• Mié. Abr 17th, 2024

Musiqueando

Tu web de música

Escuchar a Luis Brea, siempre es bien

PorMaría Patrignani

Mar 9, 2024

Entrar en Obbio a las diez de la noche no es lo habitual, pero reunir en la sala a un buen grupo de gente para ver a Luis Brea es un planazo, sea la hora que sea. La última vez que lo vi en directo (ha llovido desde entonces) iba acompañado por El Miedo, esta vez, se subió al escenario con su guitarra y un batería, puede sonar soso, pero que no os engañe lo que escribo, ¡muy grandes los dos! 

El respetable esperaba tímido cuando empezaron los primeros acordes de ‘El Apagón’ y, aunque aquello no era un anuncio de cerveza, sí que coreamos bajito el tic tac de la cuenta atrás que nos llevó hasta ‘Estrella del rock’. Parecía que nos estábamos animando y nos vinimos arriba, eso sí, un poco animados por Luis, para cantar eso de ‘tú y yo en la calle’ de ‘Como una ola’. 

Luego llegó la ‘Reina del pop’ y encontramos dónde estaba el error haciendo un test de Queen improvisado en mitad de este temazo. Seguimos con ‘Singles’, y con ‘El vaivén’ admitimos todos a una que nos pasamos la vida en los bares y nos sumamos al ambiente folclórico de este tema con el que nos ha sorprendido gratamente en su último disco. No se nos quitaron las ganas de escuchar los ritmos de ‘Mucho mejor’, cazamos lunes con ‘La caída de Van Helsing’ y llegó ese ‘Más de veinte’ en el que, esta vez sin tener que animarnos, acompañamos a Luis con ‘menos de cien’.

Le tocaba el turno a ‘Mil razones’, muy bien recibida por parte de la audiencia, que ya la había pedido en varias ocasiones. Se acercaba el momento de explotar sus temazos, y no nos dio igual cuando se reconocieron las primeras notas de ‘Dicen por ahí’. El anuncio de la retirada vino de la mano de ‘El verano del incendio’, con la promesa de que no haríamos nada de esto en nuestras casas llegamos a corear el pa-pa-pa-pa de ‘Automáticamente’ y Luis pidió a Daniel, un voluntario, que le ayudara con la letrilla. 

Ya sí parecía que esto acababa, aunque pedimos que tocarán alguna más y se ve que debimos parecer insistentes porque nos regaló ‘Baso se escribe con V’ y ‘After crisálida’ tocando solo con su guitarra mezclado entre el público. Después de todo, habíamos venido a jugar. El último tema fue ‘Supermariachi’, con el que no nos hizo falta el tequila para brindar por este conciertazo. Siempre es un placer escuchar música en directo, pero cuando además es gente con tanto talento como Luis Brea, todo se disfruta más. Esperamos volver a verte por Sevilla pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *