Críticas de discos

Delamina - Amor Gaussiano (2015)

Escrito por Mario García Salado
Categoría: Maquetas, demos y EP´s Creado: Lunes, 05 Marzo 2018 19:41
Visto: 420

Delamina es el nombre del actual proyecto musical sevillano formado por Dani Benítez (voz y guitarra), Pablo Gomariz (guitarra solista), Iván Llamas (bajo) y Abraham Salado (batería).

Comienzan sus andaduras en 2009 bajo el nombre Kenke, en formato de trío acústico. Un año más tarde, y durante los siguientes cuatro, optan por dar un enfoque más rockero a la banda, dejando así el antiguo formato trío y su antiguo nombre para llamarse Bonzoo. En 2015 consolidan la formación actual del grupo y pasan a llamarse (como ya mencioné) Delamina.

Es en 2015 donde ve la luz su primer EP, Amor Gaussiano, grabado en los Estudios el Pelícano bajo la producción de Jesús Chávez, un trabajo conformado por cinco temas musicales, todos ellos de estilos muy dispares pero con un nexo común, todos están arropados bajo la gran fuente de inspiración que fue y es el rock andaluz.

La encargada de abrir este EP, que además da nombre al trabajo, es Amor Gaussiano. Marcada desde el inicio por el uso de una de las múltiples estructuras del rock clásico en la que la introducción del tema comienza con rifts de guitarra fuertes y ausentes de voz, en el nudo aparece por fin la voz y las guitarras optan por recursos rítmicos simples en piano para acabar en el desenlace con los rifts del principio más la voz fuertes, donde culmina la obra. Este recurso se usa en la temática estructural de la letra, planteando en los tiempos pianos la problemática que en este caso es la pared, que representa a todos aquellos problemas y sentimientos que nos frenan, tales como el miedo o el hastío, y acaba con el triunfo apoteósico de la persona sobre los miedos, derribándolos, haciéndolos añicos. Todo ello bañado por la mala suerte siempre presente y el resto de la humanidad, absortos cada uno en sus propias vidas, ajenos a todo mal que no sea el propio.

Orando a un falso ídolo tenemos a Sueños de Nocilla, canción que rasga la cara más pútrida de la sociedad de a pie, esa necesidad intrínseca de hablar con lenguas de cuchilla a las espaldas. La cara B de la sociedad. Gente que por un lado se muestra fría y sonriente, como una fotografía de gente vacía, que son solo apariencia, una fachada que esconde a las peores alimañas de la noche cuando se trata de morder al animal herido.

Continuando la propuesta anterior, y posiblemente como acto resolutorio al problema, llega Reset. Tema más distópico del EP, ya que tanto musicalmente, con los rifts, las distorsiones y los ritmos, como temáticamente es más similar el punk español que al rock. Propone una reformulación de la sociedad, un nuevo inicio de ésta para limpiar toda la sangre podrida que nos corrompe y nos vuelve sumisos, sangre oscurecida con el paso de los años, inmunizada al dolor que sufre a pleno grito la misma sociedad, hasta un punto donde no nos damos, o no queremos darnos, cuenta.

Volaré aparece como un rayo de Sol en el día más nublado, dentro de todo el caos desatado con anterioridad, sin olvidad el punto de partida o lo difíciles que fueron todos los caminos, termina en una conclusión positiva, en la que pese a ser los perros apaleados que somos, llegará el día en que volemos, sin necesidad de nada más que nosotros mismos, un vuelo espiritual. No habrá quien impida que ese día llegue, y entonces todo cambiará. Un agrio pero buen sabor de boca, influenciado musicalmente por el rock andaluz de finales de los años 70.

Pesimista pero real, duro pero necesario, es la mejor forma de resumir la sensación que deja escuchar Amor Gaussiano. No es un EP de fácil compresión a primera pasada, son por ello necesarias varias escuchas profundas de este trabajo, con cada vez, el mensaje transmitido varía, llegando en algún momento al final apoteósico que consigue este grupo sevillano, transmitir un mensaje usando la música como vía de expresión. Toda una obligación escuchar a Delamina, ojalá en un futuro podamos disfrutar de otro trabajo de este joven grupo, a la altura por supuesto de Amor Gaussiano.

INSTAGRAM