• Mar. Dic 6th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

MADRID SALVAJE, UNA VEZ MÁS, HACIENDO HISTORIA

Lo vivido este fin de semana por miles de madrileños podría considerarse histórico. A pesar de no tener un cartel tan llamativo como la anterior edición, el Madrid Salvaje superó con creces las expectativas. IFEMA se convirtió, una vez más, en la Meca de la música urbana.

El festival comenzó con el concierto de Maikel Delacalle en el escenario Cutty Sark, el más grande de los tres que había. El canario, autor de éxitos como Replay, Girlfriend (con Rels B) o Lo siento (con Kaydy Cain), dejó el listón por todo lo alto nada más empezar el festival. Cantar el primero y a las cinco de la tarde podría ser un impedimento para muchos artistas. Sin embargo, el canario demostró su valía y su posición en la escena urbana. Hay talento canario para rato. Mientras, en los demás escenarios, cantaron el rapero madrileño Calero LDN y la rapera catalana Anier.

En el escenario Cutty Sark , Selecta, DJ y productor de Recycled J, pinchaba música electrónica durante media hora para entretener al público entre concierto y concierto. Su talento como productor hizo que esa media hora se hiciera corta, aunque el hecho de que Beny JR no acudiera a la hora marcada obligó al DJ a continuar hasta el siguiente concierto. Se desconoce si fue culpa del artista, aunque se sabe que no fue culpa de los organizadores, ya que Beny JR justificó su ausencia por “problemas de logística” y los responsables del Madrid Salvaje anunciaron “problemas ajenos a la organización”. Madrid Salvaje añadió que, salvo sorpresa, contarían con su presencia en la próxima edición. Aun así, su ausencia fue una gran decepción, con multitud de personas deseando ver al artista marroquí-español. 

La falta del artista de L’Hospitalet de Llobregat, provocó que aumentara el público del concierto de Kyne. La cantante catalana, una de las promesas de la actual escena y una de las apuestas del festival, aprovechó la ocasión. Los que ya le conocían esperaban su show con gran expectación, y los que no conocían a la artista estoy seguro de que se apuntaron varios temas para sus playlist de Spotify. Además, invitó a Aissa a cantarse No sabe mi nombre, canción que alcanza el medio millón de escuchas en diversas plataformas. Puede que este concierto suponga un antes y después en la carrera musical de Kyne, sobre todo después de anunciar un nuevo álbum para final de año.

A las 19:45 comenzó el show de Toteking, rapero sevillano ya consagrado en la escena urbana desde hace décadas. El artista, que tocaba en el escenario José Cuervo, contó con un apoyo tremendo por parte de los espectadores. Cantó temas de su último disco, The Kingtape, como The Lox (con Ill Pekeño y Ergo Pro), Apiladearró (con Cruz Cafuné y Neutro Shorty) o Sota, Caballo y Yo. Sin embargo, la mayoría de las canciones que interpretó son de hace ya más de 15 años, consideradas himnos por muchos, como Matemáticas o Ni de ellos ni de ellas. Había tanta gente que fue imposible acudir a la zona de prensa, lo que dice mucho del espectáculo de Tote. 

El siguiente concierto al que tuve el placer de acudir fue el de Kaze. El rapero murciano, que le tocó inaugurar la primera edición del festival, comenzó su show cantando el récord mundial de canción a doble tiempo, vídeo que acumula ya más de medio millón de visualizaciones en Youtube. Personalmente, no escuchaba con frecuencia a Kaze, pero después de su concierto en el primer Madrid Salvaje, me he convertido en uno más de sus miles de seguidores.   

El siguiente en el escenario grande fue el argentino Trueno, de apenas 20 años. Todos hemos escuchado acerca de su interpretación en directo, pero hasta que no lo ves con tus propios ojos no puedes llegar a entenderlo a la perfección. Acompañado de un batería, un guitarrista eléctrico, y un par de coristas, entre ellos su padre, Pedro Peligro, antiguo rapero reconocido en Argentina, realizó el mejor concierto de los vividos en todo el festival en cuanto a puesta en escena respecta.

Hard GZ era el siguiente artista que tocaba en el escenario José Cuervo. El rapero coruñés, acompañado de uno de sus productores, Marcelus Fela, demostró su capacidad para captar la atención de todo el público, cantando canciones nuevas como Lo Real (con Nikone) o Como Messi, pero también míticas que le catapultaron hacia el estrellato como Birra, Humo y Reflexiones. Además , le acompañaron artistas como Dollar Selmouni, que había cantado horas antes, o el granadino Antony Z, una de las promesas de la escena actual. Hard GZ, ex militante y cofundador de La Utopía del Norte, lleva años representando el rap por toda España, concretamente desde los 15 o 16, y su fuerza y sus ganas de seguir con esto hacen que cada vez más se le valore como una de las joyas del panorama musical urbano.

Para finalizar el primer día del Madrid Salvaje, destacamos el concierto de Jaime Lorente, actor y desde hace poco más de un año, cantante. Cantó temas reconocidos como Saturday o Sra Smit. El murciano ha pasado de la gran pantalla a la música, pasando entre medias por el Madrid Salvaje.

Al día siguiente, vivimos la mejor de las dos jornadas del festival. Blake, Sofía Gabanna, Vivik, Enol y Nikone inauguraron ‘el día fuerte’ del festival. Mientras, cantaba el valenciano Nadal015, canciones que le han llevado a la fama como Streetshark, Invictus o Judas

Después le siguió Kaydy Cain, rapero y reggaetonero madrileño que es considerado uno de los pioneros del trap en España, gracias a su grupo PXXR GVNG. Dani Gómez cantó himnos como Playboy, Muévelo o Algo como tú, y nuevos himnos como Si tú te vas (remix) o Ping-Pong (con La Zowi y Kabasaki), caracterizado en directo tirando pelotas de ping-pong al público. Le sobra carisma a Dani, y se nota que lo sabe. 

Mientras cantaba Kaydy Cain, sonaba Love Yi y Denom, en el escenario Jaggermeister y José Cuervo, respectivamente. Sin embargo, todos los ojos estaban puestos en el concierto de las 20h, el de Recycled J. El madrileño consiguió llenar el escenario grande, tanto que tuvimos problemas para abandonar el recinto. Jorge Escorial inauguró su show con Maravilla, y le siguieron éxitos como 40 Noches o Bambino, entre muchos otros. Posiblemente el concierto que más se llenó en todo el festival, haciendo prácticamente imposible salir de la zona de prensa en la cual me encontraba. 

Abandoné antes de tiempo el show de Recycled J para acudir al de Sosad 97, en mi opinión, uno de los mayores aciertos de la organización. Su presencia no pasó desapercibida, llenando por completo el escenario Jaggermeister. Sus ganas y su afán por poner el rap de Alcalá de Henares por todo lo alto hicieron que su concierto fuera uno de los mejores hasta la fecha en las dos ediciones del festival. No exagero si digo que fue histórico y que, al igual que lo vivimos hace 3 años con Delaossa, esto puede suponer un hito en su carrera como artista. Cantó sus mayores éxitos, entre ellos Llamadas Perdidas, Lo que hablamos o Desayuno, pero sin duda Planes fue la guinda del pastel. Además, trajo invitados de calidad como Selecto Picasso o el ya mencionado previamente Antony Z. Mucho nivel tiene el madrileño, siendo una de las promesas con mejor puesta en escena del festival.

Después del concierto de Sosad 97 pudimos ver el espectáculo preparado por Delaossa, uno de los cabeza de cartel de esta edición del Madrid Salvaje. Su crecimiento como artista es enorme, gracias a su esfuerzo, dedicación y talento. Hace 3 años pudimos verle en el festival y apenas era famoso, conocido por muchos únicamente por su canción con Easy-S, La Placita. Desde aquel concierto se alzó como uno de los artistas más influyentes en la escena, pasando de promesa a cabeza de cartel, como en esta ocasión del Madrid Salvaje. De hecho hizo una referencia a aquel show en la segunda canción que interpretó, Aleluya, cuya letra dice “no me creía que todo esto pasase hasta que vi a mis hermanitos, to’s llorando en el Madrid Salvaje”. Acompañado en todo momento por Kiddo Manteca, su productor, y un guitarrista eléctrico, contó con la presencia de artistas de renombre como Pepe:Vizio, Easy-S, Fernando Costa o Cruz Cafuné, el cual nunca había coincidido con él en un festival para cantar juntos Lejos, para muchos la mejor canción de los dos. En definitiva, el malagueño llenó el escenario y superó con creces las expectativas de todos, posicionándose, por si había alguna duda, como uno de los referentes en el rap español.

El siguiente concierto que cubrí era uno de los más esperados por gran parte de los asistentes. Cruz Cafuné actuaba en el escenario José Cuervo, aunque bien podía haber llenado el escenario grande, el Cutty Sark. El canario, para muchos el más en forma del panorama, demostró su carisma, cantándose hits atemporales como Lo Pues Intentar, Ojitos Aguaos o Beast Mode (con West Dubai, que le acompañó durante esta canción). Durante, probablemente, su canción más reconocida, Mina El Hammani, se formó el mayor pogo de todo el festival, tanto que alguno tuvo que acudir a los servicios médicos de la organización. Con esto quedó claro que la gente tenía muchas ganas de cantar, bailar, saltar y gritar con sus canciones. Cruzzi realizó uno de los mejores conciertos del festival, sin duda alguna, cerrando su concierto con Muchoperro, su último hit con el canario Juseph. 

Por último, Israel B demostró que jugaba en casa ante un público agradecido con el artista. El de Orcasitas puede presumir de haber mejorado su performance en directo, ya que la pasada edición del Madrid Salvaje se podría decir que no estuvo a la altura. No obstante, Israel B superó con creces las expectativas del público, que gozó con temas míticos como Nike Tiburón, Hielo, Cianuro o Algo que no sepa. Además, el artista tuvo la ocasión de presentar canciones de su nuevo disco, que verá la luz a final de año. De esta manera, cantó Ghostface Killer y Al final del día, esta última apenas publicada un día antes. Completó así uno de los mejores conciertos del Madrid Salvaje, asegurando que aún queda Israel B para rato.

Finalmente, cerraron el festival Mayo 214, el cual anunció su retirada de la música en cuanto saque su último álbum y Rels B, considerado para muchos el artista más importante de todo el festival.

En resumen, podríamos decir que los conciertos de Delaossa, Trueno, Cruz Cafuné y Recycled J fueron los más destacados y multitudinarios. No obstante, debemos destacar otros como el de Sosad 97, siendo su primer festival y demostrando el futuro que le queda por delante. Como parte negativa, aparte de la ausencia de Beny JR, es la falta de organización del festival en relación a la prensa, ya que habilitaron una zona para realizar nuestro trabajo en cada escenario y aún así decidieron que en el escenario José Cuervo no podíamos acceder. El escenario es igual que el de Jaggermeister, y en ese no pusieron ninguna pega. Nos vimos obligados a realizar las fotos entre el público en conciertos de renombre como el de Cruz Cafuné o Israel B, que bien podían haber actuado en el escenario Cutty Sark, el más grande de todos. A pesar de eso, el buen ambiente y la buena música hicieron del festival, una vez más, algo irrepetible.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *