hacíamos hace 15 años y resulta que es lo que se lleva ahora de nuevo. Con todas las redes sociales, lo que quiere la gente es que subas ese chiste que has contado en el camerino antes de ir al escenario a tocar.Algunas críticas han sido: “los Mojinos han vuelto a hacer unos videos de puta madre”. De puta madre, no. Lo que hemos hecho es dejar a un lado un equipo profesional que te cagas (25 personas en un rodaje, cámaras de cine, guiones, vestuario profesional…). Los videos con todo ese equipo sí eran “de puta madre”. Los últimos que hemos hecho son cutres, grabados casi con la cámara que traen los móviles, pero es que esos son los que quieren la gente ahora.Luego, en cuanto al humor, hay mucha gente que está cansada del humor andaluz; pero ni lo dudes. Por ejemplo, hay dos tipos de humor que siempre me han gustado, que son el vasco y el maño, pero no son tan conocidos. Por eso la cuestión no es ser gracioso, sino caer en gracia.Una de las suertes que han tenido los Mojinos (aparte del hecho de que no hemos tenido que darnos codazos con otras bandas por ocupar un sitio, porque no había otras muchas de nuestro estilo) también ha sido que hemos caído en gracia. Caímos en gracia no sólo en Sevilla, Huelva o Cádiz (que, por cierto, Cádiz es un público muy selecto para el humor), sino que también lo hicimos en Galicia, por ejemplo. En el País Vasco es uno de los lugares donde más tocamos, en Asturias llevamos tres años seguidos tocando y este año haremos 5 conciertos…Si hubiéramos seguido ese humor típico andaluz que muchos siguen explotando (pero que también es verdad que hay mucha gente que se ha cansado ya de él), a nivel nacional se podrían haber aburrido.Por ejemplo, mi padre dice que soy un malaje. Dice que no se explica cómo la gente se ríe conmigo (risas), pero hemos caído en gracia y tuvimos esa suerte.

También está la cosa de que no se ha hecho nada premeditado, que siempre nos hemos adaptado a lo que había. Un día tocamos entre Manowar y Napalm Death en un festival, y el sábado anterior tocamos entre la Pantoja y María del Monte en otro. Si tú intentas hacer un grupo para meterte en esos dos festivales tan distintos, no te sale. El secreto es haber hecho un grupo de Rock con un toquecito andaluzado (en este disco hay dos bulerías eléctricas tocadas con mucha intención, por ejemplo) y también con mucha parte eléctrica.Aquel día se cayó Motorhead del cartel y no había otro grupo disponible en cuestión de horas para sustituirlos. Nos lo dijeron por la mañana, cogimos un avión de Barcelona para Jerez y tocamos por la noche. E íbamos jiñados porque era el Barbarian Rock, un festival heavy con Napalm Death, Cradle Of Filth, Manowar  Y en medio estábamos los Mojinos Escozíos y era un riesgo. Pero vamos, que luego la gente cantó nuestras canciones aunque sólo teníamos un disco en la calle. Creo que fuimos aceptados.Por ejemplo, el año que tocamos en el Viñarock era un festival más Punk y radical. Todos los años había 4 ó 5 grupos que tenían que dejar de tocar porque te arriesgabas a que te dieran un botellazo. Pero te hablo que eso le pasó a Rosendo (al que le llegaron a tirar una garrafa de 5 litros), el Chaval de la Peca, Loquillo, Ramoncín… A nosotros nos tiraron cosas y dejamos de tocar a la 2ª o 3ª canción. Pero tú no vas a los sitios con miedo a que te tiren cosas, vas con miedo a que la gente no te acepte, te rechace o pase de ti. Por eso, que la gente te acepte cuando vas con el miedo de lo que pasará, es una de las mejores experiencias que puede tener uno. 

MUSIQUEANDO: Tenéis un buen puñado de shows para este año, entre conciertos y festivales en los que participáis. Y es que lo mismo compartís cartel con Twisted Sister, con Barón Rojo, con In Extremo o con el Reno Renardo. Cualquiera se preguntaría: ¿cómo lo hacéis para juntaros con gente tan variopinta en un lado y en otro? 

SEVILLA: Pues no se puede buscar, tío; eso no se busca. Y tocamos en enero en la apertura de pistas de esquí, tocamos en carnavales en varios sitios, en el levante en las fiestas de San José… Si tú intentas hacer un grupo para meterte en todos esos sitios, seguramente no te salga.Nosotros contamos siempre con el buen rollo, luego los promotores saben que van a acertar porque estamos repitiendo en muchos sitios de los que hemos ido. Hoy día la cosa está muy chunga para arriesgar por un grupo aunque se oiga en la radio o salga en las revistas, pero con los Mojinos saben que van a tiro hecho porque van chavales, los padres y hasta los abuelos.Hace tiempo sí que nos daba coraje los prejuicios que nos tenían algunos, que llegaban algunos alcaldes para decirnos: “¿no iréis a escupirle al público o mearos en el escenario, no?”. ¡Pero bueno, si nosotros nunca le hemos escupido a nadie ni me he meado en el escenario! No sé qué idea tenían pero había muchos prejuicios. Pero de hace 5 años para aquí, todo eso ha desaparecido. 

Algunos pueblos no se atrevían a llamarnos o no nos dejaban un teatro para tocar. Tal vez no ya por nosotros, sino porque se creerían que el público iba a arrancar las butacas o algo. Pero afortunadamente de hace unos años para acá, todo eso ha desaparecido. Ahora más bien al contrario, ahora somos una garantía de que vamos a llenar: dos horas de Rock and Roll y cachondeo y punto.A veces nos ponen a un grupo de guardas de seguridad y se acaban aburriendo y mirando el concierto. Los rockeros y los que vienen a vernos son gente de la más sana del mundo. 

MUSIQUEANDO: Y además, ¿cómo os lleváis con el resto de bandas españolas? ¿Os sentís respetados o sois un poco marginados por hacer este tipo de Rock humorístico? 

SEVILLA: El problema nunca ha sido de las bandas, ha sido del público de esas bandas. Yo recuerdo que en el último concierto que dimos en Rivas Vaciamadrid, Los Suaves colgaron en la web unas cuantas de fotos suyas con nosotros. Y era como si la gente no se explicase qué hacían ellos tomando copas en el hotel con nosotros.Tal vez uno de los motivos por los que sacamos el “Mená Chatruá”, que fue un disco de duetos (aunque realmente eran tríos), pudiera ser para que la gente se enterase de que nos llevábamos bien con todas las bandas y que somos compañeros.Vamos a ver, yo no tengo por qué darle explicaciones a nadie de lo que hago, pero hay gente que a lo mejor me habla de Rosendo y, cuando yo le digo que lo conozco, que hemos tocado muchas veces juntos y que nos llevamos muy bien, pues no se cree que sea verdad. A mí me da igual lo que piense esa persona, pero si ya empieza por no creer lo que yo le digo, pues tú dirás…El tema es que tenemos la enorme suerte de tener muchos colegas (algunos de ellos más que colegas ya son amigos) con los que nos hemos tropezado en el camino por un motivo o por otro, y fuimos a pedirles si querían participar en un disco de duetos. Yo creo que dijeron todos que sí, excepto un par de ellos (que no hace falta nombrarlos, claro) que no pudieron por problemas de voz o que llegaron a grabar la canción pero no les gustó y la descartaron, cosa totalmente respetable. 

Pero fíjate, en ese disco están Rosendo, Miguel Ríos, Melendi, Rosa de España, Chenoa, Edurne, David de María, Cuchi (de Marea)… Cada vez que lo digo me olvido de la mitad.Por ejemplo, Mago de Oz, con todo el respeto a todos los demás, fueron los más profesionales. Tú no te imaginas cómo se curraron el tema. Lo hicimos en la época en la que José Andrea se separaba del grupo. Yo quería que el Txús y el Andrea grabaran el tema conmigo y de repente se presentaron en el estudio de grabación toda la banda. El Txús empezó a repartir partituras, se prepararon un solo de flauta que grabaron a la primera, un solo de violín que el Moha clavó a la primera, todos con sus guitarras… Nosotros no habíamos pensado en nada de eso y hubo un ampli para la guitarra de casualidad, porque aquel era un estudio de voces de cine y tal. Vinieron con todo súper trabajado, preparado, profesional… Perfecto. La experiencia personal de verlos trabajar fue estupenda.Porque tú puedes conocer a una estrella como Rosendo sobre un escenario o incluso en el camerino, pero normalmente no el cómo trabaja. Y el verlos preparar y grabar, eso es estupendo, tío.O Rosa, que es increíble cómo canta esa niña. O el poderío de la personalidad de Chenoa. El Melendi, que en cinco minutos se preparó una poesía de su rollo que metió en la canción. Maravilloso todo, pero todo; no dejamos a ninguno fuera.Pero claro, todo eso para acallar las voces de menosprecio que dudaban de nosotros. Yo no te tengo que explicar, pero estamos ahí desde hace 15 ó 16 años. 

MUSIQUEANDO: ¿Cómo está siendo la gira? ¿Cómo es el encuentro con vuestro público? Porque me consta que tenéis unos fans muy, muy fieles. Muy mojineros. 

SEVILLA: Este año llevamos un montón de conciertos y el disco de “Somos unos máquinas” está gustando mucho. Lo que siempre hacemos antes de empezar a dar conciertos en sitios grandes hacia el verano, es meternos un cierto rodaje de salas más pequeñas en primavera. Así vamos eligiendo las canciones que vamos a hacer.Este año lo que hemos decidido es hacer los temas que no son singles. Es decir, los temas que metamos en los conciertos de salas como esta serán “singles para nuestros fans”. El “Qué güeno que estoy”, “El chou-chou”, “El colegio de la Salle” también las tocamos, pero hoy estará repleto de temas que no son los habituales en conciertos a lo grande. Dedicado especialmente a nuestros fans, ya te digo.Tocamos en Manresa y Granollers y prácticamente vendimos todas las entradas. 

MUSIQUEANDO: Lo cierto y verdad es que yo suelo oír música más dura que la vuestra. Pero también es verdad que me he divertido mucho viendo vuestros directos. Para alguien que aún no haya ido a un concierto de los Mojinos Escozíos, ¿qué le diríais para convencerlo o convencerla? 

SEVILLA: Es que a estas alturas… Nosotros hemos sido como el Cid Campeador, que no conquistó España en dos días, sino que tuvo que hacerlo pueblo a pueblo. En este tiempo nosotros hemos tenido que hacer eso. Raro es quien no te ha visto, aunque sea de rebote.Y eso que los festivales empezamos a hacerlos tarde, por 2005 ó 2006. Así va alguien a ver a Rosendo o Los Suaves y se para a verte a ti también, ¿sabes?Yo creo que esa barrera está rota ya, que la gente sabe lo que hacen los Mojinos. Y sabe que va a ver juerga y cachondeo, pero que detrás hay una banda de Rock and Roll a la que no le da miedo de subirse a tocar junto a quien sea; no nos hacemos pequeños. Es más, hay festivales a los que vamos y donde el manager de otros grupos (que llevan más años que nosotros) pide no tocar después de los Mojinos. Por experiencias previas de otros grupos, sé que han llegado a pedirlo por contrato.Pero yo creo que está rota esa barrera: ¿qué van a hacer los Mojinos? Pues son dos horas de Rock and Roll (que te puede gustar o no, pero es la música por excelencia para el directo) y dos horas de cachondeo. 

MUSIQUEANDO: Y para ir terminando [nota del redactor: el mánager de los Mojinos nos apremiaba, que el concierto estaba a punto de arrancar], ¿qué aporta “Semos unos máquinas” a vuestra historia como banda? 

SEVILLA: Ufff, creo que el hecho de aportar algo nuevo hace muchos años que ya no nos preocupa. A estas alturas no creo que abramos más puertas: si antes no gustábamos a alguien, ya no le vamos a gustar. Si antes alguien no compraba nuestro disco, ahora tampoco lo va a comprar…

Esto es como el chiste de “déjame como estoy, por lo menos”. El objetivo es no defraudar al fan. Al que se sigue comprando los discos, que diga que es “otro” disco de los Mojinos.

Entrada relacionada