• Jue. Ago 18th, 2022

Musiqueando

Tu web de música

Image

6-Marzo-2010 La Riviera

 

El pasado sábado Barricada presentó en Madrid su decimonoveno trabajo discográfico, “La tierra está sorda”, en la sala La Riviera. Para toda la gira de presentación del disco el grupo de Iruña está dividiendo sus conciertos en dos partes. En una primera realizan una arriesgada apuesta, tocando todos y cada uno de los temas de su nuevo disco para en la segunda, volcarse en un repaso a toda su carrera

Image 


La primera parte la iniciaron con la misma intro del disco en la que el sonido de unos pasos marciales se mezclan con los primeros golpes de batería de “Desfilan” para seguir con “Sotanas”. Todas las canciones de este nuevo trabajo están dedicadas a hechos, personas o colectivos que participaron en la Guerra Civil o en la represión de los años inmediatamente posteriores; siendo El Drogas el encargado de poner en contexto los temas hablando de cada uno de ellos. Así se llegó a momentos especialmente emotivos al recordar a las cárceles franquistas en “La estancia” e “Infierno de piedra”, a las Trece Rosas en “Pétalos” o a las depuraciones de docentes en “Los maestros”. A destacar de esta parte del concierto los dos temas en acústico; “Matilde Landa” y “Suela de Alpargata” en los que solo el Drogas y Alfredo permanecieron en el escenario y; la participación en el resto de temas de Iker Piedrafita que da un toque especial y sugerente al teclado, guitarra o bajo según los temas. La primera hora y cuarto de concierto se cerró con “Por la libertad” y “Una lágrima en el suelo” tras los cuales nos esperaba un descanso de unos quince minutos.

 Image

Pero quedaba más. El Dogras se colocó su sombrero de copa alta y sus gafas de sol y como si de un nuevo concierto se tratase abrieron  nuevamente con “Sean bienvenidos” y “Rojo”. En el tercer tema “Todos mirando”, el público fue el encargado de cantar los primeros versos y ya aquí se empezó a ver que para esta segunda parte se abandonaría el aire casi intimista de la primera. A partir de aquí el grupo entró en una espectacular simbiosis con el público engarzando uno tras otro sus temas más conocidos haciendo que los que allí estábamos nos dejáramos la garganta. Momento cumbre fueron “Animal caliente” y “Blanco y negro”, temas en los que el sonido de la banda se redujo al mínimo para dejar que en público participase en los temas con su voz, quizás de forma excesiva. En el bis continuaron en este mismo tono y con “Oveja negra”, “No hay tregua” y “Esta noche no es para andar por esas calles” seguimos disfrutando de lo lindo y “colaborando” en los temas. Al final de este último tema los miembros del grupo fueron abandonando el escenario poco a poco  para dejar solo al batería que continuó tocando mientras el público repetía una y otra vez el estribillo del tema.

 Image

Pero aún quedaba tiempo para “La silla eléctrica”, con la que cerraron esta segunda hora y media larga de concierto que llevaron hasta las tres horas la duración total y en las que pudimos escuchar como el buen rock urbano puede ofrecernos mucho más de lo que algunos se empeñan en ver en él.

Image 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.