• Mar. Sep 27th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

Mañana – A ver quién llega antes del fin

Poradmin

Dic 12, 2010
Image

Image 

Hay cosas en la vida que son inevitables. Es como cuando conoces a alguien y, con sólo verla dos veces, tener tres conversaciones y un beso, ya sabes que va a ser especial. Pues esto es lo mismo: Mañana van a ser unas estrellas y nada va a poder evitarlo. Porque lo tienen todo.

Tienen, ante todo, descaro. Se han plantado en el panorama indie sin ningún tipo de complejos. Han llegado, han hecho un disco, lo han puesto en internet para que nos lo descarguemos gratis (http://www.sellosalvaje.es/default/index/catalogo) y se han lanzado a tocar por ahí. Han hecho festivales, un concierto en Radio 3, han sido elegidos grupo revelación Contempopránea 2010 y empiezan a sonar en radios, en revistas y en blogs de todo el país.

 

 

  

Es que es inevitable. “A ver quién llega antes del fin”, el álbum con el que debutan, no les va a llevar al estrellato, entre otras cosas porque ni deja con la boca abierta ni suena a nada que no se haya hecho ya, pero es disco muy bueno. Desprende alegría, vitalidad y nostalgia, letras maravillosamente inspiradas y el carisma de un líder, voz y alma mater del grupo, que con sólo 24 añitos huele a lo que huelen los grandes. Canciones de de pop atemporal, melodías que recogen la herencia de 40 años de música, de California a Madrid, de Bob Dylan a Los Brincos, de Lori Meyers a Wilco, acompañadas por 4 instrumentistas que le dan un acento folk y acústico lleno de detalles que se difuminan en una producción cuyo toque amateur en vez de restar emociona.

 

 

 

 

  

Porque Mañana me emocionan. No sé si será por esa voz que me suena sincera, si por las tablas que no pueden tener pero que ya tienen, si por esos arreglos que mezclan teclados, armónicas, acordeones, trompetas, guitarras acústicas, eléctricas y tintineantes, o si será por unas letras entre cotidianas y personales que hablan un poco de todo, de deseos, de funerales, de nubes, de erasmus, de calles y ríos sevillanos y, por supuesto, de amor y desamor. La única realidad es que los distintos estilos del álbum suenan variadamente homogéneos y se escuchan de principio a fin como lo que es, un todo único como el universo de sus creadores.

 

 

 

  Y, lo mejor, estoy seguro que esto es sólo el principio y que los próximos pasos, cuando los tengan que dar, serán incluso mejor que el primero. Es lo que tienen los grandes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.