Arenal Sound (2013)

Escrito por Ana Barettino
Categoría: Arenal Sound (2013) Creado: Domingo, 25 Agosto 2013 16:01
Visto: 1223

Más de una semana desde que acabó el festival he necesitado para recuperar fuerzas, rehidratarme, curarme las quemaduras del sol y sacudirme el polvo de encima. Y es que ya era tiempo de festivales y conciertos de los que me he mantenido apartada un tiempo, más bien por trabajo que por gusto, por lo que me alegra poder compartir con vosotros y todos los lectores de Musiqueando mi experiencia en el Arenal Sound 2013 en la costa de Burriana, Castellón.

Image

 

Desafortunadamente no puedo empezar esta crónica como me gustaría, y es diciendo que el Martes 30, la primera jornada de las fiestas de bienvenida, estuve viendo la enérgica actuación de Dinero en el escenario Coca-Cola. No porque ellos no la ofrecieran, sino porque no pude llegar al festival hasta la noche de después. Desgraciada de mí, perdiéndome a uno de los grupos que más valoro en España (junto a Berri Txarrak) y a los que entrevistamos en la web  en uno de mis festivales favoritos, y con peor sabor de boca me quedé al preguntar a los asistentes a su show que confirmaron mis sospechas: que brillaron. No era ningún secreto que así sería, el año anterior ofrecieron un breve pero buen set en el Red Bull Tour Bus en pleno camping abarrotado de gente y sinceramente no sé por qué aún no forman parte del cartel del propio festival, pero eso lo dejaremos a la organización.  Otra de las actuaciones que lamenté perderme fue la de Mendetz, que el año pasado me dejaron encantada, además de la de los valencianos La Musique d’Ordinateur y la de Dani Less residente del conocido club madrileño Independance en el Pool Stage, pero para DJ’s siempre hay más ocasiones.

 

Pero ya está bien de hablar de cosas que no viste Ana, diréis vosotros, háblanos del festival. Pues bien, llegamos el 31 y nos instalamos en el Camping Arenal un poco a regañadientes con nuestros vecinos y algo más apretados que en ediciones anteriores pero siempre en  el límite de la decencia.  Y de allí directa a los conciertos que se me iban los pies hacia el recinto sólo de oír la música desde lejos.  Comentar que parece que esta vez el sistema de acreditaciones fue mucho más eficiente aunque con retenciones a primeras horas, y aquí acaba el parte de tráfico, aunque la sensación general era de satisfacción por parte de la mayoría de Sounders que planearon bien la llegada.

 

Comencé esta edición visitando el Red Bull Tour Bus, que este año estaba ubicado dentro del recinto con mucho acierto, y allí estaban mis amigos valencianos El Viaje De Elliot. Siento decir que aunque el tema del autobús me resulta muy atractivo en cuanto imagen, ya son varias veces las que me quedo con ganas de un mejor sonido y esa fue mi sensación general de las actuaciones en el mismo. Eso sí, los chicos ofrecieron una buen actuación moviendo mucho a la gente que ya iba con ganas, incluso muchos conocían ‘Gitana’ su single que no en vano ya lleva unas semanas compitiendo en la lista de los 40 principales apadrinados por Toni Aguilar. Y tras ellos Pol 3.14, que me sorprendieron gratamente ya que había oído hablar mucho de ellos pero nada es lo mismo hasta que lo compruebas. Otra de las actuaciones que no podía perderme era la de Les Castizos, y aquí ya entramos en terreno de DJ’s. Reconozco que soy asidua a sus sesiones siempre que tengo un hueco y visitan la capital levantina, y si siempre me parece que sus sets son muy divertidos y bailones, pero no esperaba un par de cosas que elevaron su set a otro nivel, ya que incorporaron a Lara Taylor cantando en directo un par de temas (vozarrón el suyo, por cierto) y a Deivhook y su mono tocando la batería y animando a los asistentes. Y por si después de esto no se me habían salido las caderas de bailar, empezaron Kill The Hipsters a matar modernos.  Si algo que me gusta de estos madrileños en los festivales sus inicios, que incorporan frases de la actualidad del momento con un guiño humorístico.

 

La siguiente jornada empezó ya con la verdadera esencia del Arenal: pocas horas de sueño, sol, calor, playa y duchas heladas que te reaniman.  Y música, claro. Empezaba lo interesante del cartel, nada más y menos que los granadinos Lori Meyers, que saben bien como mover a la gente pero a los que ya estoy un poco saturada de ver en todos los festivales en que pongo la vista. Eso sí, hasta se podían escuchar voces desde el camping cantando ‘Mi Realidad’ como colofón final.

 

Image

Seguidos por White Lies, un concierto que me dejó un sabor agridulce, puesto que pese a que considero que era uno de los diamantes en bruto del día, sí que aprecié un vacío que tendría que haber estado llenado por Sounders, que sospecho se trasladaron a ver a los habituales La Pegatina.

 

 

Image

 

  Tras ellos era el turno de Editors, un grupo que tenía muchas ganas de ver en directo desde que lo conocí casualmente hace años cuando en la tele aún había canales que ponían música diferente a la lista de éxitos, o quizá lo soñé. Muchos tachaban a este grupo por ser considerados como “relleno” en el cartel de otros grandes festivales y aquí ser un cabeza de cartel, pero considero que tuvieron una gran presencia escénica que les hizo dignos de serlo.  Mención especial a la voz de Tom Smith, cantante del grupo, que me tiene sorprendida. Escuchando las canciones en el disco parece más taimada pero en el foso sentí una voz con cuerpo y envolvente, vamos que como se suele decir: ‘Millor en directe’. No faltaron temas como ‘Bones’, ‘An End Has A Start’, ‘Papillon’, ‘Smokers Outside The Hospital Doors’, ‘The Racing Rats’ y ‘Sugar’ con la que abrieron la actuación.

 

Image

 

Y bien, si estabais esperando a que hablara del plato fuerte del festival, Steve Aoki, poco podré aportar que no se haya dicho en cualquier crónica del mundo. Tartas, barcas, champagne, y mucha (demasiada) gente. No voy a negar que lo pasé bien porque mentiría, pero suelo guiarme por el ‘renovarse o morir’, aunque sí que presentó unas cuantas canciones nuevas que parecieron gustar bastante. Y después de odiseas para  moverte o salir del recinto, me dispuse a ver a los DJ’s de Bérgamo Belzebass totalmente en blanco, sin ningún conocimiento previo de ellos,  perdónenme los lectores. He de decir que sinceramente fue una de mis revelaciones del festival, no recordaba haberlo pasado tan bien en un set cargado de electrónica desde hace tiempo y repetiría sin dudar. Y no podía acabar este día sin un buen mañaneo en el escenario Coca-Cola con los chicos de Destroy All Humans que supieron cómo mantener a todo el mundo saltando.

 

Continuo hablando del segundo día oficial del Arenal Sound, que empezamos el equipo de Musiqueando entrevistando a los cabeza de cartel The Kooks a las 16h, bajo el sol implacable de Burriana y que nos dejó muy satisfechas, próximamente la tendréis a vuestra disposición.

 

Este día la jornada de conciertos la pasé prácticamente entera en el escenario Desperados, donde los bailongos Is Tropical conquistaron a los Sounders que subieron a la villa musical con su especial carácter, invitando a una fan a subir al escenario, incluso. Después era el momento de The Kooks, que por muchas veces que hayan venido a España siempre consiguen reconquistar al público de nuevo. Quizá sea por el carismático cantante Luke Pritchard que te contagia las ganas de saltar, o su encanto natural que ya me había dejado K.O. en la entrevista, pero disfruté mucho del concierto. Pongo especial hincapié en el bis para no dejar  a medias a sus fans en el que pudimos escuchar ‘Naive’  una de las pocas canciones que consiguió ponerme la piel de gallina en el festival. Tras un descanso me mezclé entre el público para poder disfrutar de Totally Enormous Extinct Dinosaurs desde dentro, y es que era una de las que más esperaba.  Todo lo que puedo explicar es que vibramos con su actuación. Literal y  figuradamente. Notabas los bajos retumbar en el pecho y la electrónica metiéndose en cada una de tus células, y la peculiar escenografía de Orlando Higginbottom con la corona de luces en forma de cola de pavo real, el excéntrico vestuario y dos pedazo de bailarinas coreografiando sus temas. No faltó ninguno de sus hits, ‘Tapes & Money’, ‘Household Goods’, ‘Your Love’, ‘Trouble’, en definitiva: satisfacción. Tras esto, me dirigí al escenario Coca-Cola para encontrarme a Meneo en cueros acompañado por unos cuantos chicos más siguiendo su ejemplo y haciendo gala de su reputación de alma de la fiesta, acompañando su set con sonidos electrónicos provenientes de la Game Boy que el caracterizan. De 5 a 6 de la madrugada  pude disfrutar de los franceses Dirtyphonics que dieron una buena lección de dubstep y electrónica, incluyendo referencias al propio Aoki que no en vano es su padrino bajo el sello Dim Mak.

Si este había sido un día completo, el sábado 3 de agosto también tenía su miga.

 

Image

 The Klaxons ofrecieron un directo muy potente, sin duda dieron ese punto de fuerza y garra a las canciones que quizá falta al escuchar el disco y les acusa un poco de monotonía, pero sin duda fue un concierto eléctrico. ‘Echoes’, ‘Gravity’s Rainbow’, ‘Golden Skans’ e ‘It’s Not Over Yet’  fueron los protagonistas de la actuación, lástima que, para mi gusto, hubiera pocos asistentes a la actuación, eso sí, una se queda más satisfecha cuando ve que la gente que pasaba por allí de casualidad se quedaba y disfrutaba de la buena música. The Drums pusieron la nota indie del festival, un tanto estáticos para mi gusto y sin grandes sorpresas pero desprendiendo un aura de buen rollo que te envolvía típica de los estadounidenses.

Image

Pude acercarme a ver a Reptile Youth de los que disfruté ‘Speedance’ y dieron la nota bailonga para dar pie a The Bloody Beetroots en directo, uno los más esperados.  En mi opinión uno de los mejores directos electrónicos del festival, enlazando toda la sesión y haciendo que todos los asistentes brincaran como locos, no faltaron los pogos y el buen rollo, pero sobretodo locura. Sin embargo una no se puede quedar satisfecha al comprar el público que fue a ver a Aoki y el que se presentó a los Bloody, que fue mucho menor. Tras ellos llegó uno de mis momentos más esperados, Chase & Status, de los que se me quedó la espini8+ta clavada de no poder presenciar el live, pero si el DJ set fue el mejor momento de drum & bass y dubstep en toda regla del festival, recalco: el mejor y más puro, siendo fieles a su estilo y sin caer en convencionalismos, que es en parte lo que más se aprecia en un festival en el que aproximadamente la mitad del cartel son sesiones de DJ’s. Un 10 bien merecido.

 

Y muy a nuestro pesar, llegó el domingo 4, el último día de festival, que decidí tomarme de una manera más relajada, ya que el cuerpo no daba más de sí. A las 18 asistimos a la rueda de prensa del director del festival y el alcalde de Burriana, en la que se recalcó el impacto positivo del Arenal Sound en el pueblo y la continuidad del mismo en su línea para un quinto aniversario. Aún a falta de que cayera el sol, Dorian ofrecieron un buen show con el que presentaban su nuevo disco, seguido de The Maccabees que para mi gusto dieron una actuación que en principio quedaba en lo correcto, pero que mejoraba conforme iba llegando público al recinto e iban desplegando todo su arsenal de hits, igual que sucedió con The Fratellis, quizá porque eran la parte más indie del cartel y los días anteriores nos había tenido malacostumbrados a más potencia. Entre estos dos grupos una de las últimas incorporaciones al cartel por la baja de otro grupo hizo bailar a todo el público con su conocido ‘Disfraz de Tigre’divirtiéndonos a todos los asistentes con sus guiños humorísticos, los barcelonenses Hidrogenesse. Y bueno, cómo no comentar una de las revelaciones del 2012 Kakkmaddafakka que se habían ganado su propio lugar en el cartel este año, y los peculiares noruegos  supieron como bordar cada una de sus canciones, moviendo mucho a la gente con ‘Your girl’ y ‘Touching’ que son sus piedras angulares.  Y por último The Zombie Kids. Yo que pensaba que estaba un poco saturada de ellos, ya que están en todos los festivales de España y parte del extranjero, son residentes en una conocida discoteca de Valencia, Madrid… en definitiva,  casi cualquier persona les habrá visto en más de una ocasión. Pero reconozco que dieron un giro a mi opinión preparándose mucho más cuidadamente esta sesión con la que cerraron bien cerrado el festival, incluyendo elementos como (toneladas de) confeti, balones con sus caras y cañones de fuego, abrieron el show con su conocido single ‘Face’ y fueron barajando varios temas del disco que publicaron este año, incluyendo el estreno en directo de una canción de Ikki y Aqeel ‘One Girl Or Two’, así que parece que no faltó de nada.

 

En definitiva, mi valoración del festival es muy positiva, se nota que no está tan asentado como otros de la península (o del extranjero) y tiene un público un tanto adolescente y  pequeños defectos que limar, pero encontramos que es un equipo joven y receptivo a cambios que irán mejorando el festival año a año (y esperemos que la zona de prensa sea una de las mejoras próximas). No en vano se ha erigido este año como uno de los festivales más esperados y con récord en venta de entradas, colgando el cartel de sold out meses antes de la fecha mientras que otros festivales han estado forcejeando para conseguir sacarlo a delante. Así que, Arenal Sound, nos vemos en el 2014. 

 

FOTOGRAFÍAS: Sarái Bravo Prada


INSTAGRAM