Críticas de discos

TURISAS – “STAND UP AND FIGHT”

Escrito por Antonio Barrera
Categoría: Discos internacionales Creado: Sábado, 09 Abril 2011 14:32
Visto: 1976

Image

“Stand Up And Fight” es el nuevo disco de los fineses Turisas. La banda proveniente de Hämeenlinna saca su tercer álbum completo; algo así como “Levántate y lucha”. Esta frase podría estar en el guión de cualquier película con luchas encarnizadas, del rollo “El Señor de los Anillos”, “Gladiator” o así. Y el caso es que el nombre refleja bastante bien lo que nos encontramos dentro: Metal muy épico con bases Folk y samplers recreando sonido de batallas. Bueno, más o menos lo que podíamos esperar al echar un vistazo atrás en la carrera de la banda.

 

Turisas parece querer encontrar su sitio en el panorama del Metal mezclado con sonidos Folk y sinfónicos, su propio lugar entre bandas con gran repercusión de medios como sus paisanos Finntroll y Moonsorrow o los suecos Thyrfing.

En este disco parece que enfatizan especialmente el aspecto épico de su trabajo, y eso es así desde el artwork de la portada, donde vemos a una legión de vikingos corriendo hacia una pelea, con uno a mayor escala que ocupa gran parte del dibujo. Todo ello en un entorno rojo que presagia que va a haber mucha sangre en lo que vaya a pasar…

¿Y en la escucha? Bueno, tanto como sangre, no. Lo que sí se podría sentir es un subidón de entusiasmo al oír un trabajo que, probablemente, está hecho para eso mismo.

Ya desde el comienzo a cargo de “The March of the Varangian Guard” se experimenta lo épico del álbum, que impregna todo su desarrollo, de principio a fin. Se entiende como la seña de identidad de estos Turisas y puede que subyugue otros aspectos musicales en post de mantener esa impronta.

Uno de ellos sería la composición misma de los temas, que se ve muy simple, con estructuras bastante sencillas. Esto desde luego ayuda a que los temas resulten más directos y lleguen fácilmente al oyente. Así ocurre con este corte inicial, con la siguiente “Take The Day!” o con la más larga del álbum “End Of An Empire”, por mencionar algunas.

La banda sabe combinar bien la fuerza de los instrumentos eléctricos con la orquestación, además de mezclarlo todo con la voz de un Mathias Nygård que vocaliza perfectamente, dotando a la parte lírica de mucha fuerza. Mantener una tensión constante como en estos cortes iniciales resulta muy positivo y se agradece a la escucha, compensando ciertos puntos que socavan un tanto, como unas guitarras que piden algo más de presencia.

Ellos denominan a su música como Battle Metal y para eso no dudan en acompañar las canciones con coros y voces o gritos de llamada (suponemos que a matar a los enemigos). Así arranca de hecho “Hunting Pirates”, que da la impresión de relato narrado con ritmo y acompañado de una música donde la guitarra de Jussi Wickström se alterna con la sección acústica. El final suena casi “heroico”, aunque se resuelve con un solo demasiado breve, que no ayuda al resultado final del corte.

Wickström también se deja caer con buenos riffs y cambios de ritmo, como en “Venetoi! - Prasinoi!”, donde se combinan un puñado de factores que hacen de este corte todo un tema para la B.S.O. de una peli de aventuras (no apta para menores de 18 y con mucha sangre, eso sí). De hecho, más de la mitad de la canción es instrumental o simplemente con arengas (bueno el tema tampoco es muy largo: 3m. 50s.) y el final suena con ruidos de lucha a ritmo acompasado.

Me resultó especialmente notable la orquestación y la batería de Tuomas Lehtonen, aunque creo que el corte necesitaría algo más para convencer. Un corte cuyo nombre (“Ventoi! – Prasinoi!”) aparece escrito en caracteres griegos en el libreto y que viene a significar “¡Azul! - ¡Verde! “(¡!).

Así pues, entre fuertes guitarras y batería, orquestaciones grandilocuentes, voz profunda, peleas sampleadas y demás transcurre este “Stand Up And Fight”. Y el tema que da nombre al álbum (y que se anticipó en 2.010 como single) refleja, con los mismos elementos, lo que es el global. Tal vez algo más lento que otros, pero con unas melodías más interesantes.

Bastante más rítmica y acompasada resulta “The Great Escape”, donde la variación de voces y los giros en la música se combinan con una sección rítmica y unas guitarras muy machaconas. Los cambios de tempo crean un espíritu épico en la canción, que aumenta con las sinfonías.

Sobre la producción comentar que, desde luego, es buena. Se han currado especialmente la ambientación y las mezclas para alcanzar (imagino) un sonido muy concreto. De todas formas, hay tramos del disco donde creo que al señor Wickström no se le oye tan bien como se debiera. Y quizás también le pase al bajo de Hannes Horma, aunque a ratos dispone de momentos de mayor presencia.

Los componentes acústicos (Olli Vänskä al violín y Netta Skog en el acordeón) sí que dan buena cuenta de su tiempo (el especial el primero) y dando mayor forma al estilo que Turisas pretende ofrecer.

Así continúa “Stand Up And Fight”, con doble bombo y una buena melodía para arrancar “Fear The Fear”. Un tema que flojea y retoma energía alternativamente y donde se encuentran más matices. También resulta épico y orquestado (cómo no), pero con más base eléctrica y una intensa batería que se acercan a un genuino Heavy Metal.

El corte más largo del LP es “End Of An Empire”. En él se aúnan los fuertes riffs en guitarras muy poderosas, coros espectaculares y sonidos ampulosos revestidos por una (como decíamos) gran producción. Y también momentos de protagonismo absoluto de la voz de Nygård y pasajes más lentos que hacen la réplica y sirven para alternar los ritmos. El resultado me agrada en la mayor parte del tema.

Al final aparecen más coros y me recuerdan a según qué canciones de Therion (una banda que me encanta, por cierto, y quizás por ello tiendo a la comparación con ellos).

Para terminar nos ofrecen cinco minutos y medio de “The Bosphorus Freezes Over”, de donde el primer minuto lo dejan a cargo del violín de Olli Vänskä para ir sumando progresivamente la voz susurrante de Mathias, luego más instrumentación, los coros… pero no pasa de ahí. Todo con un halo glorioso pero tranquilo, aún con algún cambio a mayor intensidad. Así sigue recordando a B.S.O. de película, pero me parece más un tema de relleno que otra cosa.

En según qué ediciones podemos encontrar un par de covers que la banda ha grabado como bonus. Se tratan del “Broadsword” de Jethro Tull y del “Supernaut” de Black Sabbath.

El primero combina una voz de gran porte con algo de orquestación y unas guitarras que buscan más presencia (el punteo, no obstante, lo comparte con el teclado), moviéndose todo en tempos bastante relajados y tratando de mantener el espíritu del álbum. Pero la verdad es que el tema, a fin de cuentas, no me convence demasiado.

“Supernaut” ya suena algo mejor; muy eléctrica y con unas buenas guitarras. Sobre todo en el solo, donde se ve otra vez apoyada por el teclado.

Y así se da fin a “Stand Up And Fight”, el tercer larga duración de Turisas y que supongo que intenta afianzar a los fans conseguidos en estos años de trayectoria.

El disco puede sugerir diversidad de opiniones (bueno, en realidad eso debe pasar con todos los discos) porque el caso es que habrá quien encuentre gran emoción en toda la ambientación tan trabajada y los arreglos en cada tema que se contraponen con una sección Metal más directa. Pero también quien pensará (y me temo que yo me encuentro entre estos) que toda esta maraña de sonido y sobreproducción oculta lo realmente esencial y básico, logrando que unos temas bastante simples en concepción queden muy maquillados con toda esta parafernalia.

En fin, como siempre, no deja de ser una opinión propia y cada cuál tiene la suya, pero me aborda la idea de “¿cómo se podrá llevar todo este sonido al directo, donde una banda realmente ha de demostrar su valía?”. Supongo que la respuesta tiene 8 letras: s-a-m-p-l-e-r-s.

Me gustaría que Turisas me sorprendieran en concierto y me dejaran con un palmo de narices tocando estas canciones en directo con un (con perdón) par de webos y asombrando a todo el mundo. Entonces es probable que incluso cambie de opinión respecto al disco. Pero hasta entonces…

INSTAGRAM