DEPECHE MODE en el palacio de los deportes de Madrid

Escrito por Alfonso Borondo
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Martes, 21 Enero 2014 13:12
Visto: 1653

Lo cierto es que no soy ningún incondicional de los británicos. Pero la verdad es  que me alegré mucho de que a una amiga no le pareciera prudente ir a verlos, en su quinto mes de embarazo, con la entrada ya en el bolsillo.

Image

 

Depeche Mode empezaron con un David Gaham dando vueltas sobre sí mismo a lo Baryshnikov, al tiempo que empezaban a sonar los primeros compases del "Delta Machine", su último trabajo discográfico. En un principio, sin guitarras ni bajos, sólo con sintes y batería crearon una atmósfera perfecta, sólo ensombrecida por el bajo volumen; uno ya no es un veinteañero y, sin estar en el meollo de las primeras filas, se hubieran agradecido unos cuantos decibelios más.

Image
Llevan más de treinta años en los escenarios y se nota. Tocan y cantan mejor y saben aprovechar su tirón como iconos de la música. Fueron creciendo de una manera uniforme acompañados de unos fantasticos efectos visuales matizados por la batería de un tremendísimo Christian Eigner. Desde el sitio donde yo estaba nadie hubiera dicho que tienen cincuenta años. Pero, a pesar de esa buena forma, hubo un considerable bajón en el ambiente cuando, como era de esperar, Martin Lee Gore robó el micrófono a un quizás cansado David Gaham, que llevaba ya una hora bailando por todo el escenario. Unas baladitas bastante pesadas y largas fueron las que dieron paso a los clásicos: impresionantes "Enjoy the silence" y "Personal Jesus". Con la algo hortera "Just can't get enought" conectaron con el público y se desengancharon de él con un I Feel you algo plano.

Image
Mereció la pena con creces. Da esperanzas pensar que cuando se llega a otras edades, se puede seguir siendo fresco y joven. Cuando vuelvan a España, espero que otra amiga contribuya al crecimiento de la natalidad y sea tan prudente como mi amiga Chari.

My Great Web page

INSTAGRAM