iLe - iLevitable (2016)

Escrito por Antonio M. Arispón
Categoría: Discos internacionales Creado: Miércoles, 16 Noviembre 2016 22:58
Visto: 1691

Es una tarde oscura de otoño y pongo a sonar un disco cuya portada muestra dos manos cruzadas yacentes sobre una superficie rugosa blanca, que se tiñe con el color de la miel que derrama un corte abierto en las venas. Las progresiones hipnóticas de un órgano con sonido vintage me atrapan en un bolero precioso que despierta la magia cuando una voz femenina aparece en escena.


Es “Quién eres tú”, el primer tema de “Ilevitable”, el disco de debut de Ile en solitario (Ileana Cabra, Puerto Rico, 1989), la explosiva voz femenina del grupo Calle 13, formado junto a sus hermanos René Pérez “Residente” y Eduardo Cabra “Visitante”, hijos todos de la noble tradición de una gran familia de músicos y artistas. Una colección de canciones alejadas del rap revolucionario de Calle 13. No obstante, reivindicativo y comprometido, con un mensaje sobre la fragilidad de la mujer sudamericana frente a muchas injusticias y sufrimientos; y por otro lado, con la reivindicación de la vieja música caribeña, el folklore, Cuba, Puerto Rico… decorado con una nueva perspectiva y barnizado con innovadores sonidos que son un soplo de aire fresco para el género.


Se palpa la herencia de las canciones de Rivera Maelo, Elenita Santos, Blanca Rosa Gil, Yayo el Indio, Celeste Mendoza, Blanca Iris Villafañe, Pérez Prados… el bolero y el mambo son la principal materia prima de un mar de influencias donde confluyen sonoridades pop y algunos arreglos soul, generando una orgánica atmósfera retro que hace viajar hasta la mitad del siglo pasado.


Un intenso velo dramático punzante que cubre la mirada con la desgarradora chacarera “Triángulo”, con ese sincero llanto que recuerda a Mercedes Sosa; que se despliega pasional con la hermosa batalla de “Maldito sea el amor”; que se encoge con sus miedos, que se rinde y se muestra harta de una vida con “Dolor”, en un dueto junto a Cheo Feliciano; que se auto engaña en la tóxica dureza de “Danza para no llorar” (“quiero vivir en mi mundo ciego y arrepentirme luego”) con un precioso acompañamiento de piano con giros de toque Bebo Valdés.


Canciones que conviven con otras que pintan de colores la tristeza, “Te quiero con Bugalú”, con el baile amargo de “Rescatarme”; “Out of Place”, la única canción escrita en inglés, arreglos pop-soul con arpegios al más puro estilo de The Animals, sobre una melodía de suavizado rock sesentero y el solo con slide marca Harrison… y “Aurora y José”, el liviano instrumental que resta la tremenda descarga emocional del disco con un despreocupado silbido que cierra este maravilloso álbum.


Ile, el legado de la música caribeña y su hermosa voz de miel con la vida de mil años, que ahonda en la tristeza, con la sangrienta entrega de sentimiento en cada canción, desgarrando inevitablemente el alma