CRÓNICA ZAHARA INDUSTRIAL COPERA (GRANADA)

Escrito por María Villa
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Lunes, 04 Febrero 2019 12:27
Visto: 194

El espacio está de moda, nunca se habían visto tantos astronautas juntos como el año pasado. Carteles, portadas, discos, videoclips, nombres de discos, discursos y todo tipo de reclamos publicitarios han tenido en 2018 su propio astronauta y por supuesto, el de Zahara viene a coronar el momento en el que los músicos han mirado más alto, al espacio. De allí, del espacio, llega su “Astronauta“ (G.O.Z.Z. Records, 2018) y con él “El viaje del astronauta”, la gira presentación de su disco.


Para su puesta de largo ha cuidado todos los detalles, desde la magnífica banda que la acompaña, con Manuel Cabezalí (Havalina) a la guitarra, Martí Perarnau (Mucho) en los teclados, sintes y coros y junto a ellos Carlos Sosa (batería) y Pablo Pérez (bajo), hasta el vestuario, a juego entre todos los componentes, como recién salidos de su propia nave espacial en la primera parte y mucho ‘brilli brilli’ para terminarlo.
“Astronauta” es, sin dudas, su trabajo más intimista. A la búsqueda de nuevos sonidos, mucho más sintéticos y llenos de atmósferas densas sobre las que viaja con su voz, ha conseguido impactar desde su lanzamiento.


Con una puesta en escena sencilla, no exenta de preparación y bien pensada para realzar la temática del disco (círculos colgantes a modo de planetas), Zahara comenzó, como era preceptivo con temas del disco que presenta, como “David Duchovny’ o ‘El fango’ ante una abarrotada sala donde no cabía un alma, reservando para más adelante temas de sus discos anteriores, como los de “Santa”, más coreados por el público, que aún no ha terminado de aprenderse los nuevos.
Temas profundamente melódicos como ‘Multiverso’, que le permiten lucirse con la subida final, o la preciosista “El frío” y canciones más tranquilas como “Big Bang” o el homónimo “El astronauta” o las más explosivas “Crash” y “Camino a L.A.”.


Espacio también para las anécdotas, ella sola, acústica en mano y situada ante una reproducción a gran tamaño del dibujo o logotipo circular que ocupa la portada de este trabajo. Anécdotas como viaje a Zaragoza, del que salió “Adjunto foto del café Verbena”, que sirvió de preludio a un emotivo “Con las ganas” que afirmó haber estrenado en “La Tertulia” ante apenas una treintena de personas. Así, nos regaló momentos de absoluto silencio, en los que el público dejó de charlar entre sí para concentrarse en la profundidad del tema y emocionarse con ella.


El final, de subidón, de nuevo con la banda en el escenario, vestidos a juego con su mono de brillantina roja (simpático detalle la capa-poncho de Perarnau) para tocar los temas más cañeros y terminar, como no, con “Hoy la bestia cena en casa” y bailando incluso entre el público, que la rodeó para saltar y bailar con ella en un baño de masas que la dio la energía final para terminar el concierto “por todo lo alto”.

INSTAGRAM