• Vie. Abr 12th, 2024

Musiqueando

Tu web de música

JUANITO MAKANDÉ – LAS CANCIONES QUE ESCRIBÍ MIENTRAS VOLABA (2014)

Poradmin

Ago 31, 2015

Apenas a dos meses de que, en octubre, salga a la venta el nuevo disco de Juanito MakandéMuerte a los pájaros negros”, desentripamos su anterior disco, “Las canciones que escribí mientras volaba”, para aquellos que aún desconocen el duende del artista gaditano.

Con este disco, Juanito Makandé ha vivido el gran éxito de su carrera, el darse a conocer a las multitudes, y es, quizás, debido al carácter vitalista de estas canciones, que fácilmente arraigan en la gente en estos tiempos difíciles. “Viviré” es esta primera declaración vital del álbum. A continuación, “La llave”, una de sus mejores canciones, de alto nivel, con un bajo certero y una guitarra inspirada, pegadiza, positiva. “¿Cuánto tiempo hace que no miras al cielo y a las estrellas?” El disco sigue con los “puñales”, como él llama a sus temas, de Juan. “No quisiera despertar”, con su espectacular riff, “Arañando el aire”…

Niña voladora”, otra de las canciones que más han calado en el público, romántica, dedicada a esa “niña” que desde las alturas es capaz de volverte loco con su baile. Tiene un estribillo lleno de magia y unos versos de “Veneno” del gran Kiko Veneno.

Tras ésta, da paso al increíble bajo de “Soy”, que recuerda a las líneas melódicas de los bajos en el rock andaluz. Más flamenco callejero en “Ya no soy un crío” y “Cuchillos por el aire”. Los “Calores” del infierno estival sevillano mandan a Juan a los chiringuitos de su costa natal.

Con el dorsal número 10, la rockera “Ciego muy ciego”. Homenaje a la fiel amistad animal (tengamos en cuenta que también nosotros somos animales) en “Churrete y Ringo”y cierre de lujo para un trabajo de lujo con la íntima “Segunda canción de amor”.

Canciones del underground. Letras carniceras. Puñales venenosos con soniquetes garrapateros. Un laberinto de fusiones, un nuevo gazpacho flamenco con sabor añejo. La suavidad áspera de una voz de la calle, peleona y sutil. Poesía de madera de guitarra en la plazuela. El lomo lleno de heridas. El homenaje a la vida de un ebanista con sus astillas en las yemas de los dedos. El universo Makandé que el mundo estaba esperando. Ahora solo queda esperar a su nueva genialidad, su nuevo diario de canciones, que conoceremos en octubre. Larga vida a “Muerte a los pájaros negros”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *