Musiqueando con...Freedonia (2017)

Escrito por Mario García Salado
Categoría: Musiqueando con.... Creado: Miércoles, 25 Octubre 2017 20:11
Visto: 274

Shenobi es lo nuevo de Freedonia, una banda que sin hacer pop y rock atraen público a la antigua usanza, el boca a boca. No te pierdas esta entrevista para conocerlos mejor. Responde Israel Checa, batería de la banda.

- Actualmente os encontráis presentando Shenobi, ¿qué significa Shenobi y de dónde surge este nombre?
Shenobi viene de un videojuego que proviene de las recreativas arcade, del año 89, utilizando un poco ese personaje de videojuego pues hicimos nuestro propio personaje basado en él pero bueno, dando una vuelta un poco al nombre. Utilizando el shi con e, para decir ella en inglés y nobi que significa crecimiento en japonés. Muy al hilo a la temática del disco.

- ¿Qué nos vamos a encontrar cuando escuchemos el disco?
Hay un poco de todo, es un disco doble vinilo, la idea es un poco contar esa misma historia, está dividido en rounds y cada round va contando un poco el movimiento del personaje, desde que entre en la ciudad, sale, conoce lo que está ocurriendo, digamos que es una especie de concepto en plan videojuego.

- ¿De dónde surge vuestra mezcla de músicas y estilos por los que os caracterizáis?
Un poco de todo realmente, nosotros componemos de una manera colectiva, cada uno aporta idea, le damos forma entre todos, todos bebemos de cosas comunes y cosas no comunes, entonces siempre, como decimos nosotros, no hacemos propiamente soul, igual como te decía nos atraen los videojuegos, las bandas sonoras, como un montón de música más fotográfica, que forma parte de un estilo, es verdad que nosotros, como cualquier banda, buscamos seguir nuestro camino, encontrar nuestro propio sonido y buscándolo y desarrollándolo y aprendiendo de él, en base a toda la música en general, no solamente a lo que es el soul y la música negra.

- ¿Cómo definirías “Freedonia”?
Te lo definiría como un colectivo de músicos que todos trabajamos de una manera cooperativa, intentamos ser auto-suficientes, cuestionarnos, ya también como una apuesta, en el concepto de derechos de autor ya que no estamos en la SGAE, estamos luchando por intentar que Freedonia crezca y que esté bajo nuestra propia filosofía, que es la que nos ha mantenido juntos 10 años. Ahora la cultura está más llamada al entretenimiento que a lo que es en sí una puesta cultural, bueno pues en este sentido intentamos dar una vuelta de tuerca, intentar hacer propuestas nuevas y que nos gusten a nosotros. También dentro de todo esto la importancia de toda la gente que nos ha apoyado, tanto en el primer disco, en el que hicimos un crowdfunding, como en el tercero que volvimos a hacerlo, y gracias a toda esa gente somos auto-producidos, significa tener a gente detrás que le gusta lo que haces, ser amigos de los productores de nuestros trabajos, pues crea una comunidad que hace que Freedonia sea una banda para y por la comunidad, abierta a otros tipos de proyectos a la sinergia producida con la gente con la que nos vamos encontrando por todo el mundo que funciona como nosotros.

- Para Shenobi, ¿cuáles han sido vuestras inspiraciones?
Como te decía antes, desde la música del videojuego que nos sirvió para ambientar e intentar jugar sobre ello, nos centramos en la música con pasión, que transmita, desde el blues, hasta el rock and roll, hasta el rock de los 70 más psicodélico, nos dejamos influenciar por el cine, incluso por la literatura, hay alguna canción que va en torno a eso. Como te decía en el ideario nuestro no hay solo un estilo, no somos una banda meramente soul como en el primer disco, sí que hicimos un estudio de lo que nos gustaba del soul, si te fijas, no sigue una línea, igual nos gusta el soul de los 60 que a lo mejor el rock más progresivo o psicodélico de los 70, todo atravesado por el blues, la música clásica, música en 8 bits que te desafiaban en aquellos juegos de ordenador arcaicos.

- En un mundo donde simplemente hay que poner la tele para ver que las cosas van solo a peor, llegáis vosotros, con Shenobi, y nos ofrecéis un canto a la libertad y la igualdad, ¿cómo crees que están siendo tratados estos valores en la actualidad?
Pues como has dicho, si hablamos un poco de estos temas es porque se están olvidando, quizás el dinero ha llegado a tal punto que lo puede cuestionar todo, quien tiene dinero puede ser irresponsable, hay un punto en que pensamos que se ha perdido de derechos humanos, no solo a nivel España sino a nivel global, vivimos en un momento muy tosco, casi todos los presidentes y mandatarios de los países son muy radicales, siempre estamos en estado de tensión y se ejerce una presión, no existe ningún tipo de movimiento para intentar hacer un mundo mejor, por otro lado también, la ignorancia que existe sobre el cambio climático, hemos dejado a los refugiados a un lado, no se cumplen para nada los derechos humanos, este disco habla un poco de todo eso, de como un personaje poco a poco va conociendo lo que va ocurriendo en su entorno, en su ciudad. El disco empieza con Origen, que es el punto de partida, el personaje lo deja todo y se va de su pequeño pueblo ideal a conocer qué ocurre fuera, conforme va pasando el disco van ocurriendo cosas, el personaje va llegando a conclusiones, es un viaje por toda la situación que estamos viviendo. Como bien dices, es que solo hay desesperanza, pero claro, nosotros siempre intentamos sacar el foco de positivismo que pensamos que hoy en muy necesario, porque si al final lo das todo por sentado lo único que te queda es vivir y ser feliz, vivir con la sensación de que las cosas pueden mejorar, hay un montón de gente que está haciendo cosas muy buenas y que personalmente pensamos que hay que ponerles foco también a aquellos que intentan dar otro punto de vista al mundo para hacer una sociabilidad mejor, que como tu muy bien dices, se está perdiendo.

- La verdad es que como bandera de la banda se ve genial, que no estemos simplemente centrados en las cuatro canciones comerciales que nos venden una visión del mundo ultra maravilloso, que realmente ni existe ni lo ha hecho jamás.
Es todo parte de la industria, nosotros para hacer la música que queremos, usar la portada que queremos poner y digamos que es todo real, no hay ningún interés económico, si te fijas un poco, en el vinilo no se utiliza el típico gramaje, es uno de los que mejor calidad de portada tiene, intentamos utilizar unos productos para que nuestra obra sea una obra decente para nosotros, tanto fuera como por dentro. La idea en general es hacer un producto de calidad.

- Que no atraiga solo por la música en sí, sino que sea disfrutable para los cinco sentidos.
Claro, además está grabado en analógico, quizás hacemos un poco lo que nos gustaría escuchar, ver y compartir, así que al fin y al cabo, estamos un poco fuera de la industria actual que lo que quiere son productos que caduquen relativamente pronto y sacarle el mayor rédito posible y seguir preparando otro producto que se consuma rápidamente, a nosotros lo que más nos gusta es la historia y la trayectoria de las bandas, y los solistas en general, y cuando pasan 10 años hacen otra cosa o incluso siguen haciendo la misma, es como una experiencia que al final va contando y son esa gente la que de verdad tienen algo que aportar a la cultura, lo que hablábamos antes, hablas de músicas y tal, pero lo importante es una cultura que trascienda, porque los productos comerciales al final no acaban trascendiendo, nadie se va a acordar seguramente de un chico que saco un disco y que era muy guapo en los 90 y ya no está, pero ahora hay otro, siempre repitiendo la fórmula.

- Como me has dicho el LP lo habéis grabado en formato analógico, ¿de esta manera vuestro sonido es más fiel al directo?
Sí, de momento todos los discos que tenemos los hemos grabado así porque la verdad que nos gusta el sonido analógico, nos parece más real, además de que grabamos todos a la vez, intentamos sacar esa impronta del directo y a la vez, aunque luego haya una postproducción y demás, en este disco hemos tenido la suerte de grabar en Estudio Uno todos a la vez, los vientos, las guitarras e incluso la voz en algunos temas. Eso le aporta frescura y calidez, si bien es verdad que para percibirlo todo, tienes que escucharlo en vinilo, una vez que lo pasas al CD de alguna manera vuelve a ser todo digital.

- Se vuelve un poco más plano el sonido.
Sí, pierde un poco de la rugosidad que le damos, es verdad que es más perfecto el CD, pero si lo has grabado en analógico, el CD aunque haya habido un paso a digital lo va a recoger, pero si lo escuchas con vinilo directamente, da la sensación de estar con los cascos en el estudio, da la sensación de estar más vivo, más real, incluso hay alguna parte que no ha quedado del todo bien, pero que la toma es buena porque hemos estado grabando nueve o diez personas a la vez, la dejamos, no hay problema, pensamos que la música debe respirar esa frescura, al menos la que hacemos nosotros, aunque eso un poco de cuestión de cada banda y de cada producción.

- Incluso podéis ser un poco víctimas de la improvisación por la que te puedes dejar llevar en el momento.
Sí que te pueden pasar ese tipo de cosas, claro, pero yo me refiero más a cometer algún tipo de error, que se vaya a lo mejor una nota, que puede incluso que te choque un poco, pero claro, acabas de grabar una canción de 8 minutos y medio y está bien, pero hay que tener muchos factores en cuenta, que vayamos todos a una, que haya mucha sensibilidad general, que funcione la dinámica entre los instrumentos, que llegues a pensar que ese error natural no merece la pena repetir. No hablamos de hacer una cutrez, pero sí que tener ese momento fresco que defina los matices de la canción.

- Entrando en el tema gira, actualmente vais a comenzar la parte andaluza de vuestra gira, ¿cómo esperáis la acogida del público?
En principio el primer concierto que damos es el viernes en Granada, así que con el nuevo disco no hemos pisado Andalucía, lo estamos deseando y estamos llenos de ilusión de volver a Granada que hace mucho tiempo que no veníamos y después vamos a Málaga.

- En España, sin tapujos, lo que domina son ritmos muy básicos, musicalmente hablando, sobre los estilos pop y rock, ¿cuál es la recepción de vuestro estilo, que como ya digo, es más complejo que lo que predomina?
Muy bueno la verdad, la suerte que tenemos es que cuando vamos a los locales a tocar se llenan normalmente, que es una buena señal. A nosotros nos funciona mucho el boca a boca, pensamos también que es la mejor manera de que te conozca, porque al final, quien te lo dice es una persona de confianza o un amigo o tu pareja, y bueno, es como si ves una peli y te gusta, la recomiendas y la vuelves a ver. Ese boca a boca en Freedonia crece día a día, es lo que realmente permite a día de hoy a la banda seguir adelante, como te decía antes, todos esos mecenas que nos ayudaron en el primer disco, de alguna manera han abierto un canal a toda esa gente que no conocía a la banda y que al final ellos mismos nos dicen "mira que no voy a poder ir a Granada, pero te mando a cinco". En este sentido estamos muy contentos, luego por ejemplo cuando tenemos algún tipo de contratación diferente y vamos por ejemplo a las fiestas de Bilbao, que fuimos hace poco, tocamos para alrededor de siete mil personas, no sabría decirte con exactitud, y la gente estaba encantada, recibimos un feedback real de alegría y fue genial ver al público tan lanzado. Entonces, como bien decías antes, dentro de la industria nosotros estamos un poco fuera de todo el negocio, así que hacemos nuestra propia analítica de empresa, ver por dónde y de qué manera llegar al público, y la verdad es que no tenemos problema si nuestra música aparece en una película o en cualquier sitio y la banda se conoce más, lo importante es seguir dándole forma a la banda e intentar amoldarnos a este tiempo y creciendo juntos, como estos once años. Es un trabajo muy duro, pero también muy satisfactorio, aunque también es verdad que nunca hemos tenido una oferta de ninguna discográfica, es decir que tampoco nunca ha llegado una compañía a ofrecerse a hablar con nosotros, así que desde siempre hemos tenido que trabajar todos juntos en todo para Freedonia.

- ¿Algún proyecto en mente para cuando termine la gira?
Ahora mismo, durante este tiempo hemos estado ocupados con la grabación de la banda sonora para el último documental de José Manuel Colón que se llama La Manzana de Eva, que habla sobre el tema de la mutilación genital femenina, así que acaban de presentarla hace poquito, que por cierto también lo va a pillar Netflix, y espero que haya alguna nominación o algunos premios. Así que estamos muy contentos de poder colaborar con el documental. Además hemos preparado un video musical que sacaremos en muy poquito, poco a poco vamos a ir liberando todo lo que va ligado a Shenobi, aparte de gira y videos, todas las cosas que hacemos durante la gira.

- Cuando os disponéis a crear nuevos temas, ¿componéis en solitario o hacéis puestas en común?
Depende un poco, hay veces que graba la guitarra una base o un bajo, luego se prueba un local, hay veces que viene más preparado en casa, otras surge del trabajo en el local, digamos que cada uno tenemos una manera de aportar a la banda, cada uno de nosotros entiende la composición y el método de grabar a su manera, pues nos vamos adaptando en función del momento, hay tantos métodos como miembros en la banda (risas).

- ¿Qué tal sienta colgar el cartel "soldout"?
Genial, simplemente genial. Significa que la gente entiende y le gusta tu trabajo, y por lo que te muestran dándolo todo en los conciertos, que lo haces bien. El feedback para nosotros es muy importante y muy satisfactorio ver que la gente disfruta con lo que hacemos. Es verdad que reincidimos bastantes veces en soldout, pero no te acabas acostumbrando, y la sensación entre todo el grupo al verlo siempre es maravillosa y un motivo para continuar.

- ¿Algo que decir a vuestros fans de Musiqueando?
Pues mandar un abrazo a todos los que nos seguís y escucháis, además de a todos los que leéis Musiqueando, y por supuesto, un abrazo a toda la gente que forma el equipo de Musiqueando y muchísimas gracias por esta entrevista.

INSTAGRAM