Noche cardioidea: Iseo, Borneo y Núria Graham.

Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Domingo, 08 Mayo 2016 20:51
Visto: 1762

El Ciclo Cardioide sigue a un ritmo de calidad imparable con una nueva noche en la que la nota femenina fue el eje conductor de tres directos de estilos diferentes pero unidos entre ellos, en una reivindicación de la mujer en la música, presente en las mismas presentaciones, que debería ser ya innecesaria a estas alturas simplemente escuchando a estas artistazas.

Iseo fueron los encargados de abrir la noche con su personal propuesta llena de soul y buenrollismo a los que tan urgentemente acompañaron los coros de toda la sala en una presentación mágica. La suave y templada voz de la cantante enfrentaba las primeras estrofas del clásico instantáneo de Deep Voice para luego adquirir el ritmazo imparable del que es clave la genial banda que la acompaña, manteniéndolo en temazos como Byebye Billy, en la que el grupo se coloca al nivel de coetáneos del nivel de Nick Waterhouse. La cohesión de la voz, y la pasión que destila con ella, de Iseo, con una banda que funciona con innegable nervio clásico quedó clara en las canciones que siguieron. Siempre agradecida, la madrileña buscó en todo momento al público, pidiendo acompañamientos en la genial The Truce o en la versión llena de sentimiento blues del The Way You Make Me Feel de Michael Jackson. No fue la única versión de la noche, con su ya clásica Wicked Games llena de sensibilidad protagonizando uno de los mejores momentos del directo. Aun más, la cantante incluso se atrevió con el francés y acabó cerrando con la canción que da nombre a su primer álbum, Last Night, un ciclón de r&b recogido, elegante y personalísimo.

 

El turno de la sensibilidad única del pop onírico y sereno de Núria Graham dio una vuelta de tuerca a la noche. Con un formato reducido pero efectivo, el grupo dio un recorrido por Bird Eyes y In the Cave, dejando claro por qué la música de la catalana está tan ajena a las manidas comparaciones que suelen surgir entre voces femeninas. El estribillo roto y sugerente de Bird Eyes como punto de partida y declaración de intenciones o la fabulosa versión de Toxic de Britney Spears (ejemplo perfecto de cómo se debe afrontar una versión) como uno de los momentazos del directo, fueron ejemplos claros de ello. Los ambientes construidos con los arpegios de la guitarra de Núria como líder en Ages o la calma tensa de la posterior I Worry Too Much mostraron las varias caras y la profundidad de sus trabajos. Visiblemente encantada de formar parte de la cita y de volver al sur, la cantante no dejó de conectar con el público pese a lo que ella misma admitía que le costaba hablar entre canciones. En la recta final, You Fall Asleep so Easily ponía el pico al torbellino de emociones de su presentación, enlazando con el fantástico guiño a Ffuny Ffrends de UMO, para luego la más movida I’ll Be There cerrar la prometedora trayectoria que marcó Núria Graham durante todo el concierto.

 

 

Por último, los anfitriones Borneo cerraban la noche con su indie pop luminoso y enérgico. Con su capacidad para crear un recorrido siempre en ascenso, alternando canciones más sentimentales, como La Luz, y canciones más movidas con inspiración de himno, como el temazo de Sincronía, lo que dejó claro el grupo liderado por Chío Abbad es que su directo es carne de festival. La experiencia de la cantante como frontman y la conexión con el público se hizo evidente desde el primer momento, siempre tirando de la sala para crear auténticas fiestas en canciones como Vacaciones Analógicas. A esta le seguían momentos como la genial Hagan Apuestas acompañada de Adriana Moragues. Una fórmula sencilla pero personal, cuidada y llena de carisma, con sensibilidad pero llena de guitarras y ritmos contundentes es lo que traen Borneo. Y ganas, muchas ganas. Saltemos Las Distancias es prueba de ello, canción que precedía al gran fin de fiesta con confeti incluído que es Himnos de Verano, auténtico buque insignia de la energía y el buenrollismo que trae el grupo sevillano.

 

 

Fotografías: Carlos Cornago