• Dom. Jun 26th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

LEÓN BENAVENTE + SEÑOR CHINARRO

Poradmin

Sep 26, 2014

28 Agosto 2014

Nocturama 2014

Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Monasterio de La Cartuja (Sevilla)

 

El otoño ha llegado. Con él, la rutina, los días más cortos, los primeros vientos del norte y los conciertos en sala (¡bienvenidos, Sala X!). Pero aún perviven en nuestra memoria ecos del verano, noches al aire libre en las que la música era nuestra mejor compañera. Una de aquellas noches tuvo como protagonistas, en el marco de nuestro adorado Nocturama, a dos de las más rutilantes estrellas de eso que se (mal)denomina “indie” nacional: León Benavente y Señor Chinarro. 

Antonio Luque aprovechaba su vuelta a casa para presentar varias canciones del álbum que este mismo otoño verá la luz: Perspectiva caballera. Junto a las nuevas composiciones volvieron a brillar con luz propia, ocupando gran parte de la actuación, las canciones de su “trilogía smithiana”: El mundo según, El fuego amigo y Ronroneando, dejando más o menos claro la menor satisfacción que tanto a público como al propio Luque le provocan las canciones de sus últimos trabajos. De la inicial “Esplendor en la hierba” muy apropiada con parte del público recostado en las zonas verdes del amable recinto de La Cartuja hasta el cierre con “Los Ángeles” y “Del montón”, pasando por grandes clásicos ya como “El rayo verde” o “Cabo de Trafalgar”, el que esto escribe sigue echando de menos en el repertorio alguna de las canciones de los primeros álbumes, aunque sea pasadas por un filtro más actual, y es que sigo pensando que no tiene Antonio Luque canción tan redonda como “Cero en gimnasia”, maravilla de aquel maravilloso EP llamado La pena máxima. 

No fue muy distinto el concierto de León Benavente del que dieron meses atrás en la sevillana Sala Malandar. Pero no por ello dejamos de quitarnos el sombrero ante la banda, rindiéndonos a los pies del “corazón” que bombea energía al conjunto: la batería de César y el bajo de Luis. Nunca, jamás, puede una banda funcionar sin una buena base rítmica y, por regla general, cuanto mejor sea ésta, mejor es el grupo. Es por ello que León Benavente, con apenas año y medio de vida, se han convertido en un referente de la escena nacional.  Sobre el ritmo frenético que imponen César y Luis, las guitarras de Edu y los teclados y voces de Abraham Boba crecen sobre las canciones, llegando con una potencia, una fuerza inigualable al público, entregado desde los primeros acordes de “Las ruinas” hasta el tradicional fin de fiesta con “Ser brigada” , con dos jovenzuelos aupados al escenario para bailar desenfrenadamente y dar esperanzas a los “viejos rockeros” como nosotros de que la juventud todavía tiene sangre en las venas y amor por la música. 

Es difícil quedarse con un momento en un repertorio tan logrado como el de la “superbanda” León Benavente, aunque si tengo que decantarme,  “Estado provisional” y ese precioso puente que dice aquello de:

 

Lo que antes me hacía reír, ahora me pone triste

Lo que antes me hacía feliz ya no existe”,

 

Maravillosa metáfora de lo cambiante de los tiempos y sentimientos, hizo que los pelos se me pusiesen de punta. Y claro está, el guiño a mi Asturias que supone la versión de Los Ilegales “Europa ha muerto”, siempre acompañado de un “Puxa” que hace levantar el puño a Luis, asturiano de pro él. 

Sí, tenemos ganas de nuevas canciones de unos León Benavente que dejarán la carretera por un tiempo para dedicarse a otros proyectos y, esperemos, preparar su próximo álbum, pero mientras tanto, las antiguas siguen sonando tan extraordinariamente bien que nos nos importa escucharlas una y otra vez..

Entrada relacionada