• Mar. Oct 4th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

Imelda May: de nuevo llenazo en Joy Eslava 30-10-2014

Poradmin

Nov 12, 2014
Image

Las primeras canciones de su último disco Tribal abrieron el concierto ('Tribal' y 'Wild Woman'). El resto, casi en su totalidad, iría sonando más adelante, destacando 'It’s Good to Be Alive' y 'Gypsy in Me'. De su anterior trabajo, Mayhem, tampoco podían faltar el tema del mismo título y 'Psycho', a los que se añadieron 'Eternity', 'Road Runner' e 'Inside Out'.

Image 

Su voz, excepcional y llena de matices, está perfectamente arropada por sus músicos habituales, entre los que se encuentra su marido Darrel Higham a la guitarra, y una sólida base rítmica, que aunque instrumentalmente no pasan desapercibidos, sí se sitúan discretamente al fondo del escenario, por detrás de Imelda. Ella, además de su talento vocal, también destaca por la facilidad con la que conecta con el público. Todos sabemos que sus elogios sobre la ciudad, agradecimientos hacia el público, etc, serán los mismos cada noche en cada lugar diferente que actúe, pero es difícil no dejarse convencer por la calidez y naturalidad con las que nos habla en su marcado acento irlandés. Historias sobre sus orígenes, su familia y su ciudad natal acompañaron algunas canciones, como en la presentación de Hellfire Club (que da nombre a un local de dudosa reputación a las afueras de Dublín).

 

Apenas tres canciones de Love Tattoo, el disco que la sacó del anonimato, se mantienen en su actual directo: 'Big Bad Handsome Man', 'Love Tattoo' y 'Johnny Got a Boom Boom', que siempre acompaña tocando el bodhrán (una especie de tambor de mano, muy común en Irlanda) y que sirvió para cerrar la primera parte del concierto.

Image

Varias versiones completaron el repertorio. Ya había recurrido a mitad de la noche al clásico 'Spoonful' de Willie Dixon. Para los bises, Imelda y el bajista Al Gare (esta vez al ukelele), salieron al escenario solos, y sentados sobre el contrabajo, interpretaron unas inspiradas revisiones de 'Bang Bang (My Baby Shot Me Down)' de Cher y 'Dreamin' de Blondie. Con el grupo al completo, y volviendo a su faceta más rockera, nos llevaron al final de la actuación, con 'Pulling the Rug' y 'Right Amount of Wrong'.

  

Cuesta pensar que la imparable carrera de esta mujer llegue alguna vez a un punto de inflexión. Si su reciente maternidad (en el 2012) no la ha apartado de los escenarios más de lo necesario, ni le ha restado un ápice de entrega y dedicación a su trabajo, sólo nos queda esperar que nunca le falte la inspiración ni la pasión que ahora le sobra.

 

 Image

 

 


My Great Web page

Entrada relacionada