• Sáb. Jun 22nd, 2024

Musiqueando

Tu web de música

AC/DC: Noche de alto voltaje en Sevilla

PorJosé Segura

May 30, 2024

La mítica banda de rock regresaba a Sevilla, con su gira europea “POWER UP”, con la que ha vuelto a actuar en Europa ocho años después, siendo Alemania, Italia, España, Países Bajos, Austria, Suiza, Inglaterra, Eslovaquia, Bélgica, Francia e Irlanda los países privilegiados para volver a disfrutar de estos colosos de la música.

La gira ‘POWER UP’, llamada así por su último álbum de estudio, que se ha convertido en un éxito mundial, era el regreso de la banda australiana a Sevilla tras sus conciertos en el año 2016, con Axl Roses como vocalista del grupo debido a la baja de Brian Johnson por problemas auditivos y 2010, haciendo disfrutar en está ocasión a más de 62.000 personas con su gira “Black Ice Tour”. Hoy, de nuevo en Sevilla y con Brian Johnson nuevamente al micrófono, era una ocasión muy especial, ya que Sevilla se convertía en la única ciudad española en la que poder ver a AC/DC durante su actual gira.

Sevilla, que siempre tiene un color y un ambiente muy especial, sabía de la importancia de este evento, y por esto desde horas antes del inicio del show se podía ver como los aledaños del recinto estaban repletos de personas, de diferentes generaciones, con camisetas e insignias de la banda australiana, mostraban alegría y euforia por poder disfrutar de Angus Young y los suyos.

A las 21.36h, bastante puntuales y bajo el reclamo de un público que abarrotaba el recinto, el estadio de la Cartuja de Sevilla, conquistaban el escenario Brian Johnson y Angus Young junto al resto de la banda, bajo gritos ensordecedores de las personas presentes en el show y con ganas de disfrutar de uno de los grupos más legendarios de la historia.

La banda australiana comenzaba el recital con su característica música electrizante bajo los acordes de “If you want blood”, canción que era utilizada para dar inicio a una noche de “Rock and roll”, con la presencia de más de 60.000 personas dispuestas a disfrutar de las descargas eléctricas de este legendario grupo. Al primer tema de la noche le seguían canciones tan poderosas y aclamadas como “Back in black” o “Thunderstruck”, que desataba, desde sus primeros acordes, el furor de la gente, disfrutando de un prodigioso Angus Young, corriendo por el escenario y vestido con su clásica vestimenta, inspirada en un uniforme escolar rojo y un magnético Bryan Johnson acompañado de su inseparable gorra.

Estos experimentados rockeros llegaban a Sevilla para ofrecer al público sus temas más aclamados y por esto, durante el poderoso transcurso del concierto, se iban sucediendo auténticos himnos como “Hells Bells”, con campana incluida en el escenario, “Stiff Upper Lip”, o “Dirty Deeds Done Dirt Cheap” que provocaban el deleite de un público fiel y entregado al concierto de los australianos.

El concierto seguía avanzando entre buen ambiente, riffs de enorme calidad y un repertorio que no decepcionaba, con canciones como “You Shook Me All Night Long”, “Highway to hell” o “Whole Lotta Rossie” y una sublime interpretación de “Let There Be Rock” que dio paso a uno de los momentos más especiales de la noche, en el cual un Angus Young soberbio se quedaba en el escenario solo ante el peligro, aunque junto a su guitarra, derrochando carisma, talento y amor por esta profesión, mostrando durante más de diez minutos porque es un auténtico icono del rock, aclamado mundialmente.

Tras la exhibición de Angus Young, solo en el escenario aunque junto a su guitarra, regresaban nuevamente el resto de la banda; Brian Johnson como vocalista y  Stevie Young, sobrino del tristemente desaparecido Malcom Young y del incombustible Angus Young, en la guitarra rítmica, Matt Laug en la batería y Chris Chaney en el bajo, preparados para interpretar los últimos los últimos temas del concierto; “T.N.T” y “For Those About To Rock (We Salute You)”, provocándose durante esta última canción uno de los momentos más mágicos, al ver sobre el escenario los míticos cañones que acompañan al grupo y que explotarían como señal de haber llegado al final del show a las 23.47 horas, tras casi 2 horas y 15 minutos de espectáculo al máximo nivel.

AC/DC, con cincuenta años de conciertos a sus espaldas, siguen demostrando que el “Rock and Roll” no ha muerto, que sigue más vivo que nunca y así lo han podido celebrar y disfrutar más de 60.000 personas que han vibrado en un recital eléctrico.

Hasta pronto AC/DC, ya que dentro de su gira europea Sevilla será su único destino en España, pero mediante dos fechas, por lo cual, al concierto de hoy, día 29 de mayo, debemos añadirle el que se celebrará el día 1 de junio, que será otra oportunidad irrepetible para deleitarse con legendaria banda australiana

¡Larga vida al «Rock and Roll» y a AC/DC!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *