La Samba llega al Monasterio- Territorios 2007

Escrito por Miguel
Categoría: Territorios Creado: Miércoles, 23 Mayo 2007 21:11
Visto: 1425

El Festival Territorios está de décimo aniversario y para celebrarlo han elegido un hermoso enclave, el Monasterio de la Cartuja de Sevilla.

Image

 

 

Un Festival que cumple 10 años es un buen motivo para pensar que goza de buena salud y más aún si vamos notando una evolución en la programación de forma que, conservando la ideología de traer músicas de todo el mundo, cada año se apuesta más y mejor por elaborar carteles atractivos que nos acerquen a los Territorios.

 

Este año además le unimos un cambio de ubicación acertadísimo, el Monasterio de la Cartuja, con su patio, sus salas, jardines...un entorno maravilloso para disfrutar de la música y del encuentro de culturas.

 

Y así nos presentamos maravillados por lo que tenemos por delante, y la primera toma de contaco musical es con los escoceses Capercaille. Y de estos ocho músicos comandados por una vocalista femenina de voz cálida y con habilidad para moverse cómodamente entre varios registros, destacar que se sitúan sobre el escenario en primera línea, salvo el batería, interpretando melodías que van in crescendo rítimicamente. Resultan ser unas grandes embajadores de la música celta a la que impregnan de ciertos aires rockeros y eléctricos con una riqueza instumental considerable de la que destacamos las apariciones de flauta, violín, acordeón, entre otros.

 

Nos mudamos de escenario ansiosos por seguir captando matices y en Tres Culturas asistimos a una especie de ritual étnico de Mazaher. Sobre el escenario varias mujeres africanas danzan y cantan acompañadas básicamenter por unas enormes panderetas y maracas. La visión y audición nos ensimisman y en la intimidad de la sala nos hacemos partícipes de esta liturgia.

 

Turno para estrenar escenario Cruzcampo con Akli D. Se comenta que este argelino tiene de padrino a Manu Chao y con sus canciones que combina en árabe y francés pretende transmitir letras sobre la igualdad y el respeto en una fórmula pop al que adaptar ritmos africanos. Con su guitarra acústica de compañera y un extraordinario bajo consigue animar con las recurrentes palmas al público y se atreve a cantar en español una canción que versa sobre el exilio. Contenido social y político que nos predispone para el siguiente concierto.

Image

Y de nuevo en el escenario ICAS, el principal, elplato fuerte de la noche, desde Brasil el gran Carlinhos Brown. La puesta en escena promete pues la banda aparece con disfraces de pez, caballitos de mar dando sentido a las figuras que hay al fondo del escenario donde dos enormes peces se funden en un beso. Entre el público hay colorido, camisetas de Brasil, amarillas, que destacan en la multitud, pero cuando todos esperábamos un comienzo arrollador...Carlinhos empieza con una canción lenta, casi balada, bastante insulsa ¿nos habremos equivocado de Carlinhos? Y así nos va presentando algunas canciones de "A Gente Ainda Nao Sonhou", su disco nuevo. Consciente de lo que la gente esperaba de él, el propio Carlinhos nos invita a disfrutar de la música brasileña más esencial, más paradita en la primera fase del concierto para luego dar paso al carnaval. Y así fue, del disco nuevo rescatar "everybodygente" que sonóllena de sensibilidad. De la banda comentar que en percusión y viento se ha rodeado de buenos músicos que dan el tempo a las canciones necesarios. Las dos mujeres que hacen los coros tienen unas voces poderosas, continuamente con los coros y bailando sobre el escenario. De Carlinhos en sí, su voz no me parece nada de particular, con la percusión no se lució en la medida de sus muchas posibilidades sino que se limitó a una pequeña demostración. También se prodigó bastante en comentarios ecológicos como proteger el agua, etc.. así como sobre valores humanos. Pero donde realmente encuentra su punto fuerte Carlinhos es como animador, con las canciones que si lo permitían y que constituyen sus éxitos como "Carlito Marron" o "Maria Caipirinha". Así casi sin darnos cuentan nos vemos sumergidos en el público caminando hacia un lado, hacia otro, atrás, adelante, disfrutando por fin de la samba y los ritmos calientes de Brasil en una noche sevillana, junto a lo que fue un Monasterio, casi na.

Image

Punto final de esta primera jornada de Territorios en el escenario Cruzcampo con el italiano Enzo Avitabile y una banda de percusionistas, los Bottari que me hacen contar hasta 15 personas sobre el escenario. Se le ve con enormes tablas en el escenario demostrando su larga carrera musical y desde el primer momento su ritmo napolitano pretende hacernos bailar. Estribillos pegadizos música cercana con la que despedimos esta crónica asimilando aún tantavariedad musical en tan corto espacio de tiempo, culturas y música ese ha sido el cocktail.

Image

 

Fotografías: José Luis Duque