• Dom. Dic 4th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

Musiqueando con… «El Sevilla» (Mojinos Escozíos)

Image

Image 

Con la excusa del concierto que los Mojinos Escozíos nos dieron en la “Sala Q” de Sevilla el pasado 20 de Marzo, tuvimos la oportunidad de charlar unos instantes con su carismático frontman Miguel Ángel Rodríguez “El Sevilla”. La consecuencia fue la divertida entrevista que aquí os dejamos. Esperamos que os guste.

 

– Hola Sevilla, encantado de conocerte y poder charlar un rato contigo. Vamos con la entrevista, que sabemos que el concierto empieza en breve. 

– La primera pregunta es obligada: ¿Está Pilar Rubio en persona como parece por la tele? 

 

Sevilla: Está muchísimo mejor en persona que por la tele. Hay dos tipos de hombres: los que conocemos a Pilar Rubio en persona y los demás (risas).

  

– Maldición, yo pertenezco a los otros. 

Sevilla: ¿Perteneces a los otros? Lo siento mucho (risas). 

 

 

 

– Bueno, vamos allá  con lo que se refiere al grupo: El disco es “La leyenda de los hombres más guapos del mundo”  y contiene temas como “La leyenda del hombre que envidiaba a los perros”,  “El arrebañamechero” o “La leyenda del niño que jamás se lavó los pies”. Entonces, ¿hasta qué punto es autobiográfica esta obra? 

Sevilla: Normalmente cuando tú escuches a un grupo cantar sus canciones de amor, de desamor y todas esas cosas, piensa que les han pasado o que les gustaría que les pasaran. Entonces, la mayoría es autobiográfico.

Tenemos dos vecinos rusos, te quedas mirando al perro del Zippy y es para dedicarle un disco más que una canción, te pones a hablar de “el coco” o lo que te pasaba con los reyes magos… y todas esas cosas que a todo el mundo le tocan. Entonces, te aseguro que todo es autobiográfico o son cosas que te gustarían que te pasaran. 

 

 

– ¿Y qué representa este álbum en vuestra discografía? ¿Es un disco más o estáis especialmente orgullosos de él? 

Sevilla: No creo que sea un disco más. Ahora mismo es el último disco, entonces la gente siempre te dice: “se parece al primero, se parece al tercero, es como los primeros…” Es el número 12, el que hace una docena y creo que va a ser uno de los grandes discos de los que hemos sacado los Mojinos. Ahora mismo porque está en la calle, pero la repercusión que está teniendo y la aceptación está siendo como la de los grandes discos nuestros. 

 

 

– Esta mañana he mirado la lista de ventas y estáis entre los 10 primeros. Concretamente en el 8. Y sois los únicos rockeros, aparte de Bunbury, en el TOP 10. Bueno, y no sé si deciros que el número 1 es vuestro queridísimo Miguel Bosé. 

Sevilla: Y súper queridísimo… A nosotros nos enorgullece. Para él es muy fácil ser número 1 y para nosotros es muy difícil ser número 4, que fuimos la semana pasada, cuando entramos en ventas. Es muy difícil mantenernos una segunda semana en el número 8; por el estilo, porque él suena en todas las emisoras de radio y nosotros ni en la mitad… En muy pocas aparte de emisoras locales o municipales… Entonces, tiene mucho mérito.

Y por un lado nos alegramos de lo de Bosé, nos alegraremos toda la vida, después de concedernos el privilegio cuando le pedimos permiso para ponerle el nombre al disco de “Pa’ pito, el mío”, parodiando el “Papito” suyo. Después de eso, nos alegramos de todos sus éxitos y nos alegraremos el resto de los días de nuestra vida, aunque tengamos que pelear con él en la lista. 

 

 

– Bueno, de hecho la pregunta no la había terminado, aunque prácticamente ya me la has respondido, porque era: Parece que sois una especie de abanderados del Rock, ¿cómo lo veis? 

Sevilla: Hombre, nos encanta. Muchos grupos de Rock no se quieren meter en 40, no quieren aparecer en televisiones… Y yo creo que son necesarios los elefantes en la cacharrería. A los raperos les pasa lo mismo. Yo he hablado con muchos y les he dicho: “tío, tenéis que intentar ser un pelín comerciales para que los chavales de 40 oigan rap y, después, vosotros dad caña. De 20 canciones, ponéis una comercial y 19 dando caña.” Especialmente en estos estilos que tienen que darse a conocer, hay que dar por culo donde no se suele oír.

Entonces, nos encanta ser abanderados del Rock en ese sentido y que los chavales oigan a otros grupos de Rock porque nos han escuchado cuando estamos metidos en listas o salimos en televisiones o cosas así. 

 

 

-Quería comentaros que cuando escuché  “La historia del hombre que dejó  Rusia sin vodka”, me partí  de risa con la letra. ¿Cómo se os ocurren canciones como ésta? ¿Cómo es el proceso compositivo de vuestros temas? 

Sevilla: Una canción como esa se nos ocurre porque el Chicho (nuestro guitarrista) tiene dos vecinos rusos que cada vez que vienen del trabajo, no sabemos cómo o qué es lo que beben, pero se pasan toda la noche cantando. Entonces es muy fácil el que escuches eso y le saques una canción, ¿no? El proceso de composición es: con eso ya tienes la historia y le sacas la letra, sácale una rima y métele una canción. Otra cosas es que eso lo hemos hecho en 12 meses, que no lo hemos sacado en 5 minutos, ¿eh? (risas). 

 

 

-Lleváis unos 15 años al pie del cañón y 12 discos editados. ¿Cómo se consigue esto, además manteniendo una formación estable y siempre con buen royo? 

Sevilla: Bueno, vamos a ver… Lo fundamental en este grupo es que a todos lo que más nos gusta es la música. Y, a raíz de ahí, a lo mejor no le hemos dedicado tanto tiempo a otras cosas como la familia. No es que sea una cosa ni buena ni mala, pero lo que más nos gusta es la música. Son 300 ó 325 días al año juntos en el grupo, estando por la música. Y un poquito eso, olvidarnos de otras cosas. Pero ese es el truco: el dedicarle todo el tiempo posible a lo que nos gusta. 

 

 

– Hace unos años tocasteis en Los Palacios (nota del redactor: un pueblo próximo a Sevilla) y aún hay mucha gente que habla de aquel concierto (de más de tres horas, por cierto). Gente de mucho tipo y de muchas edades. Parece que conseguís enganchar a un público muy variopinto. ¿Cuál es la clave para este éxito? 

Sevilla: La clave es que hacemos humor, con una música muy caliente como es el Rock’n’Roll. Es una música que te puede gustar o no, pero que en directo se acepta mucho. Y el sentido del humor lo puede tener una persona mayor, una mujer, un hombre, un chaval, un niño… Hay cosas que son un poquito más para mayores, pero tampoco nos pasamos como para que los niños no vengan. Y el truco un poco es eso: la música y las letras que son absolutamente 100% humor. 

 

 

– Pues eso, tenéis algunas letras bastante explícitas en cuanto al sexo (“El mítico chupachú” o “Mi coleguita” por ejemplo, en este disco) o políticamente incorrectas.  Y supongo que, por ello, alguien se puede haber sentido ofendido o directamente se ha mosqueado con vosotros. ¿Es así? 

Sevilla: Es normal. Cada uno tiene su listón de la censura donde se le apetece por su cultura, por su educación… Siempre hay quien se ofende, aunque siempre hacemos todo para no ofender a nadie.

Esas letras ya se hacía en el Rock inglés en los 70’s o los 80’s. Los Beatles ya hacían esas cosas y jugaban con el doble sentido y todas esas historias. Entonces, el problema es que en España sea todavía un problema hablar de esas cosas. 

 

 

– Os quería confesar que yo personalmente os descubrí en un viaje organizado por una tienda de discos para ver a Iron Maiden y Helloween en Jerez de la Frontera y en el autobús pusieron vuestra maqueta, y nos partimos el culo de risa con las letras. 

Sevilla: Sí señor, Álvaro Santisteban se encargó de mover la maqueta por Sevilla. Y, por cierto, yo me alegro de que tengáis el culo partido gracias a mí… Son muchos los hombres que tienen el culo partido por mí… (risas). 

 

 

– Eso fue en Julio de 1.996. Entonces, ¿cómo veis vosotros mismos vuestra propia historia y aquellos comienzos con la perspectiva del tiempo? 

Sevilla: Nuestra promoción ha sido esa: tener un colega que tenía un programa de radio y llevaba a un autobús lleno de Heavys a ver a Iron Maiden y colocarle la maqueta para que los Heavys nos escucharan… Maquetas vendimos más que algunos venden discos, ¿sabes? A 300 pesetas que costaban. Y un poco el boca a boca y el no habernos creído nunca nada.

Si nos dijeron: “Quillo, ¿queréis tocar entre Manowar y Napalm Death?” Sí. Y la semana siguiente: “Quillo, ¿entre María del Monte y la Pantoja?” También.

Esas son las cosas que nunca echamos a ver. Y muchas ganas y muchas horas y la ilusión y el granito a granito, que ha sido nuestro fuerte. 

 

 

– En cuanto al tema musical, parece que la gente se centra mucho en escuchar las letras cachondas de vuestros discos, dejando la parte musical en un segundo plano…  (nota del redactor: Iba a preguntar si se sentían subestimados en el aspecto instrumental, pero no me dejó terminar la pregunta). 

Sevilla: Eso te lo contesto ya. Es una ventaja. Porque luego, cuando vienen a vernos en directo, la gente dice “aquí no sólo hay una chirigota o una letra graciosa” sino que escucha la música y dice “ostia!, aquí hay algo más!”. Lo que pasa es que eso es una cosa que hemos superado desde que tocamos en festivales, que antes no tocábamos, no queríamos. Ahora te haces un “Viñarock” o te haces un “Extremúsica” y tocas con Magö de Oz o tocas con Rosendo o con Los Suaves, ¿sabes? Vas tocando y entonces ese público te va aceptando y dice “quillo, en directo esta gente también toca!”. 

 

 

– Hablando de música, ¿quiénes son vuestras influencias? ¿Qué grupos escucháis habitualmente o cuando vais a empezar a componer? 

Sevilla: ¿Las influencias a la hora de hacer música? Mucho Rock de los 70’s, R&B eléctrico… Te lo diría todo, pero tú ya te los sabes: Purple, Zeppelin, la parte más dura de Jethro Tull, el Blues (pero siempre eléctrico)…

Y escuchar últimamente, la verdad es que sólo me relajo escuchando a Zappa y durmiendo con Reggae… (risas). 

 

 

– En vuestra web decís que tenéis un recuerdo especial del concierto que disteis en el “Barbarian Rock Festival”  de Jerez de la Frontera, tocando después de Napalm Death. Recuerdo que cuando salisteis, dijisteis: “Quillo, vamos a sacar barriga, vaya que nos confundan con Manowar”.  

Sevilla: Pero después, los Manowar no estaban tan cachas como en las portadas de sus discos, ¿eh? Nosotros les vimos los abdominales y no estaban igual… (risas). Ese fue para nosotros un concierto de recuerdo especial, histórico. 

 

 

– Fue bastante divertido, aunque ibais sustituyendo a Motörhead (que se cayó del cartel) y, claro, te esperas al Lemmy y apareces tú… y sois muy diferentes… (risas). Pero estuvo muy divertido. ¿Tenéis algún concierto, recuerdo o anécdota especial de todo este tiempo tocando, aparte de esta? 

Sevilla: Sí hombre. Gracias a esto de los Mojinos hemos conocido a Glenn Tipton, por ejemplo, o hemos estado con Steve Vai en un camerino. Esas cosas son las que no se olvidan nunca.

Me podría poner y recordar el conocer a rockeros de ese tipo o compartir un escenario con Gary Moore… Esas son cosas que no se olvidan nunca y, además, con ese buen royo. Porque, después, son toda gente normal y corriente, no son superestrellas, son personas. Eso es lo bueno de esto. 

 

 

– Con el panorama musical actual por una parte y con vuestra trayectoria por otra, ¿pensáis en un futuro a largo plazo con la banda? 

Sevilla: No, no. Yo voy a dejar la música. Esa es una cosa que quería decir, aprovechando todas las entrevistas. Me voy a dedicar al baile. A partir de ahora me voy a dedicar a bailar. Voy a poner una compañía de baile que va a dar la vuelta al mundo bailando. Voy a dejar la música, ese es mi próximo proyecto… (risas).

Hablando en serio, vamos a seguir haciendo lo mismo: Rock’n’Roll y letras de humor, intentando que cada disco tenga lo suyo, intentando ser más originales, aunque no lo consigamos siempre. Pero es lo que vamos a seguir haciendo. 

 

 

– Por cierto, habéis vendido todas las entradas para el concierto de hoy, desde hace días. Parece ser que cada vez que venís a Sevilla causáis sensación. Me imagino que os sentís muy cómodos aquí  y que recibís el buen ambiente que creáis vosotros mismos alrededor de estos conciertos. 

Sevilla: Tío, tus entrevistas son muy fáciles, porque preguntas y respondes tú mismo (risas). Entonces te hablo un poco rápido, no sólo por el poco tiempo que tenemos (que lo siento), sino porque es exactamente eso que tú dices. Mi respuesta está en tu pregunta, tío. 

 

 

– Bueno, pues si quieres incluir algo más… 

Sevilla: Que muchas gracias tío, por estar aquí. Y la próxima vez tendremos una entrevista de dos horas (risas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *