Para Hermanar Obreros y Jornaleros 

Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Lunes, 04 Febrero 2019 12:09
Visto: 263

Arrancamos la noche en la sala M100 de Córdoba para asistir al concierto de los ganadores del premio al mejor directo de 2017, según los “Iberian Festival Awards”; pero antes de su entrada en escena nos presentan a “Catorce”

“Catorce” es una joven banda de Rock sevillano que se encuentra presentando su tercer disco “Arcadia” y que el día de antes también había tocado con los asturianos en su tierra, Sevilla. La banda arrancó a tocar con la sala aún a medio llenar con buen ritmo aunque con algunos problemas de sonido, ya que el guitarrista y cantante se encontraba enfermo.

El grupo continuó tocando con un ritmo bastante frenético sin apenas pausa entre canción y canción. Se mostraban agradecidos a Desakato por ser un grupo que apoya bastante a bandas pequeñas como ellos. Tras algunos problemas técnicos más y tras pedir disculpas por su estado de salud, Catorce entraba en su recta final. Ya con la sala llena y esperando a Desakato, la actuación de catorce llegaba a su fin con un fuerte aplauso de despedida.

Casi a las diez y con los ánimos algo tranquilos y terminados los preparativos después del cambio de banda, Desakato hace su aparición al escenario. El ambiente en la sala, aunque se había enfriado, subió hasta lo más alto cuando Pepo, no se quedó en el escenario sino que nada más aparecer se mezcló entre el público revolucionándolo y dando el pistoletazo de salida al primero de los muchos pogos de la noche. El grupo arrancó con una atmósfera muy fuerte sintiéndose a gusto entre sus muchos admiradores del sur. Arrancaron tocando “Humo Negro” con toda la sala cantando a coro desde el minuto uno.

El concierto continuó mientras tocaban sin pausa “Octubres rotos”, “Trompetes de Xericó” para la siguiente, “Animales Hambrientos”, Pepo pidió que hubiera movimiento, “Quiero ver a la sala corriendo” y así ocurrió. Casi la totalidad de la sala se puso en marcha. La temperatura no hacía más que subir y subir al ritmo frenético de las canciones de los asturianos. Sonaron “La ira de los hambrientos”, “África”, “Estigma”, “Pasajeros” y “Sonrisa certera”.

El público no hacía nada más que venirse arriba más y más, motivados por la frenética y potente actuación del grupo. Sonando “La Cura” un par de asistentes se montaron uno encima del otro, lo que provocó que la seguridad del local interviniera para pedirles que se bajaran. Pepo al ver esto, el cantante reaccionó pidiéndoles a los de seguridad que los dejaran hacer lo que quisieran, que eran amigos y estaba disfrutando del rock, Pablo, voz y guitarra del grupo mencionó “No sabéis lo que es vivir el Rock&Roll” refiriéndose a la seguridad de la sala. Pepo, sin más discusión se lo mostró, se fue al borde del escenario donde la masa lo acogió, aupo y arrastró casi hasta la mitad de la sala en brazos de todos sus fans mientras iba sonando “Columnas de humo”.

Con todos los integrantes del grupo en el escenario de nuevo, el concierto continuó sin que el ritmo disminuyera tocando “Tiempo de cobardes”, “Salvajes”, “Pánico en Frankfurt” y “La tormenta”. La temperatura de la sala seguía aumentando y la banda anunció que se iba a empezar a despedir. Sin embargo no se les veía con ganas de irse y en lo que fue “Su momento de karaoke” empezaron a tocar “Cada vez”, canción con la que el público, si cabe, enloqueció más.

El grupo habla de que van a tocar una canción en su idioma para que no se pierda, dicen que con este concierto quieren hermanar tierras de obreros en el norte y tierras de jornaleros al sur, hermanar Asturias y Andalucía. Sonaron “Fueu y solombres”, “Carta de un paria” y se despidieron con “Cuando salga el Sol”, canción en la que Pepo volvió a saltar al público y fue llevado por este.

Con un público motivado y satisfecho, con una banda contenta con el acogimiento recibido y con el espectáculo que habían dado, y con una diferencia de temperatura de más de diez grados con el exterior llegamos al final de este increíble concierto cuya sensación nos quedará en el cuerpo para mucho tiempo.

INSTAGRAM