Fiesta del Verano Discos Bora Bora

Escrito por María Villa
Categoría: Noticias Creado: Domingo, 03 Junio 2018 13:26
Visto: 109

Discos Bora Bora ha vuelto a hacerlo. Una apuesta dura, contra uno de los días “grandes” de Corpus en Granada, pero con la seguridad de que, aunar en un cartel a los argentinos Él mató a un policía motorizado, los madrileños Camellos y el producto local, siempre de calidad, esta vez con Satélite Virginia y Apartamentos Acapulco, era una apuesta segura.


El espacio, esta vez más grande, en Sala El Tren, se vio más que apropiado para poder acoger a tanta gente sin las estrecheces que tuvimos en la anterior visita de los argentinos. Bastante más de media entrada, generoso teniendo en cuenta la fechas, pero previsible a la vista de los grupos en cartel.


Para abrir la noche, los “chaneros” Satélite Virginia rompiendo el hielo con una intro intensa en la que brilló la contundencia a la batería de Josele Hidalgo, uno de los bateristas más destacados que podemos escuchar en la ciudad. Despidiéndose ya de su “Armonía de las esferas” tuvieron el detalle de regalar un par de temas nuevos para disfrute de los asistentes, ya numerosos desde el comienzo del concierto. Entrarán a grabar en unos días su próximo trabajo y precisamente en ese trabajo irán esos temas nuevos, que, si bien suena a continuidad con el sonido que han ido proyectando como banda, también hay que decir que contiene todos los ingredientes para llamar la atención desde el inicio.
Un rápido cambio en el escenario para dar paso a Camellos hizo que no se llegase a romper la inercia festiva que habían dejado los granadinos y que la siguiente banda se encontrase igualmente arropada desde el principio. La propuesta de los madrileños, que guarda similitudes con algunas bandas rock’n’rolleras tanto de su entorno como de la región murciana, donde esas sonoridades tienen tan buena acogida, se hizo rápidamente con un público que tenía ganas de bailar y se concentró en las primeras filas para hacerlo. Está claro que un Corpus en Granada no son sólo sevillanas.


Más a oscuras, como también su música más intimista, heredera directa de los sonidos más planetarios que tantos fans reúnen en nuestra tierra (y más allá de nuestras fronteras) Apartamentos Acapulco salieron entre una densa nube de humo para ofrecer un show a contraluz con un repaso a los temas publicados en sus trabajos, no muy abundantes, pero que han sido suficientes para que los granadinos, cuyo núcleo principal viene del dúo formado por Ismael y Angelina, haya sido telonera de los mismísimos Los Planetas así como de Él mató a un policía motorizado y haber recorrido gran parte de la geografía festivalera con una más que buena cifra de conciertos que les sitúan en lo más visible de esta difícil carrera de ascensión de los grupos.


Los que ya rompieron del todo, a pesar de que se excedieron en el tiempo de cambio de escenario levantando protestas y reuniendo al público muy cercano a la “barrera”, fueron los argentinos, cuyas letras fueron más coreadas que las de ninguno de sus predecesores, lástima que la cultura musical nacional tenga esa “querencia” y no indague más en los productos locales, que tan buenos grupos reparte por el resto del mundo hispanoparlante. Él mató a un policía motorizado llegaron meses después de su anterior visita (aquella vez en Planta Baja) y con un éxito rotundo. “La síntesis O’Connor” es, quizás, el trabajo que les ha terminado de situar en el panorama musical de manera indiscutible y, si antes éramos unos pocos los que seguíamos con interés su carrera, ahora ya han aunado una buena legión de fans que garantiza llenos como el de anoche en Sala El Tren.


Tremenda reacción la el público cantando sus letras y “la chavalería” a pie de escenario saltando y levantándose en alto entre sí, demostrando su gusto por el espectáculo y que el espacio amplio de una sala de estas características le viene que ni pintado para dar rienda suelta a las necesidades expresivas de un público que tuvo verdaderos momentos de euforia colectiva con los argentinos.


A partir de ahí, dar paso a los Djs actuantes, que en esta ocasión eran Don Gonzalo y JotaPop, dispuestos siempre a poner la guinda a un pastel que ya de por sí nos supo dulce. Gran concierto, por parte de todas las bandas, y estupenda organización, como siempre, por parte de Discos Bora Bora, implicados siempre en la vida cultural de una ciudad que necesita tanto de estas fiestas como del pequeño formato de los showcase de tan emblemática tienda.

INSTAGRAM