En Órbita se consolida como gran festival

Escrito por Mario García Salado
Categoría: Crónicas de conciertos Creado: Domingo, 14 Mayo 2017 21:02
Visto: 405

En la pasada jornada del día 13 de Mayo tuvo lugar la segunda edición del festival granadino En Órbita, el cual aparentaba traernos en esta edición un festival de categoría, y no fue para menos. Previamente al evento ya era notable el ansia de mejora que buscaba este festival, un cartel más ambicioso, un recinto mayor y dos escenarios en lugar de uno avalaban esta sensación.

 

El festival arrancaba a las más que calurosas dos de la tarde, que lejos de molestar se agradecía ya que los días previos al festival el tiempo en Granada fue inestable y lluvioso. Los encargados de abrir la segunda edición del festival En Órbita fueron los granadinos Toulouse, que venían presentado su nuevo trabajo Montemarte. Desde el primer segundo en el escenario fueron palpables la energía y las ganas de comerse el mundo que tiene este grupo. Una actuación de diez con canciones que nos hicieron vibrar a todo el público como El amor a veces miedo o Sierra Nevada.

ORB1

Para impedir que el escenario se enfriase y continuar con la ola de energía que dejó atrás Toulouse, subieron a las tablas el joven grupo revelación Viva Suecia. La corta pero intensa carrera de este grupo, nos hacía prever una gran actuación, y por supuesto que lo fue. Pese a ser horas en las que el Sol más que quemar hervía, el recinto temblaba con la multitud de gente y sus bailes y saltos mientras que los murcianos interpretaban grandes canciones como Bien por ti o Permiso o perdón, incluso aprovecharon la oportunidad para presentarnos canciones de su trabajo estrenado este año Otros principios fundamentales.

 

Llegó así el turno para el grupo del ciudadrealeño Joni Antequera, Amatria. Que pese a que el festival comenzaba a sufrir notables retrasos en los horarios establecidos en el cartel, consiguió que la gente lo olvidara y se centraran en sus ritmos eléctricos más bailables, que consiguieron hacer bailar hasta al último de los allí presentes. En su actuación pudimos deleitarnos tanto con temas clásicos como Chinches o incluso con un adelanto de lo que será su próximo trabajo Animales.

ORB2

Fiesta a todas horas, nada mejor para representar el estado del festival en aquel momento el estribillo de la canción con la que comenzó la actuación de los murcianos Varry Brava. Granada era parada obligatoria en la gira Safari emocional, con la que viene girando actualmente Varry Brava. Fue la picardía de sus letras, como Sonia y Selena, y los toques eléctricos de su música lo que hicieron de ésta una actuación memorable. Pero lejos de todo esto, también hubo un momento para acordarse de Supersubmarina en el cual les mandaron todo el apoyo y cariño posible a la par que le dedicaban su tema No gires.

 

A continuación tuvo lugar la actuación de Quique González, al cual le acompañó en este concierto su grupo Los Detectives y la vocalista del grupo Morgan . Sonidos cuidados, sobriedad, una larga y brillante trayectoria en el mundo de la música, elevaron su actuación hasta lo más alto, a donde nos tiene acostumbrados Quique González. Al igual que en la actuación anterior, Quique sacó un momento de su actuación para homenajear al Pub Ruido Rosa, un mítico pub granadino que se ha visto obligado a cerrar recientemente debido a problemas legales, después de una larga trayectoria en la ciudad en la que acogió cientos de actuaciones. Dónde está el dinero fue la canción escogida para realizar dicho homenaje.

Lleno en su totalidad se encontraba ya la Feria de Muestras de Armilla cuando subieron al escenario los componentes de Miss Caffeina. Fue una actuación en la que continúan presentando su nuevo álbum Detroit y sorprendieron y emocionaron a todo el publico allí presente tanto con temas nuevos como Desierto, Titanes, Ácido o El Rescate, como con grandes clásicos suyos como Hielo T o Venimos. Cerraron su actuación con una explosión de energía arropados con los cánticos de todo el público mientras interpretaban Mira cómo vuelo.

ORBMISS
El último grupo granadino de la noche fueron los míticos Niños Mutantes, que ofrecieron un concierto al nivel del nombre del disco que venían presentando, Diez. La trayectoria de estos mutantes granadinos brilla con luz propia y como no podía ser de otra manera así lo mostraron en su actuación. Menú del día o Pura vida son algunas de las canciones que interpretaron de su último trabajo, que pese a llevar relativamente poco tiempo en el mercado la gente coreaba como si de las canciones antiguas se tratase, así que ni dudas caben de como coreó el publico canciones emblemáticas mutantes como Hermana mía, Te favorece tanto estar callada o Errante. Una actuación para no olvidar, sinceramente espectacular, de lo mejor del festival.

 

ORBNI

Con la noche ya caída de lleno, llegó el turno del Poeta Halley. Love of Lesbian como ya nos tiene acostumbrados ofreció un concierto que fue una delicia para los 5 sentidos. Con un recorrido a través de toda su discografía nos demostraron una vez más la habilidad incombustible que poseen. El público, totalmente maravillado, no dejó de corear en ningún momento todas y cada una de las canciones que interpretaron, desde los más jóvenes hasta los más adultos. Un concierto impecable donde caben destacar las grandes conocidas de la noche como Cuando no me ves, Bajo el volcán, Allí donde solíamos gritar, Belice, John Boy o Toros en la wii.

ORBLOVE

Los encargados de cerrar esta edición del festival En Órbita fueron el mítico grupo conocido en toda la música española, tanto por melómanos como por detractores de la música, Fangoria. Quizás uno de los conciertos más esperados en todo el festival. Rememoraron grande tiempos con canciones como Rey del Glam o Ni tu ni nadie y nos mostraron que aún tienen mucho que enseñar en el futuro con grandes canciones de sus últimos discos como Geometría polisentimental, Disco Sally o Espectacular, canción que define a la perfección su puesta en escena.

ORBFANGORIA

Pero no todo fue positivo en este festival, hubo un gran contra que contrarresta bastante todo lo bueno del festival y con ello me refiero a todo lo relevante al segundo escenario, en el cual todas las actuaciones se solapaban con las del escenario principal. Todos los grupos del segundo escenario carecieron de la afluencia que se merecen ya que era prácticamente imposible cuando el recinto se llenó de gente atravesar toda la Feria de Muestras para llegar a tiempo de ver los conciertos del escenario satélite. Pero estas quejas, no solo las emite un servidor, ya que mucha gente comentaba de lo mismo. Un detalle que esperamos que solucionen para futuras ediciones de este festival con tanto potencial, porque sin duda, lo que hoy algunos consideran “grupos pequeños” serán los grupos que llenen festivales en el futuro, así que hay que darles la importancia que se merecen.

En Órbita se consolida como gran festival

INSTAGRAM