Musiqueando con... L.A. (2017)

Escrito por Andrea del Zapatero
Categoría: Musiqueando con.... Creado: Martes, 23 Mayo 2017 20:53
Visto: 175

Hace casi un mes se publicaba 'King of Beasts', el quinto trabajo de estudio de la banda mallorquina L.A., capitaneada por el incombustible Luis Alberto Segura. Con motivo de su paso por la segunda edición del festival Interestelar Sevilla, hemos querido conocer más de cerca este nuevo álbum, así como sus planes durante los próximos meses. Su objetivo más importante para cumplir será mostrar sus nuevos temas en directo, así como hacer que el público disfrute con su nuevo formato. Su guitarrista, Pep Mulet, también se unió a la charla, un detalle que agradecemos, ya que pudimos conocer más de cerca su opinión sobre diversos aspectos que tienen que ver con el momento que vive el grupo.

lainterestelar1

Pese a las complicaciones técnicas que habéis tenido, aparentemente por culpa del excesivo calor que está haciendo en Sevilla, ¿cómo ha sido la experiencia Interestelar?

Luis: Me gustaría decirte que ha sido maravillosa, pero hemos sufrido mucho. Teníamos muchas ganas de enseñar las canciones nuevas y enseñar todo en lo que hemos estado trabajando..., y  ver que de repente empieza a fallar absolutamente todo, es bastante duro. Empieza a fallar todo lo que hay encima del escenario, guitarras, claquetas, teclados, efectos... Todo, ha fallado. Pero bueno, queremos pensar que ha sido el calor (risas). Quitado eso, hemos tocado, nos ha encantado ver la cara de satisfacción de la gente, en plan "vale, han tocado aunque fuera media hora". Ha sido divertido, pero ha habido dureza, ha habido bastante rock and roll.

Aprovechando que está Pep (Mulet) aquí con nosotros, quería preguntaros. Desde que estáis los cuatro juntos, es la segunda vez que habéis venido a Sevilla, la anterior fue a la Sala X, y siempre ha venido Luis Alberto sólo para formatos acústicos, ¿qué significa para vosotros volver a Sevilla?

Pep: Recuerdo la Sala X muy, muy guay, porque arrancábamos gira o segundo ciclo aquí, y fue muy bien. Aquí me hubiese gustado (el pasado fin de semana), como dice él, que hubiera sido más sentar un precedente, hacer un bolo como toca, como se merece la gente que ha pagado un abono, como nosotros, que llevamos meses en el local. Pero no ha podido ser, hoy. Sevilla siempre nos trata muy bien en ese aspecto, así que no tenemos nada que decir que no sea problemas técnicos nuestros. El festival está genial, la gente también... Poco que añadir en ese aspecto.

Luis: Y siempre volvemos...

Pep: Siempre estamos como mínimo una vez, o dos.

Los formatos que utiliza L.A. son muy camaleónicos. Lo mismo estáis en trío, que en acústico, en eléctrico... ¿Qué novedades nos vamos a encontrar en esta gira?

Luis: Lo que tenemos ahora mismo sobre la mesa es la gira presentación de 'King of Beasts'. Vamos en quinteto, hemos incluido a un miembro más en la banda, para poder llevar al directo lo que grabé en el estudio, que hay muchos instrumentos, muchas pistas, muchos efectos, muchas cosas; cuatro no dábamos abasto. Lo que queda pendiente ahora es volver a Sevilla y enseñaros cómo suena el 'King of Beasts'.

El disco, antes de su publicación, tuvo muchos adelantos, como 'Wind', 'Leave it all behind', Helsinki... ¿por qué elegisteis esas canciones?

Luis: Cada una tiene un sentido, y fue meticulosamente planeado todo, efectuando los último adelantos. 'Wind' fue porque quería dejar al público un poco descolocado, me apetecía crear un poco de expectación, sobre todo por la instrumentación y el tipo de canción. 'Leave it all behind' era como dejar claro un statement de que había rock, que hay guitarras, que vuelve el sonido más 'Heavenly Hell', por así decirlo, que sigue estando Tom Petty detrás, ese rock americano. 'Helsinki' fue como, "vale, ahora vamos a mezclar las dos cosas". Tenemos una canción rock de toda la vida, sin ningún tipo de adorno prácticamente, muy sota, caballo y rey. Y el resto de adelantos fue como un poco lo mismo, de descolocar al oyente, y nos lo hemos podido permitir porque son diecisiete canciones, si hubieran sido diez, no hubiésemos hecho siete adelantos, pero siendo diecisiete, el público ya tenía otras diez para descubrir. Todo tenía un sentido y un motivo.

Te llevo escuchando desde el 'Welcome Halloween', y es muy llamativo como cada disco es distinto al anterior, pero a la vez, sigue manteniendo la esencia de L.A.

Luis: La verdad es que sí. La esencia es el simple hecho de que yo cante. Creo que aunque hagamos un disco electrónico, si la voz es la mía, y las melodías las hago yo... Tengo una forma de escribir ya, como Miró o Picasso que tenían su estilo, y en mi caso es así. Ahora bien, no sé hasta qué punto es contraproducente que la carrera sea tan camaleónica. A veces sí que me planteo el hecho de que hay muchos artistas, como Rage Against the Machine o Jack White, que en el fondo son muy marcados, pero en su estilo. No innovan excesivamente. En mi caso me apetece que cada disco sea un descoloque total, lo cual sigo sin saber si es contraproducente o no. Pero es lo que me pide el cuerpo, no me gusta repetir el formato.

lainterestelar2

 

Más o menos lo que se puede escuchar es mucha influencia de bandas como 'Band of Horses'. También habéis metido muchos sintetizadores, distorsionadores, mucha electrónica...

Luis: Totalmente premeditado. De hecho, cuando hicimos las primeras reuniones cuando empezamos a grabar, quedó muy claro que queríamos introducir electrónica, probar nuevos instrumentos, y sobre todo, probar un nuevo formato de composición, aun siendo mis melodías y mi forma de cantar de toda la vida, pero que fuera un formato diferente. A la vista están cosas como 'Wind' o  'Turn the lights on', o 'Killing me'; no tienen nada que ver con 'Outsider' o con 'Hands', o con 'Over and over'. La idea era dar un salto cualitativo en cuanto al sonido, sobre todo.

¿Creéis que se han cumplido los objetivos? Tanto en lo referente al disco como al proyecto L.A.

Pep: Yo tengo que decir que Luis, más que músico con el que comparto una carrera, es un amigo mío. Él siempre escapa de su "yo" anterior. Nunca te hará un 'Slnt Flm 2' consecutivo, quizás dentro de dos años sí le apetezca hacerlo, y ya está. Pero no es, como él dice, Tom Petty o AC-DC, salvando las distancias de público y tal, que siempre repiten una fórmula que les funciona. Luis escapa de eso porque se aburre de lo que tiene, en ese aspecto. Es "vale, esto ya lo he conseguido", y ahora le llama la atención otra cosa. Ese es mi punto de vista, como compañero de vida. Los objetivos cumplidos... Ahora estamos arrancando esta nueva etapa. Nunca habremos cumplido...

Luis: Sobre todo hoy (risas).

Pep: ...unos objetivos. Dentro de dos años, si me preguntas, "¿qué te parecen los objetivos qué tenías marcados antes de arrancar la gira con 'King of Beasts' y ahora al final de la gira?" Entonces te responderé ahí. Yo. Él no sé si tiene una respuesta.

Luis: Yo los objetivos me los planteo más mensuales, pero porque soy el que lleva la empresa en cierto modo. No de empresa total, pero sí el que va viendo que todo se vaya cumpliendo, y demás. Por ahora sí los hemos cumplido. El disco ha salido tal como yo tenía planeado, que era el primer objetivo. Son diecisiete canciones, es un vinilo doble, color marfil. El arte lo ha hecho Matt Wignall. Todo por ahora se ha ido cumpliendo. Para mí, los nuevos objetivos son que la gente flipe con los directos, y eso responde a lo de hoy. Lo de hoy es un bolo, pero es un bolo que ya hemos hecho antes; el bolo de rock de ir a piñón, a sudar y a pegar guitarrazos, ya lo hemos hecho. Llevamos muchos años haciéndolo. El concepto es una gira nueva, mucho más meticulosa, más detallista, menos desquiciada, como más controlado, dándole mucha importancia a los detalles. Por lo tanto, lo de hoy ha sido un parche. El show de Mallorca quizás sea lo más cercano a lo que quiero hacer. Estamos arrancando con un formato totalmente nuevo, con mucha maquinaria nueva, con un guion, y son muchas cosas las que hay que tener en cuenta. Y hacer que todo esto funcione es muy difícil.

¿Cómo ha sido la experiencia de tocar junto a Band of Horses?

Luis: Un "dream come true". Conozco a Ben desde hace años, y las veces que nos hemos encontrado ha sido como, "tenemos que hacer algo juntos". Y llegar a hacerlo ha sido como misión cumplida, por fin tenemos algo juntos. Pero aparte somos fans. Escucho a Band of Horses prácticamente desde el segundo disco, y he sido muy fan. Y de repente estar con ellos cada noche y poder verlos tocar a diario, directo... Ha habido momentos realmente mágicos.

Pep: No puedo decir nada más, también soy muy fan. El primer bolo nuestro fue muy serio, cumplimos con lo que teníamos pensado, que es como una forma de respeto a tu banda principal. El cumplir tus tiempos, el no molestar, sale logísticamente perfecto. Y en el primer bolo en el que pudimos disfrutar viéndolos y siendo parte del circo de los Band of Horses, era bastante loco. Tenía que estar todo el rato haciendo fotos, mandándoselas a mi mujer a casa, para que las tuviera ella, para que alguien me dijera que estaba haciendo algo fuera de serie. Ver a Band of Horses diez noches seguidas es fuera de serie. Fuimos súper afortunados.

Para vosotros que vivís en una isla, ¿qué dificultades encontráis a la hora de viajar cuando tenéis que trabajar, como por ejemplo, en esta última ocasión en Sevilla?

Luis: Sí que es complicado, para una banda mallorquina salir de Mallorca es difícil, pero gracias a los años que llevamos ya en el mundo, girando y demás, nos hemos podido crear y organizar un sistema de trabajo que es tener todo el backline en Madrid, y sólo tenemos que desplazarnos nosotros. Claro, esto es un sueño, no es fácil y nos ha costado muchos años. Ahora venir a Sevilla es coger un avión y listo. Es más complicado tocar en Mallorca que en Sevilla, porque nos lo tenemos llevar todo para casa.

 

Fotografías: Patricia del Zapatero.

INSTAGRAM