Joselito Acedo, de Triana para el mundo, desde el mundo para Triana.

Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Lunes, 28 Septiembre 2020 19:03
Visto: 188
Sevilla, XXI Bienal de Flamenco, Real Alcázar, pinta bien, ¿verdad? El Patio de la Montería, con la fachada del Palacio del Rey Don Pedro como marco incomparable de fondo, era la cita que teníamos con una de las vanguardias actuales del Flamenco, Joselito Acedo, compositor, productor y guitarrista de gran proyección que ha sabido adaptarse a los tiempos y que presenta Triana D.F (Distrito Flamenco), un nuevo disco enfocado a redescubrirse a él mismo, su barrio, su entorno, sus raíces pero con el bagaje como experiencia y como prisma para darle un nuevo enfoque, volver a lo de siempre, de manera distinta, sin olvidar lo que fue. Triana DF es, una muestra de cómo saber reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos que corren. 
 
Se presenta desde la otra orilla del río para lo que parece ser una noche prometedora, con el aforo del recinto lleno prácticamente, entre los asistentes se pudo ver a Lole Montoya y su hija Alba Molina, ambas, habituales a las que Joselito acompaña con su toque. 
Y aparece en escena, ante un silencio sepulcral,  impregna su guitarra de personalidad, delicadeza, buen gusto, saber estar, unos silencios escandalosos,  se avecina algo potente, se le incorporan para interpretar una taranta un cuarteto de cuerdas que además también colaboran en el disco, que delicadeza, si esto es solo el comienzo... se prevén cosas lindas, y es que de nuevo se queda solo para interpretar una granaina de una belleza abrumadora, toque sutil, sencillo, rotundo y es que Joselito sabe de dónde viene y a lo que viene, viene a dar un golpe de autoridad, a reivindicarse, y a la posterior soleá por bulerías, ya con el acompañamiento del cuadro flamenco formado por Paco Vega a la percusión, Ismael de la Rosa, bolita al cante y desde Lebrija a las palmas Manuel Valencia y Juan Diego Valencia, llevada a cabo con exquisita solvencia y contundencia, se le ve feliz, con miradas cómplices hacia sus compañeros, se lo están gozando. 
 
Le seguirían unos tangos deliciosos con esos matices profundos y oscuros, te llevaban a lo más jondo, continuándole una bulería inconmensurable, poco más que añadir. Le continuó una soleá dedicada a su tío Rafael Riqueni, se declaró amante de su música desde pequeño, se sumarían a continuación unos tangos del instrumentista junto a una bulería, que arrancaba los olés del respetable.
Desvela que Triana DF es un homenaje a esos artistas y personas de las que se ha nutrido durante todos estos años, gente como Lole que está entre el público, y presenta a los suyos, resulta que se nos ha escapado entre los dedos este recital y no nos hemos dado cuenta, ya que se va a despedir con un palo no muy usual, un zapateao, a los que se suman a la escena y donde es la guinda para un pastel que sabe de dulce, una noche que ha transcurrido sin prisas, el patio se llenó de arte, de un virtuoso de la guitarra, y es que a pesar de los diferentes estímulos que podría haber entre el cuarteto de cuerdas, el cuadro flamenco y el propio guitarrista, todo va en consonancia, en un final apoteósico. Joselito Acedo, de Triana para el mundo, desde el mundo para Triana, viva tu distrito flamenco.

INSTAGRAM