Musiqueando con... Sexy Zebras

Escrito por Mario García Salado
Categoría: Musiqueando con.... Creado: Miércoles, 18 Abril 2018 11:46
Visto: 238

Hablan claro sobre y bajo el escenario. Por ello estamos seguro que encontrarás interesantísima esta entrevista a Sexy Zebras.

-¿Cómo definiríais vuestro último disco “La Polla”?

Creo que es probablemente la radiografía perfecta de los dos últimos años de nuestra vida, por eso es un disco tan honesto, es un disco muy poco pretendido. Nuestro objetivo era transmitir todo lo que nos había pasado, es el disco más libre que hemos hecho y ahora mismo es también el disco que más nos representa en todo, aunque es cierto que todos los discos parten desde la libertad. Creo que nos ha salido el disco más completo, el más honesto y el más libre que hemos hecho nunca.

-Uno de los temas que más llama la atención al escuchar “La Polla” es la balada que habéis incluido, “Quiero F*llar Contigo”, que nos ha sorprendido a todos vuestros fans pero para bien, por supuesto, ¿podremos ver más sorpresas así en el futuro?

Estoy convencido que sí, nosotros con este tema tuvimos incluso hasta la duda de dónde entraba este tema en nuestro estilo. Cuando la sacamos de segundo single y cuando pensábamos en lo que estábamos haciendo y que realmente la estábamos haciendo y que estaba sonando de una forma muy diferente, te surgen los miedos de estilo, de quién eres, de cómo eres. Pero es que nosotros nos hemos dado cuenta que con esos miedos lo único que haces es limitarte y creo que eso limita a todas las bandas, entonces creo que esta canción tenía que sonar así y que teníamos que darle importancia porque para nosotros nos libera mucho ser capaces de hacer canciones diferentes, de mostrar diferentes registros, que era algo que las bandas de rock no podemos hacer o es más complicado. En nuestro caso ha sido una liberación, era algo que teníamos dentro y cuando salió y la gente lo recibió como tú dices, como una sorpresa, como algo nuevo a aportar, fue genial. Es una canción que nos hizo daño escribir, una canción muy complicada de llevarla a cabo porque era una canción muy sufrida, pero luego en el fondo, la liberación de ver como de esa situación surge algo más, algo nuevo, para no quedarnos anclados. Nos ha abierto nuevos registros para no estar todo el día dando zapatilla, que a veces es lo que nos sale, pero hay otras que no.

-¿De dónde os surge la idea de incluir una balada?

Surge de ir los tres en la furgoneta estando triste por el tema de rupturas amorosas y personales, lo que salía cuando hablábamos en la furgoneta, como amigos, no solo como grupo, hablábamos de eso, alguno estaba enamorado y nuestra vida profesional había hecho mella en nuestra vida personal y hablando de eso, simplemente, empezamos a escribir para contar eso, por eso la peña la digiere así, y por eso está más reposada, por ejemplo "Crazy" es un tema muy parecido a Quiero f*llar contigo, de liberación de forma de encarar una relación o el momento por el que estábamos pasando, eso nunca nos había pasado en los dos discos anteriores, pero tampoco nos había pasado antes así que no hubo una premeditación de "vamos a hacer una balada" no, nosotros teníamos tristeza y lo que queríamos era follar con nuestras exs.

-A primera vista al escuchar la canción, la idea que desprende es exactamente igual a la que me cuentas, así que como resultado te puedo decir que lo habéis conseguido.

Ay tío, era la puta clave, era el puto objetivo, a veces en nuestro proceso creativo hemos sido mucho más metafóricos, la gente no nos entendía tanto, a veces hablábamos de cosas un poco mas genéricas pero este disco es muy visceral, pero cargado de la profundidad que hemos estado viviendo en los últimos años, y es verdad que la canción es un reflejo de nuestra vida, y es muy satisfactorio ver que la gente entiende la canción, entiende como hemos sufrido.

-En una industria musical que se mueve por modas ¿está siendo difícil vuestro viaje por el mundillo?

Bueno, está siendo más largo, cuando no te mueves por la moda los caminos suelen ser más largos porque te los tienes que fabricar tú, no tienes que seguir una senda que ya está marcada y todo el mundo apoya porque es lo que aparentemente da dinero. Todas las bandas que respeto, da igual de que estilo, son porque las veo con un camino, con un sentido, veo que me cuentan cosas con sentido, entiendo que las propias bandas vayan cambiando su discurso porque les van pasando cosas igual que a ti, que vas viendo las perspectivas de la vida de formas diferentes, creo que lo de la moda en la música es una cosa que desde luego influye, pero intentamos que la moda simplemente sea una influencia más, pero que el peso lo tenga lo que a nosotros tres nos pase en el local, nuestro punto de vista de las cosas, el sentido que tenemos por qué hacemos canciones, por qué no las hacemos, por qué tiene coherencia que toquemos con rabia o con tristeza, no nos dejamos influir o lo intentamos, para que la moda no marque el camino de la moda, porque si no el camino se queda vacío, la verdad de un grupo o un artista está en él mismo, no en una moda en absoluto. Es verdad que el camino puede ser más largo, pero a mi me la suda, yo disfruto infinito con el camino, pienso que el camino que estamos haciendo, desde que sacamos nuestro primer disco hasta ahora, que han pasado nada más que tres o cuatro años, la verdad es que es el propio camino el que nos da la vida así que no me preocupan demasiado las cosas inmediatas porque yo disfruto mucho del camino.

-Os definen como incorrectos, ¿sois incorrectos vosotros o toda la gente que permanece callada bajo el yugo del poder?
Pensamos que por lo único que nos pueden llamar incorrectos es por utilizar algunas palabras que no salen en el telediario o discurso político, en ese caso creemos que la gente no las usa porque tiene miedo y nosotros no trabajamos con eso. Desde luego yo no me siento incorrecto, yo me siento digno de las cosas que me salen de los huevos y que todo tiene un contenido de verdad, que me pasa a mí y lo cuento yo, y como lo cuento yo, lo cuento como me sale del rabo. Hay una parte desde luego que es la incorrección, que la pueden ver desde un punto de vista malsonante o incómoda, nuestro objetivo no es incomodar a nadie pero desde luego lo que no es nuestro objetivo es decir las cosas para que a la gente no le suene mal, no tiene sentido. La incorrección no está en nosotros, las palabras que usamos la gente las escucha a diario y si estás abierto de mente te das cuenta de que nosotros no somos incorrectos en absoluto.

-¿Pensáis que vuestros mensajes calan y cambian la mentalidad de vuestros oyentes?

En tanto en cuanto somos más nosotros, más calan. Este disco lo hemos hecho con el objetivo de decir todo lo que queríamos y ha sido el disco que mejor ha funcionado en todos los aspectos, entonces cuanto más somos nosotros más cala, y eso no nos ha pasado a nosotros los primeros, eso ha pasado en muchos artistas, nosotros animamos a la gente a afrontar la vida con libertad y con apertura mental, porque creemos que sólo la verdad de las bandas es la que trasciende.

-¿Cómo es tener vuestro propio sello “Vagabundo Records”?
Es una parcela de libertad que nos permite tomar las decisiones a nosotros y rodearnos de más gente que comparte nuestra forma de llevar la vida y la música, sumándolas a nuestro proyecto. Llevar una discográfica conlleva un trabajo extra que las bandas normales no hacen, pero que no me parece mal, no me parece una decisión a criticar, pero para nosotros ha sido la fórmula, por ejemplo, de viajar a México cuando no era el momento porque todavía estábamos empezando aquí, la forma de sacar los singles, la forma de llamar a los discos. Nos permite hacer las cosas de la forma en la que queremos con la libertad de que hemos hablado antes. Es verdad que el camino es más costoso, porque nos toca estar pendientes de contabilidad, de producción, es decir, a la vez de ser músicos somos directores de una empresa o una discográfica que tiene que tomar decisiones en aspectos que no son sólo musicales. Complementa la visión que tenemos de todo, pero también nos hace trabajar en otros aspectos, pero pienso que eso tampoco es malo para las bandas, ya que es una fórmula que te permite tener control total sobre el resultado, que es lo que llega a miles de personas.

-Hablando de México, en vuestro anterior trabajo “Hola, somos los putos sexy Zebras” colaborásteis con Randy, de la mítica banda mexicana Molotov, ¿Cómo llego a producirse esa colaboración? ¿Cómo fue la experiencia?
Surgió de manera natural, nada corporativa, sin intereses mediáticos ni de la discográfica. Nosotros le conocíamos a través de algún amigo común, le habíamos visto alguna vez, y de repente en un mensaje de whatsapp le comentamos que lo conocíamos que eramos súper fans de su banda y que teníamos un tema perfecto para él, y que si le apetecía cantarlo, y él aceptó. En una de nuestras últimas visitas a México, antes de grabarla, ya nos vimos, nos abrió las puertas de su local, estuvimos cuatro o cinco días en su estudio. Nos quedamos muy sorprendidos, ya sabíamos que tenía mucho talento pero además no sólo tenía un gran talento musical sino un talento personal enorme. Estuvimos hablando con él, y resultó que grabar juntos era una cosa que nos apetecía a nosotros y también a él. Ahora hemos hecho un festival que se llama Viva la Life también en México, que ha sido en Puebla hace unas semanas y la filosofía ha sido la misma, la forma de compartir y de vivir la música. Y con Randy fue exactamente así. Nuestra principal intención era y es compartir la música, que es lo que de verdad nos mola.

-Habéis dado varios conciertos en América, ¿cual es la reacción allí cuando tocáis la canción colaboración con Randy (Hijo de Puta)?

Pues la verdad, es que ese tema tuvo mucho poder allí en México cuando lo sacamos, obviamente entre otras cosas por la presencia de Randy. La última experiencia que tenemos allí fue tocarla en el Vive Latino, que además fue uno de los conciertos que mas ilusión nos ha hecho en nuestra vida, de repente hemos ido 7 u 8 veces a México. Nos hemos sentido muy parte de la escena y desde el principio nos han entendido muy bien, pero ya ahora cuando ya hemos pasado de tocar en el metro de San Lázaro a tocar en el Vive Latino, nos hace sentirnos parte de esa escena donde nosotros nos sentimos más cercanos que a la escena que nosotros tenemos en España, que estamos a medio camino entre lo independiente y el rock, algo que no hace casi nadie. Esta comunión que sentimos desde el primer momento en México, en el Vive Latino la sentimos mucho más, ver cómo otros artistas cantan con nosotros en su propio lenguaje y nos hemos mimetizado con su lenguaje de tanto viajar allí. Cuando tocamos canciones como ésta, se mimetizan con nuestro lenguaje también. Ellos allí han visto en nosotros algo parecido a lo que veíamos nosotros en nosotros mismos cuando estábamos viendo al público mexicano, una sinergia o cercanía entre los dos mundos. México es una parte de nosotros pero cada vez van teniendo más peso, tanto México como Latinoamérica como EEUU. Siempre hemos tenido la ambición de que éramos un grupo latino, no sólo español, sentimos esa unión desde el primer momento.

-¿ Qué sentisteis al ganar el premio IMAS a mejor banda española en México?

Parecía una coña en la vida, la historia fue muy cachonda. Yo, que soy el responsable de la banda, en teoría, se me olvidó mirar la hora de vuelta del billete y perdimos el avión. Nos quedamos tres días en México, estábamos fatal, y entonces nos llamaron y nos dijeron que si íbamos a ir a la gala, y ya que estábamos allí fuimos. Cuando ganamos el premio sentimos que los mexicanos abrazaban a Sexy Zebras de esa forma, que habíamos hecho 3 o 4 giras allí muy intensas, eran ellos los que decidían que éramos nosotros la mejor banda española del año, solamente fue una muestra más de todo ese cariño que tenemos allí, que a nosotros sigue sorprendiéndonos cada día. Nos suda la polla el tema premios, pero siempre te reconforta ver que la gente ve que estás currando bien, que hay feedback. Para nosotros fue algo muy bonito y muy potente, que nos dio un impulso más de cariño mexicano hacia nosotros.

-Más de 150 conciertos, que se dice pronto, ¿cómo me definirías la evolución de Sexy Zebras por los escenarios?

Yo te diría que desde que comenzamos en la música llevamos más de 500 conciertos en nuestra vida. Empezamos a tocar hace 10 años, solo que los primeros 7 años no tuvimos repercusión mediática. Yo me compré el bajo, José se compró la guitarra y empezamos a tocar sin tener ni puta idea, nuestro primer mánager nos dijo que éramos la peor banda que había visto en su vida en nuestro primer concierto, y estoy convencido de que lo éramos, teníamos 16 años no sabíamos tocar apenas. Después de todo hemos aprendido fallando, desde la inconsciencia de chavales que empiezan desde cero. Nosotros, como en el disco, tocábamos cada vez con más identidad, por ejemplo, nos quitábamos la camiseta por el calor, nuestras canciones van a toda ostia, y cosas como ésta, que nos hacían sentir nosotros mismos, las añadíamos al show. Cuando nos subimos al escenario, lo que intentamos es ser absolutamente libres, aunque parezca una cosa súper sencilla de decir, en el fondo no es tan fácil de llevar a cabo, siempre tienes miedo a la gente que te observa, que debes tocar bien, cantar bien y en el fondo nuestra clave es la transmisión, eliminar el nudo delante del público rápido, para que entre el público y los zebras exista una comodidad desde el principio. Me maravilla llegar a conciertos o festivales, donde el público no se mueve casi, salen los zebras y ser forman unos pogos alucinantes. Veo que esto pasa porque la peña ve honestidad en lo que pasa delante de ellos. Nosotros intentamos incorporar más de nuestra esencia y dejamos espacio para nosotros mismos para dejarnos hacer lo que nos apetece hacer, que es transmitir. A mí no me importa tocar perfectos todos los arreglos si tengo que estar dentro de mí mismo y no compartir con la gente lo que estoy haciendo, la clave en nuestros shows es la comodidad, cada vez son más de transmitir los unos a los otros y por eso funcionan las cosas como están funcionando.

-¿Qué proyectos tenéis de cara al futuro?

Ahora mismo tenemos un tour por delante con un montón de festivales confirmados. Queremos dar un salto más en nuestros shows, tocar mejor, sonar mejor, ser mejores. Estamos creciendo mucho últimamente como colegas y como personas. Tenemos nuevos proyectos como festivales, o componer para sacar cosas nuevas a final de año, estamos preparando un nuevo tour que incluya Latinoamérica y EEUU. Intentamos ponernos los timings, pero es que estamos en un momento muy bueno de la banda donde todo está muy efervescente. La idea es tocar mucho, componer mucho y seguir afilados con el talento fresco para que las cosas que hagamos nazcan de donde nos gustan.

-Próximamente podremos veros en el Interestelar de Sevilla, ¿que podemos esperar de vuestro concierto?

Pues nos gusta mucho el Interestelar, fuimos el año pasado por primera vez y tocamos a las 7 de la tarde. Pensábamos "Sevilla, 7 de la tarde..." y fue algo maravilloso, la acogida fue increíble, hasta el punto de que volvimos a Sevilla a finales de año. La sala se llenó hasta el culo. Tenemos la sensación de que esta edición del Interestelar va a ser aún mejor, creo que vamos a tener una buena hora. Vamos a llevar un show bastante diferente al que hicimos y la idea es que la gente alucine, nos sentimos una de las mejores bandas del mundo y queremos que la gente lo lea así y lo comparta, vamos a hacer un show de cojones.

-¿Alguna fecha cercana por Andalucía?

Cercana ahora mismo no me acuerdo, probablemente volvamos a finales de año, pero aún no puedo decir más de eso. Andalucía ha sido una de las cosas más sorprendentes que nos ha pasado en el tour anterior, no habíamos ido tanto, y en los últimos años que ya hemos ido mucho, hemos notado que ha crecido muchísimo el público. Ojalá vayamos más porque allí nos sentimos súper queridos y súper encantados de tocar.

-¿Algunas palabras para vuestros fans lectores de Musiqueando?

Sed felices, haced lo que os salga de la polla, la vida es maravillosa y lo importante es el camino que hacemos cada uno, que cada cual sepa lo que tiene que hacer y asuma la vida con libertad. La vida es maravillosa.

INSTAGRAM