Cala Vento, El Imperio del Perro y Perro encienden la noche sevillana

Escrito por Manuel Pereira
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Lunes, 04 Abril 2016 11:52
Visto: 1448

El Ciclo Cardioide trae a la primavera sevillana toda una oferta de nuevas promesas y grupos consolidados que no son más que la prueba palpable de que la escena española no solo está muy viva sino que se encuentra en una época dorada. Auténticas celebraciones de la música son las que se forman en la Sala La Calle como la del viernes pasado con tres grupos que hacen del talento y las ganas de comerse el mundo el factor diferencial que deja de lado algo tan relativamente inocuo como su juventud o las dificultades de la actualidad musical. Todos con un disco recién estrenado a sus espaldas, se encargaron de dejar el pabellón muy alto de lo que es la nueva generación de la escena alternativa.

Los catalanes Cala Vento fueron los encargados de abrir la noche con su fórmula sencilla y directa a la vez que personal. El primitivismo que desprenden los ritmos a cuatro manos de guitarra y batería, enredados en unas melodías con una sensibilidad única y con una energía para la que se les quedaba pequeño el escenario aun siendo solo dos miembros son sin duda los puntos fuertes del directo de estos jóvenes que parece mentira que solo acaben de llegar. A medida que el público iba llenando la sala y los más entregados iban poblando las primeras filas fueron sonando todos los temas de su magnífico debut, destacando temazos como Estoy Enamorado de Ti u Hoy Es un Gran Día y llegando al culmen tanto de grupo como público con el final de Isabella Cantó.

CARDIO1

Los riffs de herencia británica y la suciedad del garage americano unido a la personal propuesta de las letras de El Imperio del Perro continuaron encendiendo el ambiente. El trallazo de No Me Jodas era el encargado de abrir un setlist que no deja de encadenar éxito tras éxito, canciones que suenan a auténticos himnos y que sin duda están hechas para el directo como Buitres, Os Odio a Todos (Humano), Ácido, Polvos o Cristal o la ya clásica Blanco Roto. Los sevillanos están en estado de gracia y su potente y enérgico directo es prueba de ello, nada de casualidad, solo talento, paciencia y trabajo duro en un camino que está por llevarles mucho más lejos. Nuevos representantes de la nueva ola de grupos sevillanos que afrontan sus raíces sin tópicos, dejaron momentazos como su versión del Náufragos de Niños Mutantes o el final de concierto encendido de Monos al Espacio.

CARDIO4

Finalmente fueron Perro los encargados de poner el broche de oro a la velada. Con un público entregado a esas alturas de la noche, los murcianos regalaron un concierto sin tregua ni descanso, desde los temazos de su primer disco, como Gran Ejemplo de Juventud o Catán, hasta los nuevos, como Falso Techo, Rencor Sabadell o Droga Porro. El directo de Perro es una máquina, una apisonadora que no deja indiferente y va contando cada vez más referencias a su paso. Es un sonido de puro directo, que al final da la sensación de no poderse encauzar en el hieratismo de un disco de estudio. Va mutando, invita a la acción, sus miembros van rotando, el sintetizador ruge y la doble batería invita a mover todo el cuerpo. La suciedad y la crudeza no dejan sin embargo que un destello pop se asome en auténticos singles bandera, como La Reina de Inglaterra o la más reciente Ediciones Reptiliano, que levantaron aún más al público. La ascendente Marlotina cerraba un concierto incansable pero que dejó con ganas de más en cuanto fuésemos capaces de recuperar las fuerzas.

 

FOTOGRAFÍAS: Sandra Moreno Mora

 

EasyCookieInfo

INSTAGRAM