• Mar. Jun 28th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

Musiqueando con…Canteca de Macao

Poradmin

Jul 30, 2007
Image

Entre el arte escénico y la música se enmarca la actividad creativa de Canteca de Macao. No responden al sueño de la mayoría de los grupos actuales de conseguir el éxito a costa de cualquier cosa.

Image 

 

Muy al contrario, lo temen si ello les obliga a modificar su manera de entender la música. Una actitud valiente que desafía lo preestablecido. Así son este “grupo del mundo”, con integrantes españoles (de Madrid y Andalucía principalmente) y sudamericanos (un chileno y un venezolano). Pero que tienen en común que viven ahora en la capital de España y que aman la música. “No somos amigos del barrio, yo conocí a Chiki en la facultad de Ciencias de la Información. Al principio pensaba que era argentino” comenta Ana, la vocalista del grupo, con una sonrisa. “Después fuimos conociendo al resto de miembros gracias a colegas comunes. Somos personas que tienen en común la música”, concluye Pablo, el bajista. Poco a poco fueron incorporando miembros hasta completar una banda de nueve integrantes en las que cada uno tiene influencias diferentes, “desde flamenquito, jazz, ska, rumba, bossa nova,… Janis Joplin…y últimamente estamos escuchando a Nina Hagen y Nina Simone”, aclara Chiki, el guitarra y voz. Pero todo barnizado por su cariño respetuoso por el flamenco. Una influencia que reconocen todos los miembros del grupo. Y no solamente su versión fusionada, posiblemente la más visible, “también nos gusta El Lebrijano o Miguel Poveda”. Ellos recuerdan un poco a todas las influencias que comentan. Un sonido alegre y divertido pero con la actitud irreverente de Hagen, y la fuerza y el compromiso de Simone. Pero su característica distintiva es la presencia de Ulo, el malabarista. Como dice Ana con cierta ironía, “no es que llevemos un malabarista, es que igual él nos lleva a nosotros”. También reconocen que en el futuro su intención es seguir creciendo en la presencia de artes visuales y escénicas en el escenario. Siempre que les pongan una tarima en los conciertos, una de sus reivindicaciones.   

 

Su nuevo disco, Camino de la vida entera, que ha sido producido por José Luís Garrido, una auténtica autoridad en el flamenco que ha trabajado con Pata Negra, Camarón, Paco de Lucía, Vicente Amigo… supone un avance en la carrera. Un disco más maduro y con más arreglos que Cachai, su debut. El primer single, Bellas, es una reivindicación a la mujer desde un punto de vista optimista. Con una dedicatoria especial, la madre de Ana. La cantante muestra un respeto infantil por la mujer que le trajo al mundo. “Yo quiero comprarle un coche a mi madre”, reconoce con cierta vergüenza que intenta disimular mirándose los cordones de las zapatillas. Mientras Pablo se quiere independizar. Todos tienen un sueño, pero que se pueden resumir en las palabras de Chiki, “queremos vivir de la música”.

 

Parece que ya han llegado a la primera estación de ese sueño. Fue un proceso duro en el que su manager jugó un papel fundamental. “Rechazamos ofertas millonarias por la posibilidad de controlar nuestra carrera. Queríamos que la gente pudiese descargar nuestra música desde la página web, y no todas las multinacionales están dispuestas a aceptar algo así”, comenta Pablo. Todas las decisiones fueron tomadas por el grupo. Y después, Cindy, la manager, se encargó de negociar con la discográfica. En este caso Dro ha confiado ciegamente en ellos. Algo especial deben ver en estos chicos para firmar un acuerdo tan inusual. Pero no todo son sueños agradables, también les acosan algunas pesadillas. Como la posibilidad de que les encasillen en un tipo de música. Chiki sale al paso rápidamente, “nosotros evolucionamos musicalmente como cualquiera persona, Canteca de Macao es un proyecto vivo, que no sabemos donde nos va a llevar”. Tal vez Ana sea la que más miedo tiene a que reconozcan al grupo por un sonido concreto “nosotros tenemos claro que no nos vamos a encasillar, espero que la gente lo entienda así. Hay días que te encuentras de una manera y las canciones te salen más festivas, otras veces te encuentras más triste y te salen de otra forma”. Las comparaciones son odiosas, pero inevitables. Grupos como Deliquentes, Ojos de Brujo o Mártires del Compás salen en cualquier conversación sobre el sonido de la banda. A ninguno le importan estas comparaciones, porque según Pablo “son grupos que nos gustan, pero nosotros tenemos personalidad propia”.

 

Así son. Nueve jóvenes que destilan buen rollo y compañerismo. Como ellos nos dijeron, “no queremos acabar esta entrevista sin enviarle un abrazo a Guille que está en el hospital”. Que así sea.

      

Texto: Ángel Ramallo

Fotos: Quannum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.