• Vie. Abr 19th, 2024

Musiqueando

Tu web de música

DOVER INUNDA DE ROCK LA SALA SUPERSONIC

Poradmin

Abr 9, 2013
Dover / Antonio de la Cruz

Texto y Fotografía: Antonio de la Cruz 

 

A finales del pasado 2012, el grupo madrileño capitaneado por las hermanas Llanos, prometía a sus fans un 2013 cargado de rock, confirmando la primera de un nutrido grupo de fechas que le harán recorrer el territorio nacional defendiendo uno de los discos que llegó a ser referente para toda una generación de amantes del rock en nuestro país. No es otro que su exitoso “Devil Came To Me” (1997).

 

 Dover / Antonio de la Cruz

 

El conocido y marcado giro del grupo madrileño hacia la música electrónica con “Follow the City Lights” en 2006, dividió a sus seguidores y supuso una caída en el número de adeptos y seguidores reflejado en las ventas y críticas de su nuevo álbum “I Ka Kené” en 2010.

 

Pero, parece ser que 20 años de vida para este grupo supone volver a los orígenes y, ya llevan a sus espaldas más de una veintena de fechas confirmadas por todo el territorio nacional acompañadas del cartel “Sold Out” en la mayoría de sus citas y abandonando la dinámica de conciertos de multitudes para abarcar salas más cercanas e íntimas.

 

 Dover / Antonio de la Cruz

 

Un breve frase “Wait until the light comes…” de Cristina, acompañado por el enérgico ritmo de Jesús a la batería, los riffs de Amparo Llanos y los golpes del bajo de Samu, teletransportaron a la Sala Supersonic a 15 años atrás, cuando un grupo de madrileños e independientes, vendieron la friolera de 900.000 copias de un álbum de rock con un claro estilismo grunge.

 

Rain of the times fue la encargada de abrir las puertas del infierno y de que el demonio danzara tan campante por una Supersonic que agotó las entradas hace ya tres semanas, a ritmo de cañonazos, velocidad y contundencia de su rock genuino.

 

 Dover/ Antonio de la Cruz

 

Más de hora y media de concierto que dejaron para mucho más que los temazos existentes dentro del Devil Came to Me , pero no abandonaron la senda de la guitarra y la batería cañera y marcada de los denominados alumnos aventajados de un Kurt Cobain que sonreía irónico en el 19 aniversario de su muerte, al cual, cómo no, le dedicaron parte de ese directo.

 

DJ del Late at Night, introdujo a las más de 200 personas a un baile al unísono, jadeados e hipnotizados por los riffs de Amparo y el ritmo impuesto por las malévolas baquetas de un Jesús Antúnez que bordó a la perfección un concierto impresionante.

 

A partir de ahí, el calor de una sala cercana, un público entregado a un álbum mítico y, por supuesto, una banda que se venía arriba con cada golpe eléctrico y desgarrador, no se paró ni un momento. Ni siquiera la sufrida garganta que Cristina cuidaba en pleno directo con una infusión ni el cansancio de llevar a la espalda kilómetros y varios conciertos consecutivos hicieron parar.

Tenemos una versión lenta y una más rápida de una canción, pero no sabemos cuál preferís…” Amparo Llanos, contagiando su sonrisa y calidez característica, fue la encargada de amenizar entre temas, con historias sobre grabaciones, productores y viajes…; lanzó la pregunta al aire como si no supiera ya respuesta: “¡¡La rápida!!” contestó la Supersónic con una sola voz y, sonó Push, desafiando la destreza del cuarteto madrileño en poco más de minuto y medio.

 

Dover / Antonio de la Cruz 

 

Casi en el ecuador del evento, el sonido de unos acordes suaves nos hacían deleitar que estábamos siendo introducidos a uno de los temas más sonados y, como tal, cantados por todos, llegó el momento Serenade, momento que dejó ver como una manta de luces creada por teléfonos móviles querían captar, para siempre, ese momento.

 

La interactuación público – grupo, fue viento en popa gracias a “la amabilidad” a la que citaba Amparo al pasear por las calles de la ciudad y, ni siquiera el escurridizo bajista Samu pudo escapar de ser coreado por los asistentes.

 

 Dover / Antonio de la Cruz

 

Temas como Far , Anacrusa, Sea Witch o Judas, hacían retomar el aliento al grupo antes de llegar a unos más que merecidos bises. Acto seguido, Sick Girl contrastaba con toda la potencia que quedaba por llegar…

 

Quedaban aún tres temas para finalizar el directo y despedirse de la capital gaditana por todo lo alto, de ahí que cayeran tres temazos: el primero de ellos Cherry Lee. El diablo no quería irse de la sala sin dejar algún cuerpo sin danzar.

 

Dover / Antonio de la Cruz 

 

Jesús Antúnez hizo de sus baquetas el instrumento para introducir Devil Came To Me y desencadenar la locura que hizo, literalmente, subir a más de uno por el techo y las paredes de la sala.

 

Dover / Antonio de la Cruz 

 

Para los que éramos unos críos cuando se publicó este álbum, son estos los momentos que te hacen sentir retroceder 15 años y, recordar la sensación de abrir y escuchar por primera vez el álbum de un grupo de rock español diferente y anirvanado, uno de los que fueron tus primeros CD´s de tu actual colección.

 

Loli Jackson fue la encargada de cerrar el directo del cuarteto madrileño que agradecía a un público que no le pedía una, sino “¡¡Veinticinco más!! ¡¡Veinticinco más!!” 

 

Dover / Antonio de la Cruz 

 

No sabemos si en un futuro álbum veremos a una apisonadora influida por el grunge de Seattle o, si por lo contrario, estaremos ante una continuidad electrónica, lo dudo. Me quedo con un brutal directo dedicado a Kurt en su día y, con esa sensación de teletransportarme a finales de los noventa, cuando Dóver se consagró.

 

Dover / Antonio de la Cruz 

 

Hasta la próxima, música para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *