El arrojo conceptual de ALIS, en Sevilla.

Escrito por J. C. Reina
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Martes, 30 Abril 2013 02:52
Visto: 1590

Presentamos ‘Cantos de Ocasión’ y repasamos todo el repertorio, creando un concepto de directo con un orden e intensidad bastante pensados”. Con estas palabras, Pachi García explicaba hace unos días a Musiqueando cómo sonaban los directos de su última gira. Y exactamente así fue el concierto que ALIS ofreció el pasado sábado en la sala FunClub Sevilla.

Image 

Tocaba la presentación de su quinto álbum de estudio y qué mejor introducción que el tema que da título al disco, ‘Cantos de ocasión’, para adentrar al público en una nueva etapa musical, más pulida y personal que la compuesta en trabajos anteriores, pero manteniendo la esencia de un artista hecho a sí mismo, minuciosamente y sin medias tintas, acertando en cada nota y letra para crear trabajos alejados de la corriente general y próximos a la autenticidad. No sonaron todos los nuevos cantos de ALIS, pero sí los suficientes como para disfrutar de canciones que, en directo, no necesitan de una segunda escucha para digerir cada compás porque conquistan desde su compleja y a la vez generosa naturalidad. ‘Los que no se arrepienten’ o ‘Tachadme de las listas de las bodas’ son ejemplo de ritmos que se aceleran y crecen en intensidad. Pero también hay lugar para composiciones más íntimas y suaves. No podía faltar, por tanto, ‘Defectos sin efectos’, toda una creación afinada bajo una producción que bien podríamos definir de sublime o magistral.

 Image

         Y porque Pachi García es de los que no se arrepienten del trayecto recorrido hasta el momento, también hizo una selección de glorias pasadas para recuperarlas y adaptarlas a los nuevos tiempos de su banda. Analizó su ‘Material de disección’ para extraer temas como ‘Telescopio’ o el que presta título a este anterior álbum. Fue más allá para recuperar de ‘Mínimo’ su canción homónima, ‘La fuente de Chi’ y ‘Tira de mi lengua’, soberbia esta última, para unir después en una conjunción perfecta ‘Resérvame el mejor abrazo’ y ‘’, llegando así a un tercer disco que sirvió como cierre de la actuación. La responsable de dejar el mejor sabor entre el público fue precisamente ‘Cuando el sol nos dé calambre’, con estudiados arreglos adaptados a ese concepto actual limado en sus ‘Cantos de ocasión’ que pusieron fin a un magnífico e intimista recital de excelentes textos y buen sonido. 

 Image

         Dice esta última canción…, ‘y ser brillantes, dejando siempre atrás el día de antes…’. En lo musical, Pachi García madura en cada trabajo y lo hace sin renunciar a ese bagaje que, como compositor y productor, ha ido conformando a lo largo de su carrera. Satisfecho, pero con sanas ansias de ir cada vez a más. Porque no se trata de mejorar, sino de evolucionar. Y ya sea con su nombre propio o como ALIS, el artista ha conseguido el brillo de un estilo natural, íntimo y coherente. Llegar al gran público es sólo cuestión de tiempo…, y justicia.

 Image

 

INSTAGRAM