• Dom. Sep 26th, 2021

Musiqueando

Tu web de música

Crónica concierto Dirty York (Sala La Bôite, Madrid)

Poradmin

Abr 17, 2012

Por fin iba a poder ver al grupo que sin duda acabó en boca de todos, como revelación del pasado Azkena, en el lugar que ansiaba, en una sala pequeña. Dirty York es uno de sus grupos que rezuma sudor y rock and roll, allá por donde pisan. Fue todo un privilegio, ver a estos señores  a pie de escenario, puesto que si el boca a boca funciona como debería en poco tiempo estarán llenando grandes salas.

 

  

 

 

 

Sin ocultar la música de la que han mamado: The Faces, Stones, Led Zeppelín, AC/DC, Diamond Dogs, The Steepwater o Black Crowes, son una auténtica inyección de sangre fresca para aquellos que ansiamos devorar nuevas promesas, capaces de tomar el relevo de los clásicos. Sin duda, superaron mis expectativas, consiguiendo desde el primer tema caldear el ambiente. Y es que es muy difícil, que un grupo que viene de primeras a Madrid, sea capaz de lograr que se coreen todos y cada uno de sus temas.


Image


Sin teloneros que les animasen el cotarro pisaron el acelerador desde el inicio del show. No bajaron el ritmo ni un solo instante y eso que se marcaron una actuación de casi dos horas.Los temas elegidos para comenzar inmejorablemente escogidos, pues “Tied Up” y “Spin The Miracle Dice”, son dos auténticos pepinazos de rock sucio stoniano , ideales para abrir boca. Además de tocar casi integramente sus dos discos Waiting On St. George y Say Goodbye to Diamonds , nos regalaron los oídos con algunos de los temas que formarán parte de su próxima trabajo , posiblemente listo para septiembre o finales de agosto . La voz del carismático Shaun Brown en el melódico temazo soul “Sweet Sensation” es simplemente maravillosa.Tras esta delicia decidieron que era momento de hacernos mover los pies. “Born with a Broken Heart«, «Deep Water» y «Stop the Rumours» son verdaderos cañonazos de rock de carretera , para disfrutar con un whisky en la mano. Estos chicos son capaces de hacer maravillas con todos los estilos musicales y así lo demostraron con el magnético blues de “Can´t Scare the Devil in Me«, y los maravillosos tintes gospel de «All My Friends Look Like Jesús”.


Image


En definitiva una noche mágica para todos los amantes del rock and roll, a pie de escenario, que pudimos disfrutar el centenar de privilegiados que abarrotamos la sala Bôite , aquella noche.




My Great Web page





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *