• Vie. Ago 6th, 2021

Musiqueando

Tu web de música

Kiko Veneno se echa un cantecito en la sala Custom

Poradmin

Ene 2, 2013
Image

Mucho ha llovido desde que Kiko Veneno editara por primera vez Échate un cantecito, concretamente han pasado 20 años nada más y nada menos, pero resulta que sus canciones siguen vivas y que la gente continúa escuchándolas porque este catalán afincado en Andalucía se ha ganado al público desde hace mucho tiempo con su particular forma de interpretar la música.

Image 



Subió al escenario de la Custom con su banda Las Notas del Retumbe y desde el minuto uno conquistó a los asistentes. Hizo que el Lobo López se reencontrase con su amor nuevamente, y acto seguido, sonó la magnífica Echo de menos pero sin echar de más nada, porque lo que más quiso el público esa noche fue disfrutar de su música y sus tablas sobre el escenario. Continuó con los incansables Superhéroes de barrio y hubo un momento de relax con Me siento en la cama para recordar ese caldito de tu cuerpo sobre la sábana que todos corearon.

 Image

Kiko quiso seguir la fiesta subiendo las temperaturas con Fuego, esa oda a todas las mujeres, para continuar con Salta la rana con la que se echó un cantecito con el corazón y un magnífico solo de guitarra flamenca. Tras Reír y llorar brevemente, Joselito, el de la voz de oro, abandonaba a sus siete novias, y llegó el momento de En un Mercedes blanco que ponía fin a la primera parte del concierto con un ambientazo a los pies del escenario haciendo que todo el mundo cantase como sabía.

 Image

Tras quince minutos de descanso, Veneno salió a escena con las pilas repuestas para interpretar Memphis blues en el que se coreó con entusiasmo ese “ohhh, mama, esto puede ser el fin” pero aún no lo era y tuvo tiempo de confesar que tenía una pulguita debajo del colchón con su blues Traspaso. Prosiguió mostrando su Respeto a los asistentes y contando lo que Dice la gente, para continuar tomando Veneno en una gran sala en vez de en un cuartito, y llegar al fin de la segunda parte con Coge la guitarra dejando que saliera lo bonito, eso que lo hace diferente, y haciendo que todos pidieran la felicidad con Satisfacción que daba paso a los bises. Los Delincuentes y Volando voy, el temazo que escribió para Camarón, pusieron punto y final a una gran noche en la que se recordaron durante dos horas viejos tiempos y se cantó con entusiasmo esperando que Kiko vuelva pronto.

Image

Image

Image

Image

Image